Ven, conoce la provincia de Granada.
Granada mil y una

Subir al Mulhacén, un reto a tu alcance

E+I+D+i - J. M. M. - Miércoles, 17 de Julio de 2019
Coronar la cima más alta de la Península atrae cada vez más visitantes a Sierra Nevada. Te contamos cómo hacerlo en esta nueva propuesta de nuestra sección 'Granada mil y una' para disfrutar de la provincia en verano.
Vista del Mulhacén desde el refugio de la Caldera.
Miguel Ángel Gallego
Vista del Mulhacén desde el refugio de la Caldera.

Las actividades en la montaña están en auge y Granada, con el Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada, es un verdadero paraíso, pues tiene el privilegio de albergar el pico más alto de la Península Ibérica, el Mulhacén, con 3.482 metros, y numerosas cimas que superan los 3.000 metros de altitud, entre ellas el emblemático pico Veleta.

Coronar una gran cima como el Mulhacén y experimentar la sensación de estar en el lugar más alto de la Península se ha convertido en un objetivo turístico, deportivo o personal que cada vez atrae a más visitantes a Sierra Nevada, tanto de diferentes puntos de España como del extranjero.

Subir al Mulhacén no es fácil, pero es una meta alcanzable para cualquier persona en buen estado de salud y unas mínimas condiciones físicas. Ya es habitual ver a familias enteras, con niños y personas mayores, en la cima, aunque nunca hay que olvidar que se trata de alta montaña y que ello requiere tomar una serie de precauciones, calibrar bien las fuerzas y no subestimar sus peligros, que los tiene. 

Para ascender al Mulhacén hay, principalmente, dos opciones. Hacerlo desde las posiciones del Veleta, en las inmediaciones de este emblemático pico, o desde la vertiente sur, en la Alpujarra. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes.

Lanzadera desde la Hoya de la Mora

Si decidimos dirigirnos al Mulhacén por las posiciones del Veleta, podemos coger la lanzadera del Servicio de Interpretación de Altas Cumbres, perteneciente al Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada. Se trata de un microbús que sale desde el Albergue Universitario, en la Hoya de la Mora, a 2.500 metros de altitud, y en una media hora nos deja a unos 3.100 metros, justo debajo del Veleta. 

También podemos salir desde Pradollano y usar los remontes de la estación de Sierra Nevada para subir hasta las inmediaciones de las posiciones del Velenta. El telecabina Al-Andalus nos llevará hasta Borreguiles y allí el telesilla Veleta II nos dejará a unos 2.900 metros de altitud, a una cota algo más baja de donde finaliza el recorrido la lanzadera, por lo que tendremos que andar un poco para alcanzar las posiciones del Veleta. 

Vistas desde las inmediaciones del refugio de la Carihuela. Al fondo se divisa el Mulhacén. fotos: andarines

Desde las posiciones del Veleta seguiremos la pista, antigua carretera que conectaba con la Alpujarra, que a los pocos metros se bifurca en dos: una lleva a la izquierda hacia el Veleta (a 3,3 km está la cima, apenas una hora de subida), y a la derecha bordea el macizo del Veleta y, pasando por el refugio de la Carihuela, nos llevará hasta la base del Mulhacén.

Se trata de un camino, de 9,4 kilómetros, muy asequible, con suaves pendientes de bajada o subida, que nos permitirá contemplar la inmensidad de Sierra Nevada, con sus valles a la derecha -río Veleta, Río Seco- y bellas elevaciones como los Raspones de Río Seco, Crestones de Río Seco (a la izquierda), Loma Pelá o Puntal de la Caldera.

Valle del río Veleta, que nace en la laguna de Aguas Verdes, desde el carril que lleva al Mulhacén. 

Valle de Río Seco, con una de sus lagunas, y detrás los Raspones de Río Seco. 

En la base del Mulhacén dejaremos la pista y atacaremos la subida a la cima a través de un sendero zigzagueante y muy exigente, especialmente en su tramo final. Es la parte más dura del trayecto y requiere paciencia y constancia, ya que se inicia prácticamente a la misma altura en que iniciamos el recorrido, poco más de 3.000 metros, y en menos de 1,5 km ascenderemos 400 metros de desnivel, lo que supone una pendiente cercana al 30%. 

Inicio de la subida al Mulhacén. Al fondo, laguna de la Caldera, Loma Pelá y al fondo, Los Machos y Veleta. 

Reguero de senderistas al inicio de la subida al Mulhacén. 

Esa subida final nos llevará al menos una hora -en función del ritmo del ascenso- pero con la recompensa de poder coronar el pico más alto de la Peninsula. En total, la ruta de 9,4 km supondrá al menos 4 horas, en función del ritmo, y algo menos para la vuelta. 

La cumbre del Mulhacén, con el hito que marca la cima, se llena de gente hasta el punto de que se forman colas para hacerse la foto de rigor. La recompensa son las maravillosas vistas desde la cumbre, como la zona de Siete Lagunas o, sobre estas líneas, la laguna de la Caldera, el Puntal de la Caldera a su derecha y, al fondo, el pico de los Machos y detrás el Veleta. 
Información práctica

Horarios lanzadera Hoya de la Mora:

De lunes a viernes

Subida: 8.00, 9.30, 11.00, 12.30, 15.00, 16.30, 18.00. Bajada: 8.30, 10.00, 11.30, 13.15, 15.45, 17.15, 18.45

Fines de semana:

Subida: 8.00, 9.00, 10.00, 11.00, 12.30, 15.00, 16.30, 18.00. Bajada: 8.30, 9.30, 10.30, 11.30, 13.15, 15.45, 17.15, 18.45.

Precios: 10 euros ida y vuelta, 6 euros solo ida o vuelta. Niños de 4-5 años, 50% de descuento, y niños de 3 o menos años, gratis.

Más información: Telf. 671564407. Mail: siacnorte@reservatuvisita.es

Remontes desde Pradollano:

Horario: A partir de las 9.30 horas. Última bajada: 18.00 horas. 

Precios: 15 euros ida y vuelta. 10 euros para menores entre 6-12 años y 5 euros para mayores de 70 años y menores hasta 5 años.

Más información: Tel: 958 249 100 y http://sierranevada.es/es/verano/remontes/

Por Capileira

La segunda opción es dirigirnos hacia Capileira. En la bella localidad alpujarreña, la más alta de las tres que componen el barranco del Poqueira, el Servicio de Interpretación de Altas Cumbres, vertiente sur, dispone de otro microbús lanzadera que sale frente al Ayuntamiento y que nos dejará en el paraje del Cascajar, a 2.574 metros de altitud.

El carril de la izquierda, junto a la señal, lleva al refugio del Poqueira. Para subir al Mulhacén, al fondo, hay que coger el sendero de la derecha, por donde van los senderistas de la foto.

Desde ahí un carril y posterior sendero a la derecha nos llevará al Mulhacén en un recorrido de 7,3 kilómetros, con una pendiente media del 12,4%. Es un camino más corto que desde las posiciones del Veleta y con una subida más uniforme, puesto que asciende por la loma de Mulhacén y evita el duro ascenso de la opción anterior. En unas 3 horas podemos estar en la cima del Mulhacén.

Cada vez se ve más gente en la cumbre del Mulhacén. 

Información práctica

Horarios lanzadera Capileira:

Subida: 8.30, 11.00, 15.00, 17.30. Bajada: 9:45, 12.15, 16.15, 18.45.

Precios: 13 euros ida y vuelta. 9 euros solo ida o vuelta. Niños de 4-5 años, 50% de descuento, y 3 o menos años, gratis.

Más información: Telf. 671 564 406 y 958 76 30 90. Mail: siacsur@reservatuvisita.es y siac@gmail.com

Consejos:

  • Consultar la meteorología para planificar la ruta. El tiempo en la alta montaña es muy cambiante y, pese a estar despejado, puede haber viento fuerte u otras inclemencias. Se puede visitar la página de Aemet, que informa de las previsiones en Sierra Nevada, o páginas especializadas que dan pronósticos específicos para el Mulhacén, como www.meteoexploration.com o www.mountain-forecast.com
  • Llevar ropa cómoda, pero, aunque en la ciudad estemos a 40º, siempre hay que incluir ropa de abrigo para la alta montaña. Forro polar, cortavientos o incluso guantes.
  • Nada de zapatillas de deporte, mejor botas montaña de caña alta, que protejan los tobillos, aunque también se pueden usar zapatillas de trekking. Muy recomendable usar bastones de senderismo. Facilitan los apoyos tanto en el ascenso como, sobre todo, en el descenso.
  • Llevar agua y comida suficiente. Además de bocadillo, son recomendables fruta y frutos secos u otros alimentos muy energéticos. 
  • No olvidar una buena gorra, preferible con protección atrás para el cuello, o sombrero amplio. Y crema solar de alta protección. 
  • Si puedes, sube al Mulhacén un día entre semana. Los fines de semana se acumula mucha gente en la subida y en la cima, lo que ocasiona un mayor impacto ambiental y masificación de la cumbre.  
  • No dejar tirado ningún tipo de residuo. Ni siquiera restos de alimentos aunque sean biodegradables. La montaña hay que dejarla tal y como la encontramos. 

 

Granada mil y una es una sección patrocinada por:

 


Por si te perdiste las anteriores propuestas: