Un verano en el Parque de las Ciencias.
En el arranque del curso político, en un acto en Órgiva, el presidente del PP granadino rompe su silencio

Sebastián Pérez romperá el gobierno de Granada si Luis Salvador no garantiza ahora que le cederá la Alcaldía en dos años

Política - Redacción El Independiente de Granada - Jueves, 22 de Agosto de 2019
"Cuando se da la palabra se cumple", advierte el presidente del PP al alcalde de la capital y socio de gobierno, al que reclama un pronunciamiento "claro y directo" o, de lo contrario, dejará de contar con su apoyo y los populares pasarán a la oposición.
Sebastián Pérez, arropado por cargos públicos de su partido, durante su intervención en el acto de Órgiva.
PP
Sebastián Pérez, arropado por cargos públicos de su partido, durante su intervención en el acto de Órgiva.

El presidente del PP de Granada y primer teniente de alcalde de la capital, Sebastián Pérez, ha roto su silencio de los dos últimos meses para exigir a Luis Salvador, a quien convirtió en alcalde con sus votos, que le garantice ahora, con un pronunciamiento "claro y directo", que dentro de dos años le cederá la Alcaldía. De lo contrario, Ciudadanos perderá su apoyo y el PP pasará a la oposición. 

Lo ha dicho sin rodeos y con palabras muy duras hacia Ciudadanos durante su intervención en el acto con el que el PP de Granada arranca el curso político. Como viene siendo habitual, ese acto se ha celebrado en Órgiva, con la asistencia de Toni Martín, vicesecretario general del PP andaluz, y la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, entre otros muchos cargos públicos -entre ellos los concejales de la capital o el diputado Carlos Rojas-.

Una vez que Luis Salvador se convirtió en alcalde con los 4 votos de su formación, los 7 del PP y los tres de los concejales de Vox, ha negado -respaldado por dirigentes de Ciudadanos- que el compromiso adquirido con los populares recogiera esa alternancia en la Alcaldía. Eso retrasó la formación de gobierno, con un PP granadino presionando para que Salvador admitiera en público que solo estaría dos años al frente de la ciudad. Pero las presiones de las direcciones andaluza y nacional del PP acabaron por forzar a la de Granada a cerrar el reparto de los sillones, que se concretó con la promesa de una Vicealcaldía para Sebastián Pérez. Todo ello sin olvidar que Salvador tampoco dio entrada a Vox, pese a que fueron claves en la votación para convertirle en alcalde y a que el partido de ultraderecha también aseguró que tenía otro compromiso por parte de Cs. Vox ha llegado a insinuar su predisposición a una moción de censura, que difícilmente podría prosperar pues requiere mayoría absoluta y sería imprescindible el apoyo de una fuerza de izquierda -PSOE o Podemos-IU-.

Desde entonces, Sebastián Pérez ha estado fuera de la primera línea política, salvo con algún comunicado irrelevante y escasos mensajes en redes sociales -de vacaciones en Roma y otro con elogios a la orden de San Juan de Dios-. Este jueves por la noche, en la Alpujarra, en un acto ya tradicional, aunque esta vez sin pesos pesados del partido -en ediciones anteriores participaron Juan Manuel Moreno y ministros de Gobiernos populares-, ha advertido a Luis Salvador que del PP "nadie se burla ni se mofa".

"Mi mano derecha la estreché con el secretario general de Ciudadanos y llegamos al acuerdo, una hora antel del pleno, que dos años para Ciudadanos y dos años para el PP"

"Me habéis preguntado muchas veces qué pasó la noche del 14 al 15 de junio", ha dicho Sebastián Pérez para enfatizar que esa noche el gobierno se cerró para el PP, pero que en la mañana del sábado 15, "se nos pidió, tal y como estaba la situación en Granada y en otros sitios, generosidad y se nos pidió quitar el gobierno al PSOE". "Y tuvimos nobleza y generosidad", ha apuntado para proseguir: "Mi mano derecha la estreché con el secretario general de Ciudadanos y llegamos al acuerdo, una hora antes del pleno, a las 11 horas, que dos años para Ciudadanos y dos años para el PP". 

"Nos ha costado mucho trabajo explicarlo", ha admitido durante la intervención, en la que ha recordado que nadie se ha planteado que en Madrid, que ha puesto como ejemplo, Martínez Almeida (PP) no fuese el alcalde o el presidente de la comunidad fuese Ignacio Aguado (Cs) y no Isabel Díaz Ayuso (PP). Porque el PP, como en Granada, ha argumentado, tiene más votos que ciudadanos. Pero a pesar de todo, ha recordado, el PP granadino "antepuso Granada a las siglas" para permitir "un gobierno del cambio".

Y en este punto le ha exigido a Luis Salvador que aclare si va a cumplir con la palabra que le dio al estrecharle la mano. "Creemos en la palabra del secretario general de Ciudadanos, en la palabra del alcalde, pero queremos una contestación clara y directa. Un posicionamiento sin titubeos", ha dicho para cerrar esa petición aclarando que lo que no va a aceptar es un "laissez faire, laissez passer" -dejar hacer, dejar pasar-.

"Hemos sido pacientes, pero no estamos dispuestos a ir de comparsa de nadie ni asumir el marrón de estar 18 horas al día moviendo el árbol para que otros recojan las nueces"

"Hemos sido pacientes y prudentes, pero no estamos dispuestos a ir de comparsa de nada ni de nadie, ni el marrón de estar 18 horas al día moviendo el árbol para que otros recojan las nueces. No puede pretender alguien con tres concejales ser alcalde cuatro años", ha dicho el presidente del PP granadino mientras iba elevando el tono y la dureza de su mensaje al alcalde de Ciudadanos, al que ha exigido "un pronunciamiento claro, directo y sin ambages". De lo contrario, ha añadido, el PP se irá a la oposición: "Más vale honra sin barco que barco sin honra". Y "si tan buenos son, que gobiernen con tres concejales", ha rematado.

El PP tiene "palabra, dignidad y compromiso, ni se compra ni se vende", ha subrayado añadiendo después que no lo reivindicaba para Sebastián Pérez ni para su equipo, sino por los 26.000 votos logrados por su partido. 

Ha sido sorprendente también que durante su intervención tuviera reproches hacia los tres últimos presidentes nacionales del PP, porque nunca ha habido críticas desde la dirección provincial. Aunque ha mostrado su "respeto, cariño y admiración" hacia ellos, ha asegurado que tomaron decisiones que fueron estratégicamente "erróneas" para Granada. No ha especificado qué decisiones fueron y se entiende que se refería a Aznar, Rajoy y Casado.

Acompañando a Sebastián Pérez ha estado, como se ha indicado, Toni Martín. En el acto de Órgiva se ha recordado especialmente a Francisco Tarifa, recientemente fallecido y para el que ha tenido palabras emotivas, y también se ha celebrado que Juan Manuel Moreno sea presidente de la Junta y que Órgiva, donde tradicionalmente los populares vienen arrancando el curso político, tenga este año un alcalde popular, Raúl Orellana. 

Esta advertencia del presidente provincial del PP a Luis Salvador llega con el alcalde en sus últimos días de vacaciones, que fijó del 5 al 25 de agosto. En este último tramo de su descanso es el teniente de alcalde de Ciudadanos Manuel Olivares el que ejerce -según lo que estaba previsto en el Decreto firmado por Salvador- como alcalde en funciones.