Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19
Comienzan las declaraciones de los acusados en el juicio por el caso Serrallo

Torres Hurtado: "Ni entiendo ni quería entender" de Urbanismo

Política - M.A. - Lunes, 3 de Febrero de 2020
El que fuera alcalde de Granada se escuda en su desconocimiento de las cuestiones urbanísticas, niega que presionara para aprobar expedientes y marca distancias con el empresario beneficiario del caso Serrallo.
José Torres Hurtado a la salida de La Caleta tras declarar en el juicio del caso Serrallo.
IndeGranada
José Torres Hurtado a la salida de La Caleta tras declarar en el juicio del caso Serrallo.

A las 12.20 horas, tras formularse las cuestiones previas y celebrarse un receso para que el tribunal deliberara sobre la situación en la que queda el Ayuntamiento de Granada, que podría ser expulsado como acusación particular por no haber cumplido los trámites que marca la ley para personarse, ha comenzado a declarar el exalcalde José Torres Hurtado.

Se ha negado a responder a las preguntas de acusaciones y Fiscalía y ha dicho al juez que preside la sala, José María Sánchez, que por recomendación de su abogado solo respondería a las de su defensa y a las del tribunal, ni siquiera a las de los letrados de los otros acusados.

Las preguntas han ido orientadas a demostrar que Torres Hurtado ni tenía conocimiento de la gestión en el área de Urbanismo, alegando que las competencias estaban delegadas en los correspondientes concejales, y que tampoco condicionó la tramitación de expedientes. 

Ha comenzado su declaración recordando, a preguntas de Pablo Luna, su letrado, que tenía sus competencias delegadas en los concejales. "No solo en Urbanismo, sino en todas las concejalías". En el caso de los dos concejales que tuvo durante sus mandatos como responsables de Urbanismo, ha dicho Torres Hurtado que tenía "plena confianza" en ellos, "claro que sí". Fueron Luis Gerardo García-Royo y después Isabel Nieto, el primero comparecerá en este juicio como testigo, la segunda es una de las principales acusadas. Los nombró por su "formación universitaria muy importante y su preparación", ha dicho. 

José Torres Hurtado, sentado junto a Manuel Lorente en la sala de vistas. ep/álex cámara

Sobre si tuvo alguna sospecha de que las cosas no se estaban haciendo bien, ha contestado que "no". Ha aclarado que tenía plenas facultades para poder haber recuperado las competencias y que no lo hizo. Y con un "No", ha respondido a la pregunta sobre si influyó en la tramitación de expedientes. 

Como ya hiciera en sus declaraciones en la fase de instrucción, ha puesto el acento en que no tiene conocimientos en materia de Urbanismo. Un área, ha explicado, con dos partes "muy diferenciadas". Una técnica, la más importante, encargada de las licencias, entre otros aspectos, en la que textualmente ha dicho: "Ni entiendo ni quería entender". 

Y la otra, que él ha denominado "obras municipales" y "todo el tinglao municipal", de la que ha trasladado al tribunal su orgullo por lo hecho. Porque de su gestión hay muestras en la ciudad de "grandes transformaciones". En estas obras municipales lo que hacía es escuchar a las asociaciones de vecinos para ver sus reivindicaciones y darle cuenta a Urbanismo para que lo sacara adelante, preocupándose durante el proceso por la marcha de esos trabajos. 

Preguntas también para justificar la creación de la Gerencia de Urbanismo en 2003, para responder al "gran colapso" que había en el área "como consecuencia del boom de la construcción". De ponerla en marcha, un compromiso de su programa electoral, ha recordado, se encargó García-Royo. Su desmantelamiento vino después derivado, según su declaración, "de la crisis tremenda en la construcción". "No íbamos a tner a funcionarios y responsabilidades.

"Con don Roberto he coincidido en varias reuniones"

Ha querido marcar distancias con el empresario Roberto García Arrabal, asegurando que coincidió con él en "varias reuniones" en la Confederación Granadina de Empresarios y en la Cámara de Comercio, de cuya junta directiva formaba parte.

Ha detallado tres encuentros. El primero en una visita a obras complementarias del Centro Comercial Serrallo, en concreto el arreglo de unas aceras de subida a las Conejeras solicitadas por los vecinos. "Apareció por allí y nos saludamos". Los otros dos llegaron tras llamadas del empresario. "Insistía mucho con mi secretaria, que tenía la orden de preguntar qué quería y de qué asunto se trataba". Según Torres Hurtado, una de esas reuniones fue porque tenía "un problema de UAS". "En aquella fecha me enteré de qué eran las Unidades de Aprovechamiento". A esa reunión le acompañó el edil de Urbanismo, si bien no ha sabido concretar si fue García-Royo o Nieto. La tercera le "sorprendió mucho". Vino acompañado de un arquitecto, en vísperas de las elecciones de 2011, motivo por el que recordaba la fecha, para presentarle un proyecto de un edificio de 20 plantas, en la zona donde se encuentra "el restautrante rotatorio". "Me sorprendió que en plena crisis viniera con un proyecto tan agresivo". La intención de García Arrabal era hacer una presentación conjunta con el Ayuntamiento. "De ninguna manera, les dije. Que lo hicieran ellos para ver la acogida ciudadana. No iba a actuar de manager de aquella presentación", ha concluido.

Sobre el funcionamiento de la Junta de Gobierno Local también ha respondido a preguntas. Ha recordado que se reunían todos los viernes a las 9.00 de la mañana. Que por su indicación, los expedientes llegaban "completos y con todos los informes técnicos". Según ha indicado, dos días antes de las reuniones se exponían en la Secretaría General para que pudiera consultarlos la oposición, cuyos concejales podían asistir a las Juntas de Gobierno. Ha dicho que era habitual de esas reuniones la que fue concejala de IU Lola Ruiz. 

"¿Impuso alguna vez alguna decisión?", le ha preguntado su abogado. "Nunca, ni se me ha ocurrido", ha respondido el exalcalde granadino, que ha agregado que se enteraba más de los asuntos en pleno, porque se generaba debate. No había debate, por contra, en las Juntas de Gobierno. 

También le ha preguntado su abogado si tenía obligación de acudir a esas reuniones. "Conozco a alcaldes de ciudades importantes que no van nunca. Otros se ausentan, también del pleno. Pero me gusta ser cumplidor de mis obligaciones. Claro que podría no haber ido, y lo hubiera presidido el primer teniente de alcalde o el segundo". 

Su relación con el funcionario clave en la denuncia, Jacobo de la Rosa, también ha formado parte del cuestionario preparado con su defensa. "Ninguna". "Igual en 2003, al principio, cuando iba por los departamentos simplemente para enterarme y saludar a los funcionarios". Según el exalcalde, Jacobo de la Rosa "nunca se acercó", ni le envió ningún escrito denunciando la situación.

Ha negado que existiera ningún 'contubernio' y tampoco que hubiera sido consciente de ilicitudes o ilegalidades. "No, rotundamente no". 

Y así ha finalizado su declaración. Sin preguntas por cierto del tribunal.

El juicio se reanuda este martes con la declaración de la que fuera concejala de Urbanismo Isabel Nieto y con la decisión pendiente de resolver, si puede acreditarlo el Consistorio, de la personación del Ayuntamiento. 

En el banquillo de los acusados se sientan, además de Torres Hurtado e Isabel Nieto, Manuel Lorente, el interventor y otros cuatro funcionarios, los exconcejales Francisco Ledesma, Fernando Egea, María Francés, Juan Antonio Fuentes, Telesfora Ruiz, Juan Antonio Mérida, Vicente Aguilera y Juan García Montero, y el empresario Roberto García Arrabal.

Se enjuicia la supuesta construcción irregular de una discoteca, con sala de fiestas y pista de patinaje con bar, en una zona verde junto al Centro Comercial Serrallo Plaza, en la que solo se podría haber creado un parque infantil.

Los delitos que se investigan en este caso: prevaricación urbanística, prevaricación común, malversación de caudales públicos, fraude en la contratación, contra la ordenación del territorio y falsedad en documento oficial. 

Más información: