Recicla la ropa que ya no usas.

Vertidos de agua sucia con miles de toallitas convierten el río Genil en una gran cloaca

Ciudadanía - IndeGranada - Sábado, 6 de Abril de 2019
Te mostramos un impactante vídeo de cómo aguas residuales plagadas de toallitas se vierten al río estos días a la altura de la Inmaculada y lo llenan de suciedad.
Agua sucia entrando en el río.
IndeGranada
Agua sucia entrando en el río.

Mientras partidos políticos como el PP presentan proyectos para "naturalizar" el río Genil a su paso por la capital y estancar sus aguas para hacer un uso recreativo, con barcas y senderos peatonales, un vídeo recogido por Equo, el partido Verde, y la asociación ecologista Agnaden muestra la realidad del río. Un canal de salida al Genil a la altura del Hospital La Inmaculada vierte aguas residuales plagadas de toallitas y convierten su cauce en una gran cloaca de suciedad. 

"En el canal espantoso que llamamos eufemísticamente Río Genil, a la altura de la Inmaculada, se ve un vertido de aguas residuales claramente sin depurar, repletas de toallitas, de esas que nunca desaparecen, que se van aguas abajo hasta formar un monstruoso tapón en algún sitio que no vemos. Miles de toallitas en poco más de un minuto", explica Equo en el comentario que acompaña al vídeo que ha colgado en sus redes sociales. 

El profesor de Ecología de la Universidad de Granada Manuel Villar, que ha facilitado el vídeo a El Independiente de Granada a través de Agnaden, recuerda, en referencia al proyecto anunciado por el PP, que "volver a represar el río no es renaturalizarlo. En Granada nunca existió, ni podrá existir sin generar problemas de salubridad, una zona de aguas estancadas".

"Mientras tanto -añade Villar- coincidiendo con la llegada de las lluvias, y como si quisiéramos que pasasen desapercibidas, vertimos aguas que parecen fecales e infectadas de miles de toallitas. Sólo cuando el río vuelve a ser la cloaca a la que los granadinos nos asomamos abochornados, decidimos volver a limpiar el cauce como quien desatranca la tubería que arrastra nuestras inmundicias aguas abajo".  

Para Equo Granada Verdes, "hay que comenzar a hablar seriamente de esta cosa que tenemos en la ciudad de Granada y que pretenden vendernos como si fuera un río".