Recicla, para respirar un aire más limpio
La amplitud del yacimiento "supera con creces" las hipótesis iniciales, según los primeros resultados arqueológicos

La nueva excavación constata 'la joya arqueológica' de los Vergeles

Ciudadanía - M.A. - Jueves, 9 de Agosto de 2018
Una vez que concluyan los trabajos arqueológicos en la villa romana de la calle Primavera los expertos determinarán si los restos merecen un proyecto de musealización integrándolos en la futura plaza pública que se construirá en el solar o su traslado, como ya ocurrió en la década de los noventa, al Museo Arqueológico.
Los trabajos de excavación se prolongarán hasta el 16 de agosto.
P.V.M.
Los trabajos de excavación se prolongarán hasta el 16 de agosto.

La intervención arqueológica que se lleva a cabo en la villa romana de la calle Primavera ha certificado la importancia de estos restos y de la amplitud del yacimiento descubierto hace tres décadas y que "supera con creces" las hipótesis iniciales. 

Son los primeros resultados de unos trabajos que comenzaron a principios de julio, como informó El Independiente de Granada, y que concluirán el 16 de agosto, según ha explicado el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid. Su área, con fondos europeos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), tiene prevista la reordenación de este gran espacio público en los Vergeles. Y este estudio arqueológico, que tiene que delimitar la extensión de la villa y con cargo también a esos fondos, es clave para determinar cómo se afrontará esa remodelación urbana. 

De entrada, los resultados ya están asombrando a los técnicos que llevan a cabo la intervención, coordinada por los arqueólogos municipales con la supervisión de la Delegación de Cultura de la Junta y la participación de los alumnos y alumnas del máster de Arqueología de la UGR. No obstante, es prematura determinar si esos restos terminarán integrándose en la plaza, con un proyecto de musealización, o se trasladarán, como ya ocurrió en la década de los noventa, al Museo Arqueológico de Granada, donde se conservan mosaicos con delfines procedentes de esta villa de lujo romana. 

Ha confirmado que la villa romana se extiende por toda la plaza Ilíberis, y pudo llegar a ocupar también zonas que han quedado edificadas en el barrio. También constata "la larga ocupación del yacimiento con uso agrícola desde época altoimperial hasta su abandono definitivo en los inicios de la Edad Moderna". 

Hay dos partes fundamentales en este yacimiento, de un lado la residencial. En esta, la descripción que hacen los técnicos habla de una vivienda de lujo, a la que pertenecen las habitaciones con mosaico documentadas en los noventa. Para poner el énfasis en el tamaño de la vivienda, el informe preliminar recuerda que a la villa están asociados los restos que se encontraron en sondeos a 20 metros de distancia. Esos restos corresponden con una gran habitación, que podría haber estado abierta a un patio delimitado por columnas con base de mármol. Existen también dos grandes derrumbes que proceden de los muros de una habitación que estuvo decorada con pinturas murales. 



Detalle de la excavación arqueológica. 

Respecto a la otra zona, la relacionada con la producción agropecuaria, es "menos rica" en lo material, pero también arroja datos de interés, pues no fue documentada en anteriores trabajos. Entre esos datos destaca la reutilización de material en épocas almohade y nazarí, lo que indica que aún durante la Edad Media este espacio tenía uso agrícola. Han aparecido numerosos restos óseos de fauna, que confirmaría su función como granja, y materiales como pesas de telar, escorias de fundición y restos de fundición. Los arqueólogos apuntan que algunas de las estructuras recuerda a las piletas de decantación de arcilla localizadas en el alfar romano de Cartuja. 

Estos primeros resultados apuntan a que los sondeos efectuados hace 30 años dieron una cronología "muy sesgada" del yacimiento, únicamente de fases tardías de la villa romana, pero el material cerámico y otrs estructuras evidencian que su ocupación fue "bastante más prolongada". 

Igualmente es necesario recordar que en la zona también hay sepulturas, de muy diversas tipologías y entre las que abundan enterramientos con losas de arenisca de gran sencillez. Estas aún no han sido esetudiadas. Pero los arqueólogos ya advierten que será necesario hacerlo porque "la conversión del edificio romano abandonado en necrópolis (y de cantera para la misma) es uno de los momentos antrópicos de mayor interés del yacimiento". 

El concejal Miguel Ángel Fernández Madrid ha garantizado que el Ayuntamiento cuenta con fondos para afrontar excavaciones más exhaustivas si fueran necesarias. Y, aunque ha insistido en que ahora es "prematuro" determinar cómo será la intervención en la plaza, ha destacado que se hará según las conclusiones que determinen los expertos. Es decir, si es conveniente afrontar un proyecto de musealización para integrarlo en el espacio público o trasladar los restos más destacados al Museo Arqueológico.

Más información:

Si te ha interesado esta información, no te pierdas el reportaje de Gabriel Pozo Felguera sobre la importancia de la Granada romana: