No tienes excusa: recicla
Los municipios se movilizan y reclaman soluciones

Al menos un cuarto de la población de la provincia sufre cortes de luz

Ciudadanía - M.A. - Domingo, 17 de Febrero de 2019
Los datos evidencian la necesidad de que Endesa invierta en la red de suministro y de que las administraciones tomen cartas en el asunto para poner fin a un problema que afecta a un derecho básico y que en zonas como el Distrito Norte de la capital se ha tornado en desesperación.
Al menos un cuarto de la población de la provincia sufre cortes de luz.
P.V.M.
Al menos un cuarto de la población de la provincia sufre cortes de luz.

Al menos el 25 por ciento de la población de la provincia ha sufrido cortes de luz en los últimos tres años. Algunos de esos cortes son continuos, como ocurre en la Zona Norte de la capital; otros más puntuales. Pero existen y se extienden por una parte muy importante de la geografía granadina: además de la capital y su Área Metropolitana y localidades muy pobladas de la Costa, como Almuñécar, que los ha padecido en fechas clave como el verano y la Semana Santa, buena parte de los Montes Orientales y también el Poniente han registrado estas incidencias, entre otros muchos municipios.

Los datos evidencian la necesidad de que Endesa invierta en la red de suministro y de que las administraciones tomen cartas en el asunto para atajarlo. Se trata de un problema que afecta a un derecho básico de la ciudadanía y que deja indefensos a los consumidores que ven cómo la compañía eléctrica incumple el contrato suscrito y por el que pagan mes a mes en caros recibos. No se puede alegar únicamente que los enganches ilegales y el cultivo de marihuana son las causas de un problema tan generalizado. Y, en todo caso, los clientes necesitan respuestas y que les preste el servicio contratado, sin excusas. Ante un problema que se prolonga en el tiempo, urgen respuestas.

Granada, Atarfe, Cúllar Vega, Vegas del Genil, Pinos Puente, Fuente Vaqueros, Monachil, Santa Fe, Cijuela, Valderrubio, Padul, Moclín, Píñar, Deifontes, Dehesas Viejas, Campotéjar, Torre Cardela, Montejícar, Iznalloz, Alamedilla, Montefrío o Almuñécar integran esa lista de localidades afectadas por incidencias en el suministro.

Los municipios afectados se movilizan

En Padul, los portavoces de IU y Podemos. Emilio José Santiago y Alejandra Durán, respectivamente, han presentado este mes una denuncia ante la Junta de Andalucía. En esta localidad sufren desde hace meses cortes de larga duración y bajadas de tensión prolongadas en el tiempo. De manera diaria entre las ocho de la tarde y las doce de la noche, situación que padecen las familias afectadas y que se torna mucho más perjudicial, en épocas de bajas temperaturas, para niños y personas mayores.

En algunos casos, como Pinos Puente, su ayuntamiento, ha recurrido ya a la vía judicial. Es un problema que viene de lejos, pero desde el pasado mes de octubre son reiterados.  

La situación en los barrios del Distrito Norte es indignante

La capital está estudiando la base legal para formular denuncia. La situación en los barrios que integran el Distrito Norte es indignante. En barriadas como La Paz hay periodos en los que no logran tener dos horas de luz al día -sumadas entre cortes-. Así no pueden regentar comercios y tampoco servicios públicos esenciales como centros educativos o de salud. 

Cartel alertando sobre los efectos de los cortes de luz. vía twitter @almanjayarsalud

Los apagones afectan a los centros educativos y de salud

Como ejemplo de esta situación el IES La Paz, que sufre, desde antes de Navidad, cortes a diario. Ello afecta al normal desarrollo de las clases. Sus docentes se declaran "desesperados" y reclaman soluciones. Como lo hacen también, y no por primera vez, los profesionales sanitarios de los centros de salud de Cartuja y Almanjáyar. Sus alertas sanitarias advierten de los problemas para la salud de estas interrupciones en el suministro eléctrico: para aquellas personas con enfermedades crónicas, como las que dependen del oxígeno para respirar; para las personas mayores que no pueden calentar sus viviendas. 



Esta fue la alerta sanitaria lanzada en noviembre del pasado año, en la antesala del invierno.

El pasado 7 de febrero los vecinos y vecinas del distrito se movilizaron con una manifestación por el Centro de Granada en busca de soluciones que no llegan, pese a que se repiten desde hace años. 

El Defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín, lo ha ido avisando en sus sucesivas memorias. El principal problema que tiene Granada son los cortes de luz en la Zona Norte. A estas alturas admite que no encuentra calificativos para describir lo que está ocurriendo en esos barrios. Y es muy duro y tajante: "Es inmoral".

"La desesperación es real", advierte el Defensor de la Ciudadanía

"Nada cambia sino cambiamos nada, y como no se ha cambiado nada, muchísimas familias siguen a oscuras: se levantan y se acuestan sin luz; tampoco en las calles tienen luz", advierte en una conversación con El Independiente de Granada. Y esto está afectando a la convivencia, a la educación y la salud. "La desesperación es real", agrega explicando que hay familias que no pueden cocinar ni calentar la casa. 

Manuel Martín, en una imagen de archivo. indegranada

La situación es "compleja", pero rechaza con contundencia lo que está ocurriendo, "castigando y criminalizando a un barrio". Son personas "humildes y trabajadoras" y están afectados clientes que pagan los recibos como cualquier otro de la capital o del resto de la provincia, recuerda.

"Si lo que dice Endesa es así, que se actúe; si no, que se tomen medidas contra Endesa", agrega el Defensor, que ha recogido en un documento la hoja de ruta con sus propuestas para revertir, de una vez, esta situación. "¿A qué se espera para poner fin a esta situación inhumana?", se pregunta apuntando también la necesidad de intervenir para poner orden en "el mercado negro de la vivienda pública". Un terreno, el de la vivienda pública que define con una expresión muy gráfica: "Está dejado de la mano de Dios". 

El Defensor del Pueblo Andaluz abre una nueva queja de oficio por los corte en Vegas del Genil

Los alcaldes de Vegas del Genil y el de Cúllar Vega, Leandro Martín y Jorge Sánchez, respectivamente, han exigido a Endesa que acabe con estos microcortes y anunciado acciones legales si no se solucionaban. La compañía eléctrica achaca el problema en estos municipios a las palomas o a caídas de ramas, explicaciones que a los regidores les cuesta trabajo creer, como ellos mismos señalaron públicamente. 

'¿Cansado de los microcortes de luz?', fue el lema de la campaña municipal en Vegas del Genil

En Vegas del Genil, donde se desarrolló una protesta el pasado diciembre, se llegó a poner en marcha una campaña para documentar esos cortes recopilando información. “¿Cansado de los microcortes de luz?”, era el lema de esa iniciativa de la Concejalía de Participación Ciudadana que dirige Alejandro Martín, área municipal que ha liderado la movilización frente a Endesa. Por la situación de este municipio metropolitano se ha interesado el Defensor del Pueblo Andaluz. Ya a principios de 2017 abrió una queja de oficio que quedó archivada. Entonces recibió como respuesta que el principal problema eran los enganches ilegales y que las adminstraciones y Endesa estaban trabajando. Pero en diciembre de 2018, a raíz de nuevas protestas vecinales, el Defensor ha vuelto a actuar.

"Los testimonios recabados de vecindario y responsables municipales seguirían apuntando a la antigüedad de las instalaciones y la falta de inversiones, así como a las molestias y daños que provocan los cortes año tras año", apunta para justificar la apertura de esta nueva queja de oficio. Ya se ha dirigido a la Junta, al Ayuntamiento y a la compañía Endesa. 

Protesta en Vegas del Genil por los cortes de luz. ayto.vegas del genil

También se organizaron en los Montes Orientales, donde se llegó a crear una plataforma en 2017 tras años sufriendo estas interrupciones en el suministro. Tras aquellas quejas, Endesa anunció inversiones, en este caso de medio millón de euros. Ese plan de actuación anunciado entonces incluía una segunda alimentación a la línea de suministro, controles remotos para actuar ante incidencias y aisladores para el cableado. Actuaciones que dan una pista de las debilidades de la red. 

FACUA recuerda que Endesa es la responsable de solucionar el problema

Esa plataforma en los Montes Orientales contó con la ayuda de FACUA Granada. La Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción FACUA Granada que preside Mar Solera entiende que los cortes de luz que se producen en distintas zonas de la provincia de manera habitual generan "muchos problemas a la población que los sufre, llegando ser graves algunos de ellos, ya que afectan a personas para las que el suministro eléctrico es fundamental para su salud por depender de aparatos eléctricos para determinadas cuestiones". 

"Debe hacer todo lo necesario", resalta la asociación de consumidores

Por ello subraya a El Independiente de Granada que Endesa, como compañía suministradora, es "la responsable de solucionar este problema", y debe hacer "todo lo que sea necesario" para acabar tanto con los cortes de larga duración, como con los microcortes que se dan en muchos lugares, que sin llegar a privar de luz durante mucho tiempo sí generan "malestar y problemas constantes". 

FACUA pide también implicación a la Junta de Andalucía. En este sentido recuerda que, a través de la Delegación de Industria, debe desempeñar "un papel importante", llevando a cabo el control e inspección de la empresa para saber si se efectúan las revisiones obligatorias y se mantiene la puesta a punto de las subestaciones. "Esta Delegación debe exigir a Endesa que confirme si se está realizando esta labor". 

Finalmente, en los lugares donde esa problemática vaya "unida a delitos", la intervención de la Subdelegación del Gobierno y de las fuerzas de seguridad del Estado será "fundamental".  

La compañía eléctrica insiste en defender el servicio que presta y deriva el problema en los enganches ilegales, especialmente en la capital.

Según la información facilitada recientemente por Endesa y recogida por Europa Press, en el Distrito Norte su red de distribución está "totalmente renovada", tras una inversión de 650.000 euros. La eléctrica cifra en 1,5 millones el coste de las reparaciones por "incidencias ocasionadas por el fraude eléctrico". Y asegura que más del 60 por ciento de los suministros en esta zona se encuentran "en situación de fraude eléctrico". 

Las intervenciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad se canalizaron a través de un plan específico. Y, con todo, los cortes de luz siguen.