Loading
La sentencia estima solo en parte el recurso, al denegar el abono de intereses de demora

La nefasta gestión del PP en TG7 obliga ahora a pagar medio millón de euros por los gastos extra fuera de contrato

Comunicación - IndeGranada - Jueves, 18 de Mayo de 2017
El Juzgado de la Contencioso número 2 da la razón a CBM, la anterior productora que gestionaba la televisión municipal, y obliga al Ayuntamiento de Granada a pagarle las facturas pendientes.
Detalle de la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2.
Indegranada
Detalle de la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2.

Suma y sigue en la lista de pagos extraordinarios derivados de sentencias a los que debe hacer frente el Consistorio, en este caso por la televisión municipal. El Ayuntamiento tendrá que pagar algo más de medio millón de euros a CBM, la anterior productora que gestionaba TG7, por los servicios extraordinarios que se prestaron fuera de contrato.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 ha dictado una sentencia en la que le da en parte la razón a la productora, obligando al Ayuntamiento a abonarle esas facturas pendientes. Lo que rechaza el juzgado es que se deban pagar los más de 100.000 euros que reclamaba CBM por intereses de demora. Así, de los cerca de 700.000 euros iniciales reclamados, la empresa recibirá 548.775, 21 euros.

El conflicto con la anterior productora se originó precisamente al salir a la luz el agujero económico que arrastraba la televisión, una nefasta gestión que intentó atajar en su día el PP relevando al concejal Juan Antonio Fuentes como responsable del servicio y poniendo al frente a Francisco Ledesma. La polémica derivó en el fin del contrato con CBM y, tras un periodo con la televisión funcionando prácticamente 'en servicios mínimos', con los trabajadores despedidos, se adjudicó el nuevo contrato, ya con los socialistas en la Alcaldía, que gestiona en esta nueva etapa Mediapro.

Ese medio millón no figuraba en el contrato con CBM. Sin embargo, la productora reclamó su pago alegando que eran servicios extraordinarios que contaron con el visto bueno de Fuentes. El propio gobierno del PP se negó en su día a abonar esas facturas, una negativa que mantuvo el PSOE al llegar a la Alcaldía. La reclamación por tanto fue desestimada y la empresa acudió a los tribunales.

Según la sentencia adelantada por Onda Cero y a la que ha tenido acceso El Independiente de Granada, procede estimar las cantidades reclamadas por los servicios adicionales pues entre la documentación aportada por la productora figura un informe municipal que "reconoce expresamente" dichos servicios complementarios en el marco de la contratación administrativa dada "la mayor carga de trabajo durante unos meses y su carácter de imprescindibles, resultando en el marco contractual de obligado cumplimiento y cuyos precios son ajustados a mercado, habiendo sido previamente el Ayuntamiento". 

Por tanto, estima esta parte del recurso y anula la resolución municipal que desestimó la reclamación de la productora televisiva. 

Rechaza el pago de intereses de demora

Rechaza sin embargo abonar los intereses de demora. La productora reclamó el pago de 115.594,44 euros. De esa cantidad el Ayuntamiento solo reconoció en su momento el pago de 10.810,84 euros. Así, el juzgado confirma la decisión municipal que solo reconoció los 10.000 euros. 

Contra la sentencia, dictada el 16 de mayo, cabe recurso de apelación, que deberá ser presentado en un plazo de quince días. 

La sentencia llega mientras la Comisión de Control debe decidir si acude o no a la Fiscalía, no solo por los gastos extraordinarios, sino por la gestión de la publicidad. Los ingresos publicitarios llegaron directamente a la productora, en pago adelantado precisamente por servicios extraordinarios, y quedaron fuera del control y fiscalización de la contabilidad municipal. En la Comisión de Control han comparecido el concejal del PP Juan Antonio Fuentes y la exdirectora de la televisión Cristina García. 

Más información: