Un verano en el Parque de las Ciencias.
Tras una actuación de oficio de la institución andaluza el pasado abril, cuando se cumplió un año sin trenes

ADIF también ningunea al Defensor del Pueblo de España y no responde sobre el aislamiento ferroviario de Granada

Política - M.A. - Miércoles, 24 de Agosto de 2016
La institución que preside Soledad Becerril tramita una queja, a instancias de la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, por la falta de conexiones por tren. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ha hecho caso omiso a la solicitud de información: lleva casi cuatro meses sin ofrecer respuesta alguna.
La institución que preside Soledad Becerril tramita una queja por el aislamiento y el retraso del AVE a instancias del Defensor Andaluz.
Marea Amarilla
La institución que preside Soledad Becerril tramita una queja por el aislamiento y el retraso del AVE a instancias del Defensor Andaluz.

 

El pasado abril, al cumplirse un año de aislamiento ferroviario de Granada, el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, actuó de oficio para exigir que se aceleraran las obras y reclamar al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) que facilitara la información que inexplicablemente niega a las instituciones y ciudadanía granadinas sobre los plazos para poner fin a esa situación. 

En su iniciativa, de la que informó El Independiente de Granada, el Defensor censuraba esa falta de explicaciones por parte de ADIF y no ocultaba su preocupación por las consecuencias de esa desconexión ferroviaria sobre la economía de una provincia y una ciudad como Granada, eminentemente turísticas. 

Así se lo transmitió al Defensor del Pueblo de España, institución que preside Soledad Becerril, a quien trasladó su actuación, al tratarse de una competencia estatal.

La Defensora del Pueblo admitió a trámite en mayo la queja y, según han informado a El Independiente de Granada fuentes de esa institución, se encuentra en tramitación. 

Pero ADIF, que en estos más de 500 días de aislamiento ferroviario no ha dado explicaciones a las instituciones, a los agentes sociales y a la ciudadanía, tampoco ha respondido, de momento, a ese requerimiento de información. La ley del Defensor del Pueblo establece en su artículo 18 que el plazo para responder a una solicitud de información por una queja es de 15 días. Han pasado casi cuatro meses y ADIF no ha contestado aún.  

La ley del Defensor fija 15 días para dar una respuesta

Así lo desvela el Defensor del Pueblo Andaluz en su página de facebook, red social en la que, tras recordar su actuación, explica: "La Defensora inició las actuaciones oportunas y el 4 de mayo solicitó información al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF). A pesar de que la ley del Defensor establece 15 días para dar una respuesta, cuatro meses después ADIF no ha contestado, lo que se suma a las críticas sobre la falta de transparencia de este organismo que denunciaban los medios de comunicación para que la ciudadanía pueda conocer cuándo van a ser restablecidas las conexiones y en qué fecha, por fin, el AVE llegará a la ciudad de Granada".

Como ya indicaba en su actuación de oficio y después de reiterar su preocupación por el aislamiento, vuelve a recordar sus dudas respecto a la manera en la que se están ejecutando las obras de la Alta Velocidad, en concreto en el tramo de Loja, que también dio lugar en su día a otra queja. Fue, como expone, a raíz de la reinvidicación planteada por vecinos de la localidad, cuestionando la solución para este tramo en el que, a diferencia de las líneas que conectan al resto de ciudades españolas, no contarán con doble vía. "La solución por la que se optó ralentizará para siempre esta conexión en este tramo, por lo que el AVE a Granada será más lento que el de otras ciudades", vuelve a apuntar el Defensor. 

Reciente petición de amparo

Precisamente al Defensor del Pueblo Andaluz se acaba de dirigir la Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía (Agraft) para pedirle amparo ante "el abusivo" aislamiento ferroviario. El colectivo lo hizo público este lunes, poniendo el acento en que Granada no cuenta con un servicio público ferroviario que "garantice al usuario un viaje de calidad y comodidad con un precio razonable. 

El momento de 'alzar la voz', dice Cuenca

El alcalde atiende a los periodistas, este martes. miguel rodríguez

Tampoco ha recibido información el Ayuntamiento de Granada, como confirmó este martes el alcalde, Francisco Cuenca, que sigue llamando a diario a Fomento, ADIF y Renfe, como él mismo admite. Y ello pese a que el propio secretario de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, se comprometió con él, en la reunión que mantuvieron hace dos meses en Granada, a facilitarle detalles sobre la situación de las obras y los plazos que maneja Fomento en quince días. 

A juicio de Cuenca, la situación que padece Granada desde hace más de 500 días roza ya "límites insostenibles" y, según advirtió, "no va a callar". Cree el alcalde que es el momento de "alzar la voz" y de "echarse a la calle", y para ello convocará a la Mesa por el Ferrocarril. Lo hará buscando unidad para reclamar el fin del aislamiento y la llegada del AVE.

El alcalde advierte: 'Granada no va a admitir chantajes'

A preguntas de los periodistas se mostró contundente y dijo que no le valen "excusas" sobre la provisionalidad del Gobierno en funciones, recordando que Fomento sí ha avanzado en otros territorios como Levante o Galicia. Y en esos mismo términos y en respuesta al PP, que había apelado a la necesidad de que se constituyera el nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy para concluir el proyecto de Alta Velocidad, Cuenca afirmó que "Granada no va a admitir chantajes".

En la misma línea se pronunció el PSOE provincial. A través de su diputada por Granada, Elvira Ramón, también acusó al PP de "chantaje", por haber vinculado el fin de los problemas con el AVE a la formación del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. 

Pese a las críticas que llegan no solo de los partidos, sino de una institución como es el Defensor del Pueblo Andaluz, el PP centró su mensaje en responder a la Junta por haberle reprochado al Gobierno el asilamiento. "Cínico" llamó al consejero de Fomento la parlamentaria del PP por Granada Ana Vanesa García, que fue la encargada de recordarle a la Junta "la enorme deuda" que tiene con Granada. 

Información relacionada: