Ven, conoce la provincia de Granada.
Granada Mil y Una

Villa romana de Salar, un viaje en el tiempo

E+I+D+i - J. M. M. - Jueves, 25 de Julio de 2019
La localidad de Salar, en el Poniente granadino, alberga uno de los tesoros arqueológicos de Andalucía, una villa romana de gran valor arquitectónico, artístico y decorativo, a punto de ser declarada Bien de Interés Cultural. Una nueva propuesta que te ofrecemos en nuestra sección 'Granada mil y una' para disfrutar la provincia en verano.
Cada vez más público visita la Villa romana de Salar.
Perfil Facebook Villa romana Salar
Cada vez más público visita la Villa romana de Salar.

Granada tiene un gran pasado romano, con un gran exponente en la Villa de los Mondragones, en la capital. Pero la provincia también alberga un tesoro romano por descubrir. Se trata de la Villa romana de Salar, en el Poniente granadino, un yacimiento de incalculable valor, de gran riqueza artística y arquitectónica, que esconde una lujosa construcción con ricos mosaicos y materiales que probablemente perteneció a un rico comerciante o cargo público de la época, entre los siglos I y III de nuestra era. 

La Villa Romana de Salar, a punto de ser declarada Bien de Interés Cultural, fue descubierta alrededor de 2006 durante los trabajos para construir una estación depuradora de aguas residuales. Está situada en el margen derecho de la carretera que conecta la A-92 con Salar, en el paraje Revuelta del Enciso. 

Localización de la Villa romana de Salar. google maps

Para visitarla la mejor opción es aprovechar las visitas guiadas que ofrece el Ayuntamiento de Salar. En verano son de miércoles a domingo, en dos pases, a las 10.00 y a las 11.30 horas. La visita empieza en el Centro de Interpretación, en el Ayuntamiento. Allí los visitantes recibirán explicaciones de lo que van a ver en la villa, con un vídeo explicativo que recrea cómo era la construcción en su época. 

Así, el posterior recorrido guiado por el yacimiento se convertirá en un viaje al pasado en el que el visitante podrá evocar cómo era la villa romana y la vida en su interior. 

Información y contacto para reservas:

Los restos de la Villa romana han ido apareciendo a través de varias sesiones de excavación y continúan hoy día para conocer la verdadera entidad del yacimiento y confirmar la importancia que tuvo esta zona de la provincia Bética y la villa de Salar en el período altoimperial, durante los siglos I al III d.c.

De hecho, del 5 al 30 de agosto hay prevista un nuevo periodo de excavaciones arqueológicas, de lunes a viernes, que también podrán ser visitadas por el público y presenciar los trabajos in situ durante el recorrido por la villa romana. Las excavaciones contarán con voluntarios que, durante un día, podrán sentirse como verdaderos arqueólogos.  

Excavaciones en la Villa romana de Salar. jmg/junta andalucía

Estas son algunas de las estancias y elementos de interés que podemos encontrar en la Villa romana de Salar: 

Peristilo. Las intervenciones arqueológicas han dejado al descubierto parte del peristilo de la villa (galería de columnas que rodean el edificio), coronado por un triclinio (comedor principal), que cuenta con un original ninfeo en la cabecera, conectado con un estanque en U que rodea buena parte del triclinio. Fotos: villaromanasalar.com
Ninfeo. Es un santuario o monumento consagrado a las ninfas y a las fuentes. Originariamente los ninfeos fueron grutas naturales, consideradas como hogar de las ninfas. Posteriormente, en época helenística y romana estas grutas se crean artificialmente intentando recrear dicho ambiente original mediante construcciones de forma rectangular, circular o elíptica, a menudo con ábside final, con nichos y provisto de columnas, con la intención de crear un efecto escenográfico.
Triclinio. Comedor principal de la casa estaba, pavimentado por un mosaico polícromo de carácter geométrico, mientras que los zócalos aparecen revestidos de placas marmóreas y opus sectile, técnica romana que consiste en pavimentar o cubrir zócalos y paredes con o incrustaciones de mármol, formando composiciones fundamentalmente de tipo geométrico. En el triclinio es donde se produjo el mayor destrozo al excavar la zanja para construir la estación depuradora. Al tratarse de una composición geométrica totalmente simétrica ha podido reconstruirse a excepción de un pequeño porcentaje correspondiente al medallón central.
Ambulacro. Es una sala que estuvo cubierta y que comunica el peristilo con el triclinio mediante un escalón de mármol. Tiene pavimento de mosaico mientras que las paredes están decoradas con pinturas al fresco.

A medida que se han ido realizando excavaciones ha ido creciendo el valor y la importancia de los restos encontrados, con el descubrimiento de nuevos mosaicos muy bien conservados y peculiaridades en su arquitectura. Según explicó en su día a Europa Press el director de la excavaciones e investigador de la UGR Julio Román, las últimas actuaciones evidencian y confirman la riqueza y el potencial de esta Villa: "Se confirma claramente que estamos ante una villa de mucha riqueza, de una excepcional arquitectura y por supuesto una excepcional decoración artística", asevera el experto. 

Uno de los mosaicos sobre caza excelentemente conservados. villa romana salar

Una de las joyas encontradas es la Venus Púdica, tercera escultura encontrada en la villa, durante la campaña de excavaciones del verano pasado. De 60 centímetros labrada mármol blanco, está excelentemente conservada y hay pocas reproducciones de ese tipo en el mundo. Fue localizada en el ninfeo y está expuesta en el Centro de Interpretación del municipio a la espera de que sea restaurada, probablemente por técnicos de la Universidad de Granada.

Venus Púdica encontrada el verano pasado. ayto. salar

La Venus Púdica se une a otras dos esculturas, dos ninfas aparecidas anteriormente, que se muestran también en el Centro de Interpretación. Las labores de restauración de la venus pasarían principalmente por una limpieza de la escultura, que está en buen estado, y pegarle un brazo despegado, antes de colocarla en el pedestal correspondiente.

Los mosaicos, las esculturas y la arquitectura de la propia villa han llevado a los expertos a sorprenderse con los resultados de las excavaciones y creen que se trataba de un edificio "peculiar". Los investigadores creen que esta villa posee una "riqueza excepcional y decoración artística": "Las expectativa se han superado", asegura.

Visita con piscina y almuerzo. Otra opción de visita muy recomendable ahora en verano es unir el recorrido por la Villa romana con un refrescante baño en la pisicina municipal de Salar y almorzar en el Mesón Atila o en la propia piscina. 

 

Granada mil y una es una sección patrocinada por:



Por si te perdiste las anteriores propuestas: