Ven al Parque de las Ciencias
La Junta ofrece dos hospitales con urgencias finalistas y cartera de servicios diferenciadas

Salud concluye la reordenación sanitaria que revierte la fusión

Ciudadanía - Redacción El Independiente de Granada - Domingo, 25 de Marzo de 2018
En una movilización sin precedentes, la ciudadanía granadina exigió la desfusión hospitalaria. Desde este lunes se abre una etapa clave para recuperar la confianza en el sistema sanitario público.
A partir de este lunes, con la entrada en funcionamiento de las Urgencias de Trauma, Salud da por concluida la reordenación para la desfusión.
P.V.M.
A partir de este lunes, con la entrada en funcionamiento de las Urgencias de Trauma, Salud da por concluida la reordenación para la desfusión.

Este lunes 26 de marzo, con la puesta en funcionamiento de las Urgencias de Trauma, concluye la reordenación para la desfusión hospitalaria. El proceso ha sido largo; algo más de un año desde que en febrero de 2017 la Junta de Andalucía, en una decisión inédita, dio marcha atrás y derogó la orden dictada en noviembre de 2014 para integrar todos los servicios hospitalarios en una única área. Una medida contestada desde el inicio por una parte de los profesionales, pero que consiguió tumbar la ciudadanía, movilizada como nunca antes en Granada. 

Hasta llegar a este lunes, una fecha que cumple el cronograma acordado el pasado año entre la Junta y las plataformas sanitarias, la fallida fusión hospitaria se ha llevado por delante a toda una cúpula de la Consejería de Salud. Fueron cesados el consejero Aquilino Alonso, su viceconsejero Martín Blanco, un gerente del SAS -José Manuel Aranda- y dos de los hospitales granadinos, primero Manuel Bayona, que lideró y defendió la unificación de los hospitales, y después Cristina López Espada, que dimitió al sentirse cuestionada por la propia Consejería -Salud le encomendó defender la fusión, mejorándola, y mientras ella hacía ese trabajo, la Consejería acabó derogándola-.

Manifestación para reclamar dos hospitales completos en enero de 2017. M.rodríguez

También ha llevado a la primera línea a un médico de Urgencias, Jesús Candel, que con su alias en las redes sociales, Spiriman, lideró la movilización. Este médico ha pasado desde ese momento en el que la multitudinaria respuesta a su llamamiento contra la fusión lo encumbró, a cambiar de perfil y ser muy cuestionado y objeto de críticas por sus graves insultos a compañeros, periodistas y a cualquiera que no comparte sus ideas y sus comentarios machistas, una forma de proceder que de momento le ha valido una sanción del Colegio de Médicos de Granada, aún no firme, más los expedientes abiertos por Salud y una denuncia ante la Fiscalía.

Solo en obras, entre las de Trauma para volver a prestar servicio como tal y dar marcha atrás en su conversión en un centro materno-infantil, la Junta ha destinado cerca de ocho millones de euros. Recientemente el Parlamento ha rechazado, con los votos de PSOE y Ciudadanos, una iniciativa de Podemos para elaborar una auditoría de este proceso.

Por delante queda ahora la difícil tarea de que la ciudadanía granadina recupere la confianza en el sistema sanitario público, un servicio que necesita de una defensa férrea. Para ello ya no valen titubeos, sino pasos firmes para fortalecerlo junto a sus profesionales, pilar básico para su funcionamiento y que han sufrido como pocos los vaivenes de los últimos años. 



El mobiliario del antiguo Clínico ha sido desmontado y enviado, vía empresa de mudanzas, al Hospital del PTS. 

Foto: Marta Iglesias

Las protestas por la fusión sepultaron la puesta en marcha del Hospital del PTS

Nunca antes la Junta de Andalucía se había visto obligada a dar marcha atrás en una decisión de semejante calado como es una fusión sanitaria que incluía la inauguración del mayor centro hospitalario construido en Andalucía. No se puede pasar por alto que el erróneo rumbo que mantuvo Salud cuando comenzaron a sonar con fuerza las críticas a la fusión de los hospitales sepultó el éxito que suponía inaugurar el Hospital del PTS, la mayor inversión que ha recibido la ciudad de Granada en las últimas décadas, junto al Metro. Inauguración con retraso, como muchos otros proyectos de la ciudad, pero inauguración al fin y al cabo tras años de duros recortes.

