Un verano en el Parque de las Ciencias.

La DGT instala siete nuevas cámaras en la A-44 y la A-92 que harán imposible librarse de la multa

Ciudadanía - J. M. M. - Viernes, 18 de Septiembre de 2015
Son los llamados 'radares de tramo'. Tráfico dice que su principal objetivo es medir velocidades medias y tiempo de recorrido en un tramo determinado, pero también pueden multar a los que sobrepasen los límites de velocidad. Tres están en la A-44 (a la altura del Cortijo del Aire, en la Circunvalación y sobre el cruce de Iznalloz) y los otros cuatro en la A-92.
Una de las cámaras está en la Circunvalación, justo antes de la Ronda Sur.
Paula V.Martín
Una de las cámaras está en la Circunvalación, justo antes de la Ronda Sur.

La DGT ha instalado siete nuevas cámaras de control de tráfico en las autovías A-44 y A-92. Las cámaras se enmarcan dentro de lo que Tráfico llama Sistema de Medida de Tiempos de Recorrido en Tramo. Se trata de un sistema cuyo objetivo fundamental, según la DGT, es "el conocimiento en tiempo real del tiempo de recorrido de los vehículos que transitan el tramo equipado, buscando de esta forma conocer el comportamiento de la circulación en los tramos donde se encuentra instalado el equipamiento, consiguiendo de esta manera estudiar los niveles de servicio así como buscar alternativas de viaje para los usuarios de la vía".

Sin embargo, estos 'radares de tramo', como también se les denomina, tienen los datos necesarios para multar a los vehículos que soprepasen la velocidad máxima permitida.

El montaje de los equipos, formado por cámaras con foco de infrarrojos para reconocimiento de matrículas, se realiza en los pórticos de señalización de la DGT existentes en la vía, tanto a la entrada del tramo como a la salida del mismo, explica la DGT.

El sistema que se presenta mide tiempos de recorrido en tramo basándose en la lectura automática de matrículas de vehículos mediante técnicas de reconocimiento óptico de caracteres.

Control al principio y al final

Se analizarán en tiempo real y de forma continua todas las imágenes captadas por la cámara. En el punto inicial del tramo se obtendrán los datos de la matricula detectada, punto kilométrico, carril, fecha, hora, minuto y segundo, y se enviará esta información al Centro de Gestión del Tráfico.

De esta forma, Tráfico, quedará identificado y registrado el paso del vehículo por este punto de la vía. En el punto final del tramo, a una distancia conocida y medida con precisión, dice Tráfico, se obtiene una segunda captura con los mismos datos que también es enviada al Centro de Gestión del Tráfico, con lo que se consigue tener documentado el paso de un vehículo por los dos puntos del tramo.

En el Centro de Gestión del Tráfico se procesará la información buscando los pasos de un mismo vehículo por los dos puntos y calculando el tiempo de recorrido del mismo en el tramo, a partir de los tiempos de paso por ambos puntos y de la distancia entre ellos.

También se calculará la velocidad media en el tramo, de esa forma se determinará el nivel congestión de la circulación en esa zona. Tráfico informará al usuario a través de los Paneles de Mensaje Variable instalados en la vía del tiempo de recorrido en ese tramo así como cualquier itinerario alternativo en caso de retenciones o de niveles congestión no deseados.

Ya no bastará con 'quitar el pie'

Hasta ahora, los radares captaban la velocidad de un vehículo en un punto determinado y lo multaban si sobrepasaba la velocidad máxima. Los conductores suelen 'quitar el pie' del acelerador cuando saben que pasan junto a un radar y lo vuelven a pisar tras soprepasarlo.

Pero con este nuevo sistema no podrán hacer eso, ya que calcula la velocidad media del vehículo en ese tramo y si supera la máxima permitida, puede ser sancionado. Es decir, si el tramo en cuestión tiene una velocidad máxima de 100 km/hora y yendo a esa velocidad se tarda cinco minutos en recorrerlo, por ejemplo, todo vehículo que tarde menos de cinco minutos lo habrá recorrido a más de 100 km/hora, por lo que podrá ser sancionado.

Las nuevas cámaras se han instalado en los siguientes puntos de las vías de la provincia de Granada:

A-44:

1. Pk. 96+000 Creciente (a la altura de Iznalloz, en sentido Motril)

2. Pk. 117+650 Creciente (a la altura del Cortijo del Aire, sentido Motril)

3. Pk. 131+500 Creciente (al final de la Circunvalación, justo antes de la bifurcación de la Ronda Sur, sentido Motril)

A-92:

1. Pk. 241+650 Decreciente (a la altura de Albolote-Atarfe, sentido Sevilla)

2. Pk. 250+180 Decreciente (a la altura de la cuesta de Víznar, sentido Sevilla)

3. Pk. 283+200 Decreciente (a la altura de Darro, sentido Sevilla)

4. Pk. 295+090 Decreciente (a la altura de Guadix, sentido Sevilla)

Estas nuevas cámaras se suman a los 44 radares y 21 cámaras que la DGT ya tiene desplegadas por las carreteras de la provincia.