Un verano en el Parque de las Ciencias.
Es la única provincia andaluza donde la representación del Gobierno no recae en alguien alineado con Pedro Sánchez

El ‘sanchismo’ pierde en Granada

Política - Juan I. Pérez - Domingo, 1 de Julio de 2018
Granada, la provincia andaluza donde los seguidores de Pedro Sánchez más dificultades tuvieron para hacerse escuchar, es la única de Andalucía en la que la representación del Gobierno socialista no recae en alguien alineado desde el inicio con el actual presidente del Ejecutivo y secretario general del PSOE; ni siquiera con un perfil neutral sino, por el contrario, claramente defensora de su contrincante en las últimas primarias de ese partido, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Te ofrecemos un análisis que desvela las claves internas que lo explican y que no leerás en ningún otro medio.

Pedro Sánchez, arropado por simpatizantes en uno de sus mítines en Granada. IndeGranada

La designación de Inmaculada López Calahorro como subdelega del Gobierno en Granada causó asombro entre las filas socialistas y fue acogida con desconcierto por el sector del PSOE que en la provincia apoyó desde el inicio a Pedro Sánchez, cuando se hicieron público los nombramientos de la representación del Ejecutivo en el resto de provincias andaluzas.

Para el 'heroico' sector socialista que apoyó en la provincia a Pedro Sánchez, el desconcierto de la designación de Inmaculada López Calahorro, guarda relación con que además de posicionarse claramente con Susana Díaz en las últimas primarias, dirigió duras críticas a Pedro Sánchez, cuando, entonces, era solo una militante sin cargo público

Sin cuestionar en ningún momento la capacidad para desempeñar el cargo de subdelegada del Gobierno, el asombro mayoritario se justificaba en que Inmaculada López Calahorro había sido nombrada apenas hace mes y medio como directora del Patronato Federico García Lorca, dependiente de la Diputación de Granada, un puesto al que aspiró la doctora en Filología Clásica por la Universidad de Granada y Premio Extraordinario de Licenciatura, funcionaria de carrera como Profesora de Latín y Griego de Educación Secundaria desde 1996 y especialista reconocida en Albert Camus, Alejo Carpentier, Francisco Ayala o Gabriel García Márquez.

Para el heroico sector socialista que apoyó en la provincia granadina a Pedro Sánchez en su dura carrera para alcanzar la secretaría general del PSOE, el desconcierto de la designación de la que fue diputada provincial de Cultura entre 2003 y2007, jefa de servicio de Ordenación Educativa de la Delegación territorial de Educación de Granada (2008-2009) y directora general de Museos de la Junta de Andalucía (2010-2011), guarda relación con que además de posicionarse claramente con Susana Díaz en las últimas primarias de hace algo más de un año, en una legítima decisión, dirigió duras críticas a Pedro Sánchez, cuando, entonces, era solo una militante sin cargo público.

En su cerrada defensa de Susana Díaz en la campaña de las primarias en las que se impuso Pedro Sánchez por el amplio apoyo de la militancia, la actual subdelegada del Gobierno llegó a acusar al ahora presidente del Ejecutivo de “victimismo” y a preguntarse “quién le va a votar si fuera secretario general (del PSOE)”, puesto que la “gente –añadió- le ha dicho no dos veces”, según escribió en su perfil de Facebook.

Después de que el sector crítico encabezado por los socialistas andaluces tumbaran a Pedro Sánchez en aquel bochornoso comité federal del 1 de octubre de 2016, las últimas primarias en las que también concurrió Patxi López, se convirtieron en una dura batalla en Andalucía, por la dificultad de los sanchistas en abrirse camino, ante el abrumador poder del aparato socialista andaluz, que puso en marcha toda la maquinaria para tratar de aupar a la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A. Aquella encarnizada contienda se jugó también en las redes sociales –como casi todo- con muchos posicionamientos exacerbados, borrados por muchas y muchos tras prosperar la moción de censura que convirtió a Pedro Sánchez en presidente del Gobierno.

El desconcierto entre los sanchistas de Granada aumentó al difundirse el resto de subdelegadas y subdelegados del Gobierno en las otras provincias andaluzas, donde, todas y todos ellos se significaron en su apoyo a Pedro Sánchez -y en algún caso, al menos, mostraron apariencia de neutralidad-

El desconcierto entre los sanchistas de Granada aumentó al difundirse el resto de subdelegadas y subdelegados del Gobierno en las otras provincias andaluzas, donde, todas y todos ellos se significaron en su apoyo a Pedro Sánchez -y en algún caso, al menos, mostraron apariencia de neutralidad-: Manuel de la Fuente Arias, en Almería; José Antonio Pacheco Calvo, en Cádiz; Rafaela Valenzuela, en Córdoba; Manuela Parralo Marcos, en Huelva; María Gámez Gámez, en Málaga; Catalina Madueño Magdaleno, en Jaén y Carlos Toscano Sánchez, en Sevilla.

En todas ellas, menos en Granada, se siguió el ejemplo del nombramiento como delegado del Gobierno en Andalucía, de Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, la cabeza visible de Pedro Sánchez en la Andalucía de Susana Díaz. ¿Quién mejor que un defensor o defensora del ideario de Pedro Sánchez para impulsar y defender al nuevo ejecutivo socialista? 

Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, a la izquierda, junto a Pedro Sánchez, en Granada durante las primarias. P.V.M.

Granada, la excepción en Andalucía

De entre todas las provincias andaluzas, solo en Granada la representante del Gobierno nunca fue de la cuerda de Pedro Sánchez.

Diferentes fuentes consultadas atribuyen la responsabilidad del nombramiento a José Antonio Rodríguez Salas, alcalde de Jun y único granadino en la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE al ser el principal negociador por encargo del 'sanchismo' con la dirección provincial del partido

Diferentes fuentes consultadas atribuyen la responsabilidad del nombramiento a José Antonio Rodríguez Salas, alcalde de Jun y único granadino en la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, como secretario ejecutivo de Dinamización de Agrupaciones Locales, al ser el principal negociador por encargo del sanchismo con la dirección provincial de este partido.

Antes de la irrupción de José Antonio Rodríguez Salas como representante del sanchismo para elegir a la persona que ocupara el preciado cargo, la dirección provincial del PSOE dio inicialmente por perdida la batalla para influir en la elección del representante del Gobierno, dada la hostilidad demostrada, como en el resto de provincias andaluzas, hacia Pedro Sánchez en su cerrado apoyo a Susana Díaz, una sensación que se acrecentó cuando el Consejo de Ministras y Ministros confirmó lo esperado (y lógico): Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, delegado del Gobierno en Andalucía.

La subdelegada del Gobierno en Granada cuando fue nombrada directora del Patronato Provincial Federico García Lorca. J.GROSSO/DIPGRa

A pesar de todo ello, para el puesto se postularon internamente varias candidatas y candidatos de la línea oficial andaluza, algunos, sin saber siquiera que ser subdelegado o subdelegada del Gobierno exigía ser funcionarios de carrera del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades Locales, pertenecientes a Cuerpos o Escalas clasificados como Subgrupo A1.

El primer descarte se produjo cuando en los primeros momentos se trasladó que para Granada el sanchismo quería a la primera mujer al frente de la Subdelegación del Gobierno.

Sede de la Subdelegación del Gobierno que será ocupada por Inmaculada López Calahorro. P.V.M.

Pero dentro de la propia corriente oficial, el nombramiento de Inmaculada López Calahorro,deja un sabor amargo por la sensación que refleja de que en el PSOE de Granada no hay suficientes personas cualificadas, dado que ocupará el despacho del palacete de la Gran Vía tras dejar vacante la dirección del Patronato Lorca de la Diputación, poco después de convertirse en la primera mujer en desempeñar este puesto de gran relevancia

Mientras en las otras provincias andaluzas se impusieron nombres, con escaso margen en la mayoría de ellas para pactar con las direcciones provinciales socialistas, en Granada se entabló una negociación que concluyó con la propuesta consensuada de Inmaculada López Calahorro.

La dirección provincial socialista pasó de no tener posibilidad alguna de al menos influir a ser la única de entre todas las de Andalucía que vence al sanchismo.

Pero dentro de la propia corriente oficial, el nombramiento de Inmaculada López Calahorro, según otras fuentes consultadas, deja un sabor amargo, más allá del triunfo de Susana Díaz, al coincidir en referirse a la sensación de que en el PSOE de Granada no hay suficientes personas cualificadas, dado que ocupará el despacho del palacete de la Gran Vía tras dejar vacante la dirección del Patronato Lorca de la Diputación, poco después de convertirse en la primera mujer en desempeñar este puesto de gran relevancia.

Quedan pendientes los nombramientos de los organismos del Gobierno en la provincia, donde se mantendrán las tensiones, nada comparable con lo que se avecina en el PSOE –como en el resto de partidos- con la elección de las listas para las próximas elecciones. Y puede que la primera sea ya para el otoño, las autonómicas, puesto que cada vez cobra más fuerza la posibilidad de que Susana Díaz las convoque para el 28 de octubre. Todo un reto para comprobar la solidez de la unión interna en el PSOE.

De momento, el representante y defensor del sanchismo en Granada, el controvertido alcalde de Jun, ha metido un gol en propia meta y por toda la escuadra. En la portería de Pedro Sánchez.