Recicla las pilas
Elecciones Municipales 2019

El PP promete una actuación integral en cuatro tramos del Genil para promover deporte y ocio y "acabar con la losa de hormigón"

Política - IndeGranada - Martes, 2 de Abril de 2019
El proyecto prevé también una actuación en Darro, en el tramo que discurre por el Paseo de los Tristes, para mejorar la estética y la iluminación y en el Monachil, para acabar con mosquitos, malos olores y matorrales.
Sebastián Pérez explicando su proyecto a los periodistas.
PP
Sebastián Pérez explicando su proyecto a los periodistas.

"Durante décadas, la ciudad de Granada ha vivido de espaldas a sus ríos a pesar del interés que despiertan entre la ciudadanía". Así lo ha señalado el PP en una nota de prensa en la que ha informado de las medidas incluidas en el programa electoral para los cauces urbanos de los ríos. 

El PP ha presentado estas propuestas en el embarcadero del río Genil, denunciando su "absoluto estado de abandono". "Además de los grafitis que hay en las paredes de esta infraestructura inaugurada en 1995, la basura y las litronas de cerveza forman parte del lamentable actual ‘decorado’ del embarcadero del río Genil situado junto al Paseo del Salón", ha denunciaado.

"Para hacer una ciudad sostenible y habitable no podemos vivir de espaldas a nuestros ríos", ha apuntado Pérez, quien ha destacado que "el PP, desde la Gran Granada, va a recuperar los ríos para impulsar el esplendor y la magia de una ciudad que por desgracia, en los últimos años, no ha estado en las manos políticas dequién corresponde".

En concreto, según Pérez, el programa electoral el PP va a promover "un ambicioso proyecto para que podamos vivirlos y hacer de Granada, otra vez la ciudad de los ríos".

El proyecto se centra en cuatro tramos del río Genil y prevé actuaciones en el Monachil y el Darro.

Según ha explicado César Díaz, portavoz de la campaña, este proyecto desea "acercar a la gente al río, abrir el cauce y sus riberas a los ciudadanos con un plan de restauración ambiental y paisajística para el uso de peatones y ciclistas”. “Queremos recuperar su naturalidad frente a la actual imagen fría marcada en muchos casos por el cemento".

De esta forma, a juicio de Díaz, "Granada se reconciliará con sus ríos frente a las cloacas y espacios malolientes con proyectos de concurridos parques fluviales".

En concreto, el proyecto del río Genil discurre a lo largo de cuatro tramos. La primera etapa se centra en el entorno del río que discurre entre Puente Verde y Cenes de la Vega. Aquí se propone reordenar el espacio natural y los senderos para lograr "una perfecta convivencia" entre peatones, corredores y ciclistas. Además, actuar sobre la vegetación para mejorar este espacio que cuenta además con varias instalaciones deportivas como el pabellón de Bola de Oro o las máquinas deportivas adyacentes. 

El segundo tramo se centra en la zona de aguas bravas. El objetivo será establecer senderos en ambos márgenes del río para que sea más accesible a los granadinos. También se plantea una regulación de las aguas que permita la práctica de actividades deportivas como el piragüismo. 

El tercer tramo discurre en la zona del embarcadero junto al río Genil. En este punto se plante "una reforma integral" para elevar el caudal del agua que permita ofrecer actividades de ocio con barcas. Además se promoverá la construcción de un quiosco con pérgolas, sombrillas y bancos.

"Renaturalizar" el tramo entre Puente Romano y el Hospital de la Inmaculada

Por último, el cuarto tramo discurre en el tramo de río que va desde el Puente Romano hasta el Hospital de la Inmaculada. "Es de sobra conocida la gran cantidad de problemas por malos olores y mosquitos que sufre esta zona del río donde, mediante compuertas, es común almacenar agua para riego", ha apuntado el PP, que propone "renaturalizar este tramo mediante acequias, replantación de especies propias de este río y la creación de senderos para que los granadinos puedan disfrutar de este enclave mediante accesos peatonales controlados". En caso de aumento del caudal, "las acequias estarán preparadas para asumir esta agua y el río quedará cerrado. Será como integrar la Vega en el casco urbano".

Las actuaciones no solo se centran en el río Genil. En el caso del río Darro a su paso por el Paseo de los Tristes-Carrera del Darro tendrá como punto principal,la reintroducción de especies vegetales propias de la zona así como la instauración de una iluminación "acorde para ganar belleza". Este proyecto, según el PP, será complementario con el que se está desarrollando del Paseo de Romayla que pretende dotar a la zona del Hotel Reúma de un conjunto de senderos peatonales "de gran atractivo" a los pies de la Alhambra.

En el río Monachil a su paso por el Zaidín se llevará a cabo "una auténtica labor de adecentamiento para acabar con el campo de matorrales descontrolados existente y que son un riesgo en caso de incendios". Y se trabajará para "acabar con la suciedad del río y por tanto con los malos olores y los mosquitos sobre todo en  épocas de verano".