Ven, conoce la provincia de Granada.

"Tan importante como reactivar la economía es recuperar el Estado del Bienestar", dice UGT

E+I+D+i - IndeGranada - Martes, 4 de Agosto de 2020

Ante los datos hechos públicos por el SEPE, relativos a nuestra provincia, con 2.012 parados menos en Granada, Juan Francisco Martín, secretario general de UGT Granada, opina que los datos de este mes  son buenos en cuanto al descenso mensual del desempleo, debido a la temporada veraniega, pero destaca que en lo referente a las contrataciones hay más de 90.000 contratos menos este año que a estas mismas alturas del año pasado, y 10.000 menos que en julio de 2019, lo que  permiten observar con toda su magnitud el impacto de la pandemia COVID-19 sobre el mercado de trabajo granadino. La dramática situación por la que atraviesa nuestro mercado laboral no puede permitirse en lujo de ver cómo se destruye empleo a pesar de la prolongación de los ERTEs, dice el sindicato.

El coronavirus, apunta el representante de UGT, ha provocado un desplome económico sin precedentes, ante el que se han implantado toda una serie de medidas dirigidas a intentar salvaguardar el tejido empresarial, mantener los puestos de trabajo y asegurar las rentas de, sobre todo, los más desprotegidos a fin de paliar el impacto social de la crisis. Lo efectivo de todas estas medidas, comenta el ugetista, suponen una pista irrefutable de cuál debe ser el camino a seguir.

Tan importante como reactivar la economía, considera Martín (UGT), es recuperar el proyecto de Estado del Bienestar porque, cuando toda esta crisis pase, solo un modelo de desarrollo que mejore la calidad de vida del conjunto de la ciudadanía generará un ciclo de crecimiento económico sostenible en el tiempo.

Por eso, el secretario general de UGT Granada aboga por un proceso de reconstrucción sociolaboral que pase por el desarrollo de un nuevo modelo productivo, laboral y social que conjugue la dinamización económica por la vía de la productividad, la competitividad, la investigación y la innovación,  y la generación de empleos de calidad, con retribuciones salariales suficientes y unas condiciones de trabajo dignas.

A su juicio,  hay que construir un marco de relaciones laborales que ofrezca estabilidad para, de manera estratégica, ser capaz de profundizar en la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores, al tiempo que sirva para encauzar, de manera sostenible y perdurable en el tiempo, el proceso de recuperación económica y de adaptación a la nueva normalidad.  Y ello pasa, ineludiblemente, por derogar las dos últimas reformas laborales, acabar con el abuso en la contratación temporal, erradicar el modelo actual de subcontratación, racionalizar los horarios de trabajo haciendo posible una conciliación real, luchar contra todo tipo de discriminación en el ámbito laboral, y perseguir y sancionar adecuadamente todas las modalidades de fraude laboral, ha concluido.