El Ayuntamiento de Granada te informa ante el coronavirus
La negociación entre los dos partidos se centra ahora en quién ocupará el sillón de la Alcaldía y cómo será el gobierno

PP y Cs negocian la Alcaldía de Granada tras rebajar Vox sus exigencias

Política - Redacción El Independiente de Granada - Viernes, 14 de Junio de 2019
La formación de ultraderecha garantiza su apoyo a un gobierno de PP y Ciudadanos, con el alcalde y el reparto de concejalías que decidan estas dos formaciones, sin entrar en el gobierno y a cambio de diez medidas que se resumen en que no haya cargos cargos públicos ni de libre designación imputados, y que un representante de Vox esté en los tribunales para la selección de puestos directivos, incluido el jefe de la Policía Local.

Sebastián Pérez y Luis Salvador, en una imagen de 2017. indegranada

Tras rebajar Vox sus exigencias, que ya no pasan por poner sobre la mesa "ideas y nombres", como había planteado el que ha sido su candidato, Onofre Miralles, PP y Ciudadanos negocian en estas últimas horas previas a la constitución de la nueva corporación la Alcaldía de Granada y el reparto de las Concejalías. 

Ha sido la diputada por Granada de la formación de ultraderecha, Macarena Olona, que forma parte de la comisión negociadora en Madrid, la que ha informado a través de su cuenta de twitter de la posición de Vox y el decálogo de medidas a la que reduce sus exigencias. Será un pacto a la andaluza y Vox dará su apoyo a ese gobierno de derecha.

"Vox no exige sillas públicas y no va a entrar en quién debe ser alcalde, si PP o Cs", ha escrito agregando:" Estamos esperando que ellos se aclaren en el reparto de las sillas para que firmen estas 10 medidas anticorrupción si quieren nuestro apoyo".

Esas diez medidas, que se reproducen a continuación, se resumen en que no haya cargos públicos ni de libre designación imputados, blindaje para el jefe de la Asesoría Jurídica y los funcionarios habilitados nacionales, y que un representante de Vox esté presente en todos los tribunales para la selección de puestos directivos, con procedimientos de libre concurrencia, también para el jefe de la Policía Local. 

Respecto a estas medidas, lo único que exige el partido de ultraderecha es que tanto populares como la formación naranja se comprometan por escrito.

Despejada la duda del apoyo de Vox, que opta por tanto por la vía andaluza y no entrará en el gobierno local y tampoco exigirá, como amagó el propio Miralles, que Sebastián Pérez se aparte, ahora son PP y Ciudadanos los que deben cerrar el nombre el nombre del alcalde y el reparto del poder y las áreas. 

En estas últimas horas el PP local ha cerrado filas en torno a Sebastián Pérez, descartando que se apoyara la posibilidad de que Luis Salvador, candidato de Ciudadanos, ocupara la Alcaldía. Ese apoyo explícito no ha llegado desde el regional.

La negociación, que se lleva sin transparencia, no está siendo fácil. "En el aire", ha sido la expresión utilizada en las últimas declaraciones por Juan Marín, vicepresidente de la Junta y líder de Cs en Andalucía. En la lista de las ciudades negociadas desde Madrid y Sevilla Granada, como le ha ocurrido también a Jaén, ha ido quedando relegada hasta llegar a las horas previas sin despejar quién se hará con el sillón de alcalde. 

Por otra parte, en nada ha quedado la oferta lanzada este viernes por el socialista Francisco Cuenca a Ciudadanos, apelando a su "responsabilidad" para negociar un acuerdo de gobierno estable entre las dos formaciones. 

La anécdota de la jornada la ha dejado María Guardia 'Mariquilla'. La bailaora, que expresó públicamente su apoyo al proyecto de Sebastián Pérez, es la madre de una de las concejalas electas de Cs, Lucía Garrido. Hoy ha dicho en unas declaraciones recogidas por la SER que su hija sería concejala de Cultura. 

Información relacionada: