Un verano en el Parque de las Ciencias.
Analizamos las claves para que la provincia no pierda el tren

La llegada del AVE a Granada no suple la imprescindible recuperación del tren

E+I+D+i - M.A. - Domingo, 14 de Julio de 2019
La provincia afronta una etapa clave para su futuro ferroviario con la mirada puesta en la conexión al Corredor Mediterráneo y líneas convencionales. De ello depende que el tren sea un verdadero motor económico, de empleo y de cohesión territorial.
La provincia afronta un momento clave para la planificación del futuro ferroviario.
P.V.M.
La provincia afronta un momento clave para la planificación del futuro ferroviario.

La -aún incompleta- Alta Velocidad de Granada suscita opiniones encontradas y diversas, pero en algo sí ha generado unanimidad: la llegada de los trenes AVE hace necesario planificar el futuro ferroviario de la provincia, como ya reclaman algunos colectivos en defensa del tren, empresariado, sindicatos y administraciones.

La conexión al Corredor Mediterráneo, con una imprescindible salida al Levante, y líneas convencionales, a las que no se renuncia, son claves en esa planificación que exige a instituciones, partidos políticos y agentes económicos y sociales sumar fuerzas para que la provincia no pierda el tren como elemento de motor de desarrollo económico, empleo y de cohesión territorial. El AVE era necesario pero no todo es AVE. Si de algo debe servir a la provincia el retraso de dos décadas es para tener lecciones aprendidas y reclamar, con una voz fuerte, las mejores soluciones.

Antonio Campos, presidente de la Asociación Lojeña de Comercio e Industria, es uno de los mayores conocedores de las vicisitudes de la línea de Alta Velocidad granadina y también un referente en la reivindicación de una conexión digna, con la Variante de Loja, ya activada, como eje esencial.

En una conversación con El Independiente de Granada, Campos considera "muy positiva" la puesta en marcha de los trabajos para dotar de doble vía al trazado. Deja claro que la exclusión del tramo de Loja es lógico porque la solución para esos 27 kilómetros es la Variante, al igual que la entrada a Granada -pendiente del soterramiento, también en estudio-. Esta licitación anunciada por Adif es en sus palabras "un paso imprescindible" para que Granada se incorpore al anhelado Corredor Mediterráneo, una autopista ferroviaria para viajeros y mercancías por el Levante, "la salida más favorable" frente a la de Madrid. Pero "quedan muchas cosas pendientes" para conseguirlo. Y de ello depende "un empuje" a la provincia. 

Salida al Corredor por el Norte para que esté mejor comunicado, que crezca y se desarrolle

Pone como ejemplo de la importancia de recuperar la conexión por el Levante el turismo de nieve. "Todo el Levante no tiene otra estación de esquí más cerca", agrega subrayando la necesidad de que ese enlace se haga por el Norte de la provincia de Granada. "Que el Norte esté mejor comunicado, que crezca y se desarrolle", afirma para destacar que la apuesta que defienda la provincia debe ser Guadix y Baza.

Unas comarcas, las citadas por el empresario lojeño, que están reivindicando la vuelta del tren -una línea cerrada hace más de 30 años- como motor de desarrollo y herramienta para combatir la despoblación.

Campos también menciona a Motril para precisar que siempre podrá haber "un ramal a la Costa" e insistir en no descartar otras soluciones, como sacar la mercancía de Motril por carretera, recordando en este punto que la idea de Europa es que los trenes puedan cargarse con camiones, en lugar de contenedores, para agilizar su transporte. 

Aspectos para concretar esa planificación futura entre los que destacan las cercanías. Campos invita a que en este debate se tenga en cuenta la ampliación de las líneas del Metro. Tendría a su juicio una función "más útil que el ferrocarril". Para ciudades intermedias como Loja, confía en que la puesta en marcha de las conexiones con Málaga, Algeciras, Sevilla y Córdoba haga que estas funcionen como "cercanías" en los últimos 50 kilómetros, "para ser competitivos". 

"La Alta Velocidad ya está aquí, aunque no como queremos, pero ya hay tráfico de trenes. Desdoblar las vías ha comenzado -en una fase embrionaria aún- y también la Variante. El tren va a circular por ahí y por ahí tenemos que defender lo mejor posible", resume. 

Vista de Loja desde un tren AVE. indegranada

"El AVE no puede ser solo el que nos comunique", resalta Facua

Mar Solera
, presidenta de Facua Granada, organización que forma parte de la Plataforma Provincial por el Tren, pone el acento, desde el punto de vista de los consumidores, en la exigencia de que "el AVE no sea solo el que nos comunique".

Aun dándole "la bienvenida" al AVE, para el colectivo, las cercanías deben formar parte de ese debate futuro. Unas cercanías -subraya- que favorezcan la comunicación con Loja, Guadix y Baza. "Es un transporte más ecológico", apunta para insistir en que "debemos centrarnos en las cercanías".

La presidenta de Facua se refiere a los precios actuales de la Alta Velocidad y, tras preguntarse si cuando estos sean más reales" la afluencia será similar, recuerda los cuatro años de aislamiento ferroviario que tuvo que afrontar la provincia. Por ello entiende que, como "desagravio", las ofertas deberían prolongarse más.

Desde la perspectiva de la organización de consumidores, insiste en que el AVE debe responder "al funcionamiento que se le tiene que exigir", en aspectos como los horarios. 

CCOO: El "gran defecto" del AVE en Granada es "que no permite la complementariedad

La Alta Velocidad es "el transporte del siglo XXI" y su llegada está bien, pero en Granada "el gran defecto es que no permite la complementariedad". "Imagínese en Madrid un regional que no permitiera la conexión con cercanías. En definitiva, la intermodalidad". Así se manifiesta Miguel Torres, responsable del Sindicato Ferroviario de CCOO y del comité de empresa de Adif. El AVE, agrega, debe complementarse con el tren convencional. En el caso de Granada no hay por ejemplo lanzaderas que salgan de Guadix a una hora que permita, cambiando únicamente de andén, subir al tren AVE. "El déficit [ferroviario] es tan grande que no lo permite. Granada está desprovista de ese beneficio", apunta en declaraciones a El Independiente de Granada.

CCOO defiende un ferrocarril público y social, y en esa reivindicación el tren convencional, las líneas regionales que constituyen una obligación de servicio público no pueden quedar abandonadas. Ahora sus usuarios y usuarias tienen que hacer hasta cuatro transbordos por carretera. Bajar del tren para subir a un autobús que los transporta a otro punto. A ello se suma que Granada no está conectada con el Levante desde que se suprimió el tren nocturno a Barcelona, un servicio que el Congreso instó a recuperar pero que no entra en los planes de Renfe. 

"El tren daría vida", destaca el responsable del Sindicato Ferroviario de CCOO, que pone como ejemplo la Estación de Linares durante los meses de funcionamiento del Talgo a Madrid. "Hacía años que se veía a la Estación de Linares con tanta vida", asegura.

Y cercanías, una opción imprescindible a la hora de hablar de movilidad. Una movilidad que experimentaría un cambio radical si, las próximas relaciones ferroviarias con Málaga o Sevilla, "en buena lógica", tienen parada en Loja. En 18 o 25 minutos se viajaría de Granada a Loja, y el sentido inverso. 

Torres advierte de las inversiones que se están efectuando en la línea Antequera-Granada y asegura temer que, tras ser ejecutadas, "no pase ningún tren". 

Renfe no da fechas de momento para el impulso a esas conexiones regionales, aunque se baraja finales de septiembre.

Las mayores críticas vienen por el terreno laboral. La llegada del AVE, tras cuatro años de aislamiento, se ha materializado con una plantilla "raquítica", por las jubilaciones y por "no saber nada" de las ofertas públicas de empleo. Antes de que los trenes AVE se pusieran en servicio comercial, una jornada habitual podía registrar 20 movimientos -venta de billetes-. En un mes se han vendido 100.000 por distintos canales, el 40 por ciento de ellos en modalidad presencial. Y algunos trenes (bus) a Almería hacen el último tramo sin personal de Renfe, que solo es suficiente para atender los AVE.

Sobre el nulo impacto sobre el empleo también se ha pronunciado recientemente CGT, en esas condiciones la llegada del AVE está "llevando al colapso"  de la Estación de Granada y provocando "la sobrecarga" del personal existente.

Este lunes 15 de julio está convocada una jornada de huelga en Renfe. 

Mientras tanto, la Mesa del AVE reclamada por la Confederación Granadina de Empresarios está pendiente de ponerse en marcha. El cambio de gobierno municipal la dejó con una primera reunión cuajándose. Las instituciones deben ahora reactivarla. Es un primer foro para encarar del futuro, sin olvidar, como bien reivindican colectivos ciudadanos, partidos políticos y sindicatos, que no todo es AVE.