Descárgate la nueva App de Sierra Nevada
Según el informe del Consejo Audiovisual, son los dos políticos con más tiempo de palabra con rol institucional

Torres Hurtado y Sebastián Pérez acaparan tiempos de palabra en TG7

Comunicación - M.A. - Martes, 30 de Junio de 2015
El alcalde y el presidente de la Diputación fueron el año pasado los dos políticos con más tiempo de palabra en su rol institucional en la televisión municipal de Granada, a la que el Consejo Audiovisual de Andalucía sitúa en el límite de la pluralidad. Este organismo insiste en la necesidad de fijar criterios claros sobre los tiempos que determinan la pluralidad en un medio, tras constatar incumplimientos en su informe relativo a 2014. El Consejo, al que se ha dirigido IU para que intervenga tras los despidos de los trabajadores de TG7, pide a las nuevas corporaciones locales que garanticen ese principio constitucional. También el Sindicato de Periodistas de Andalucía reclama medidas para evitar "la desinformación". Esta semana el gobierno local dará explicaciones a la oposición sobre los despidos, cinco hasta el momento, con los que CCOO cree que se "han vulnerado los derechos fundamentales" de los trabajadores, al haberse formalizado en pleno proceso sindical.
Sebastián Pérez felicita al alcalde tras su investidura en presencia de Juan Antonio Fuentes.
Archivo
Sebastián Pérez felicita al alcalde tras su investidura en presencia de Juan Antonio Fuentes.

El alcalde de Granada, con casi el 11 por ciento, y el presidente de la Diputación, con prácticamente el 8, fueron los dos representantes de instituciones que más tiempo de palabra ocupan mostrando perfil institucional en TGT, la televisión municipal que esta semana se ha colocado en el ojo del huracán tras el despido de cinco trabajadores en medio de un proceso sindical y tras las denuncias sobre las presiones y vejaciones que sufre la plantilla. 

Los ocho primeros situados con ese rol institucional corresponden a cargos del PP, mientras que la delegada de la Junta en Granada, Sandra García, aparece en noveno lugar, con el 3,48 por ciento, seguida por el delegado de Salud, con un 3,20 por ciento.

Así se recoge en el Informe sobre pluralismo político del Consejo Audiovisual de Andalucía correspondiente a 2014, y presentado este mes de junio. En el documento se analizan los informativos de la RTVA las desconexiones de RTVE en Andalucía y las televisiones locales de las capitales andaluzas, entre ellas TGT.

Según ese informe, que se centra en medir los tiempos, al cuantificar la presencia de los representantes políticos que aparecen con un rol institucional José Torres Hurtado ocupó la primera posición, con un 10,76 por ciento del tiempo total de palabra. Por detrás de él se situó Sebastián Pérez en calidad de presidente de la Diputación, con un 7,88.

Por detrás, los concejales Juan García Montero y Juan Antonio Mérida -5,77 y 5,13 por ciento, respectivamente-; el diputado provincial José Torrente -4,29 por ciento-;  y otros tres concejales del PP, Fernando Egea, Telesfora Ruiz y Francisco Ledesma. Tras estos cargos públicos populares, figuran la máxima representante del Gobierno andaluz y el delegado de Salud.

Con el rol de partido destacan Puentedura y Cuenca

El Consejo Audiovisual mide también el tiempo de palabra de los políticos protagonizando un rol de partido. En ese caso es la oposición la que lo lidera. Los portavoces de IU y PSOE son los que más tiempo de palabra tienen con ese perfil de partido, no institucional. El primero, Francisco Puentedura, con un 12,25 por ciento, y el segundo, Francisco Cuenca, con un 9,02 por ciento. Por detrás se sitúa la vicesecretaria general del PP granadino, Marifrán Carazo, con el 4,54 por ciento y la entonces concejal de UPyD, Mayte Olalla. 

Ana Vanessa García del PP (3,83%), Maite Molina, ex edil de IU (3,44%), y José María Rueda, del PSOE (2,96%), son los siguientes. Otros dos políticos del PP siguen la lista de los diez primeros, Sebastián Pérez y Antonio Ayllón, y la secretaria general del PSOE de Granada, Teresa Jiménez, la cierra, con el menor tiempo de palabra, del 2,51%.

Los informes del Consejo Audiovisual de Andalucía no valoran el contenido de los mensajes o si estos tienen sentido y se limitan a medir el tiempo. El Consejo ha elegido la regla de los tres tercios para poner el límite de la pluralidad política: un tercio para el gobierno, un tercio para el partido que lo sustenta y el tercio restante para la oposición. Era la medida seguida por el Consejo Superior del Audiovisual Francés hasta 2009, pero a partir de esa fecha elevó al 50% el tiempo destinado a la oposición para considerar a una televisión plural. 

TGT cumple, según el Consejo andaluz, la regla de los tres tercios. Traducido en el tiempo dedicado a gobierno y oposición, representa que la televisión granadina dedicó el año pasado el 65,6% al equipo de gobierno del Ayuntamiento y al PP, frente al 34,4% de la oposición. 

El propio organismo es consciente de la necesidad de fijar los principios del pluralismo político y dotarse de leyes u otros mecanismos que permitan unos criterios más claros. No parece lógico que esa proporción sea aceptada como plural. Pero, si se compara con las otras televisiones de capitales andaluzas el panorama es aún peor. La de Motril es un ejemplo. En 2014 dedicó el 95,7% del tiempo de palabra al gobierno local del PP y a ese partido y solo el 4,3% restante a la oposición. TeleMotril solo fue superada, en silenciar a la oposición, por la de Fuengirola, con Esperanza Oña aún de alcaldesa y cuyo gobierno acaparó el 97,9% para dejar en el 2,1% a la oposición.

Por ello el pleno del Consejo Audiovisual de Andalucía ha aprobado una resolución en la que alerta del reiterado incumplimiento de la pluralidad política en las televisiones locales (que el informe denomina prestadores locales del servicio audiovisual) e insta a sus responsables a corregir esas prácticas que vulneran un principio constitucional. 

Se dirigen a las nuevas corporaciones pidiéndoles que velen por el pluralismo político. El informe contó con los votos particulares de los tres consejeros nombrados por el PP (Isidro Cuberos, José María Arenzana y Carmen Elías, que consideran que el análisis no ofrece “todas las garantías de fiabilidad”.

Precisamente a este organismo, el Consejo Audiovisual de Andalucía, se ha dirigido IU solicitándole que intervenga, al ser el encargado de velar por la pluralidad informativa y por el uso no partidista de los medios. Lo ha hecho su coordinador provincial, Manuel Morales, quien tachó de "burda maniobra" los despidos en pleno proceso sindical.

La responsabilidad de los poderes locales

En las pasadas elecciones municipales, el Sindicato de Periodistas de Andalucía hizo público un documento con 15 propuestas dirigidas a los partidos políticos para el correcto funcionamiento de los medios públicos locales. Recordaba el sindicato que, auque gobiernos y poder legislativo son los que tienen "mayor responsabilidad", los poderes locales tienen también sus "obligaciones" y "capacidades" para hacer efectivo el derecho a la información y la comunicación, que "pertenece a la ciudadanía". A este respecto añadían que "la desinformación" o "la falta de fiabilidad" en las informaciones "alteran profundamente la calidad de vida en cualquier sociedad democrática". 

Las 15 propuestas se dividían en tres bloques: Medios locales, Contra la precariedad laboral y Calidad democrática y transparencia. En el primer bloque se incide en la necesidad de viabilidad económica y en la de constituir consejos profesionales y de participación que garanticen el pluralismo y el funcionamiento democrático. En el de la precariedad laboral se aboga por sacar plazas de periodistas mediante un sistema de libre concurrencia y con criterios de publicidad, capacidad y mérito, para evitar categorías de contratación "variopintas" y situaciones "surrealistas". En el último bloque abogaban por fomentar las radios libres o comunitarias, gestionadas por asociaciones sin ánimo de lucro, entre otras propuestas.  

Consulta en este elace el documento elaborado por el Sindicato de Periodistas de Andalucía:

Tras el despido de los trabajadores de TG7, el Sindicato su solidaridad y apoyo y ha insistido en la vigencia del documento presentado en las elecciones, en defensa de medios desvinculados del poder político y al servicio de la ciudadanía. 

Mensajes de apoyo y reunión de la comisión

CCOO Granada ha denunciado "la vulneración de los derechos fundamentales" de la plantilla de TG7 desde que los trabajadores anunciaron la intención de celebrar elecciones sindicales para nombrar a un representante sindical que tratara de paliar, "en lo posible", la problemática laboral. Desde que se anunció la intención de promover las elecciones sindicales, la empresa anunció los inminentes despidos de siete personas, justificándolo, agrega el sindicato, en una supuesta previsión de menor carga de trabajo para la siguiente temporada. "Curiosamente, en esa lista de despidos se encontraba la persona que podría convertirse en el delegado sindical por CCOO Granada". Hasta este lunes se han formalizado cinco de los siete despidos, entre ellos el de Isidro Prieto Huete, quien encabeza la lista de las elecciones sindicales por CCOO, según recordó el sindicato, que tiene previsto ofrecer esta mañana una rueda de prensa.

Ayer, la concejala socialista Raquel Ruz se refirió a esta situación mientras reflexionaba sobre los problemas del transporte público en Granada. "Desde que el alcalde tomara posesión el pasado 13 de junio, en esta ciudad no ha pasado nada, salvo el despido a los trabajadores de TG7”, lamentaba mientras pedía una comisión de Movilidad. 
La que sí se celebrará será la comisión de control exigida precisamente por los socialistas. El concejal responsable del servicio de la televisión municipal, Juan Antonio Fuentes, ha convocado una reunión para dar explicaciones tras la polémica por los despidos.