Descárgate la nueva App de Sierra Nevada

El periodista salmantino Javier Martín, galardonado con el XI Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado

Comunicación - IndeGranada - Sábado, 3 de Marzo de 2018

El jurado del XI Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado, reunido el 2 de marzo de 2018 en el Rectorado de la Universidad de Córdoba, ha decidido tras un intenso debate conceder este galardón al periodista salmantino Javier Martín.

El jurado de esta edición ha estado compuesto por Fernando García Mena, director de Informativos de Canal Sur; Patricia Simón, periodista freelance especializada en Internacional, Derechos Humanos y perspectiva de género; Yolanda Álvarez, reportera del programa En Portada de TVE, ex corresponsal en Oriente Medio; Jorge Bolaños, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Granada; Rosa Aparicio, directora del gabinete de Comunicación de la Universidad de Córdoba, Juan Antonio Anguita Parrado, en representación de la familia Julio Anguita Parrado; y el secretario general del Sindicato de Periodistas de Andalucía, Francisco Terrón, que actúa como secretario, con voz pero sin voto.

Los miembros del jurado valoran la excelencia de la trayectoria de Javier Martín, que lo han convertido en un referente del periodismo (ha cubierto las cinco guerras recientes más dramáticas de Oriente Medio y el norte de África), así como su compromiso con el rigor y la veracidad, su pasión por el oficio y su capacidad de analizar realidades complejas, como lo ha demostrado en sus libros. También se reconoce con este premio el trabajo invisibilizado de los periodistas de las agencias de prensa, según informa el Sindicato de Periodistas de Andalucía..

Javier Martín (Salamanca, 1972) empezó a trabajar en la delegación regional de la Agencia Efe en El Cairo en octubre de 1998, tras tres años ejerciendo de freelance para diversos medios de comunicación españoles y latinoamericanos en Egipto, país al que se había trasladado tras culminar sus estudios de árabe, hebreo y periodismo. Veinte años de trabajo ininterrumpido como corresponsal de primer nivel en Oriente Medio, Irán y el norte de África caracterizados por la solidez de sus informaciones, su conocimiento profundo de la región y la alta calidad literaria de sus textos, tanto en el formato teletipo como en los seis ensayos periodísticos que ha publicado a lo largo de estas dos décadas.

El primero, Hizbulá el brazo armado de Dios (2006) está considerado aún hoy la obra clave en español para entender la complejidad de Líbano; el segundo, Sunníes y chiíes, los dos brazos de Alá (2008), reeditado en 2014, se estudia en las principales universidades del país mientras que el último Estado Islámico, geopolítica del caos (2015), alcanzó su sexta edición el pasado septiembre y se convirtió en libro más vendido en España sobre el tema.

En su currículum, que le ha llevado a cubrir las guerras de Irak (2003), Líbano (2006), Libia (2011 hasta la actualidad), Siria (2012) y Gaza (2014), además de la revolución verde en Irán (2009) y desgracias naturales como el terremoto de Pakistán en 2008, destaca su continua evolución como reportero, siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías, lo que le convertido en uno de los periodistas multimedia más reputados de España. Autor de importantes fotografías que han merecido portadas de periódicos y  forman parte del archivo histórico de la Agencia Efe, referente gráfico mundial, en los últimos años ha sumado su progresivo trabajo audiovisual y su faceta como camarógrafo.

A este respecto, y a modo de ejemplo, destaca la entrevista que en 2017 realizó a Hedi Hammami, la primera hecha a cámara para un medio en español a un antiguo preso de Guantánamo, o la que realizó en 2016 al líder del partido islamista Ennhada, Rachid Ghannuchi. También las imágenes que grabó de las últimas protestas en Túnez, que demuestran su vocación y su convencimiento de que el presente y el futuro del corresponsal es multifuncional, abierto a todo tipo de formatos -vídeo, audio, gráfico, escrito- y a servicios de noticias de toda naturaleza, que debe explotar y manejar con una única condición: la presencia sobre el terreno, el rigor en la información y la solidez de las fuentes, características todas ellas de su trabajo a lo largo de estos últimos veinte años.

Unas características a las que se suma su apuesta decidida por la defensa de los derechos humanos, tanto en sus escritos como en el ángulo de la línea informativa de las delegaciones de la agencia Efe que ha dirigido, en la que los asuntos humanitarios y defensa de los derechos humanos siempre son prioritarios y a los que suele dar gran visibilidad, como ocurrió en su controvertida cobertura de la guerra en Gaza (2014) y demuestra su actual trabajo como delegado en Libia, Túnez y Argelia.

Como agenciero, un tipo de periodista esencial pero casi anónimo, menos reconocido siempre de cara al público, Javier Martín no solo se ha ocupado de cubrir guerras y asuntos políticos en la región, sino también de grandes eventos culturales, económicos y deportivos en la región de Oriente Medio y el norte de África, en los que también ha destacado por su versatilidad, rigor y calidad literaria. Destaca su cobertura de la última Copa de África de Fútbol, celebrada en Gabón en 2017, la copa de Asia de Fútbol (2011) o incluso el mundial de Balonmano celebrado en Egipto en 1998, por entonces todavía como estudiante de árabe, profesor de español y periodista freelance en ese país.

Sus veinte años de corresponsal, que le convierten en uno de los más veteranos en Oriente Medio y el norte de África, incluyen también la fundación en El Cairo del servicio árabe de la Agencia EFE (2006-2008) y la apertura de la primera corresponsalía permanente de la misma agencia en Irán, aún en marcha, y la colaboración regular como analista con diferentes medios de comunicación escritos españoles y extranjeros, televisiones, radios, fundaciones, universidades e instituciones nacionales en el ámbito de la seguridad y la defensa.

Solidez, profesionalidad, constancia, conocimiento, rigor en la información y las fuentes, pasión por el trabajo y una larga, productiva e influyente carrera como corresponsal que creemos merece su reconocimiento.