La Consejería de Salud cedió a las presiones de algunos sectores sanitarios y decidió llamar oficialmente Hospital San Cecilio Campus de la Salud al complejo sanitario. Con la nueva, pero antigua denominación, son ya cuatro los nombres oficiales que ha contado el Hospital, desde que fue ideado como Hospital del Parque Tecnológico de la Salud, más tarde Alejandro Otero y Campus de la Salud, con el que fue inaugurado. Y eso sin contar otros nombres con que ha sido llamado oficialmente, como nuevo Clínico.  Será la ciudadanía la que le ponga nombre que, de momento, se inclina por el más natural: Hospital del Campus o del PTS.
 

Hospital del PTS, ahora llamado Clínico San Cecilio. p.v.m.

Nace la primera bebé en el Hospital del PTS

Este sábado se completó "con éxito" el traslado de pacientes del área Materno Infantil del Clínico al Hospital del PTS, que puso en funcionamiento su área de Materno-Infantil. El centro ya atiende urgencias pediátricas y partos. De hecho, este mismo sábado nació la primera bebé a las 18.30 horas. Su madre había ingresado por la mañana en una de las seis salas de dilatación paritorio con las que cuenta el hospital.



Es uno de los últimos pasos para la desfusión, que se completa este lunes 26 de marzo con la puesta en funcionamiento de las Urgencias del Hospital de Trauma. 

A partir de ese momento habrá urgencias generales en el Hospital Virgen de las Nieves, en el del PTS y en Trauma; y Urgencias pediátricas en el Materno y en el PTS. 

Hospital Virgen de las Nieves. p.v.m.

Tras desechar la fusión, que implicaba una única gerencia, además de convertir el Hospital de Trauma en un nuevo Materno, y cambios en las carteras de servicios y las Urgencias, el área más perjudicada inicialmente por esa medida, la Junta ha venido defendiendo que ha cumplido estrictamente lo acordado con las plataformas. Una interlocución, directamente con esos colectivos ciudadanos, que le provocó serios problemas con los sindicatos, representantes legales de los trabajadores y trabajadoras en la Mesa Sectorial. 

Cuando se ha aproximado el fin del proceso, las plataformas -Granada por su Salud y de Trabajadores de los Hospitales-, han proclamado que no están contentas con la desfusión. El mensaje que ahora se traslada, en consonancia con la reivindicación de Candel y su asociación Justicia por la Sanidad, es que "no hay dos hospitales completos", introduciendo, además, el concepto de la equidad y destacando la idea de que la población del área sanitaria sur no tendrá los mismos servicios que la del norte. 

Según CSIF, el proceso para la desfusión finaliza con un déficit de 500 profesionales entre los dos hospitales

Desde los sindicatos se incide en que se ha incumplido lo pactado en el ámbito laboral. Este mismo sábado, el sindicato CSIF denunció que el SAS finaliza la reordenación sanitaria con contratos precarios y menor plantilla que antes de la fusión. Según los cálculos del sindicato, el proceso finaliza con un déficit de más de 500 trabajadores entre los dos centros hospitalarios, dos tercios de ellos en el Virgen de las Nieves y el tercero en el PTS. 

En 2013, según este sindicato, la plantilla de los dos hospitales era de 7.150 trabajadores y trabajadoras; en el último trimestre de 2017 eran 6.176. 

El responsable de Sanidad de CSIF Granada, Victorino Girela, cree que “los datos son realmente alarmantes", incidiendo que la plantilla es "muy inferior a la acordada" Además, “la gerencia admite que la vuelta atrás de la fusión nos dejará un gran hospital regional, el de la Virgen de las Nieves, y otro provincial de especialidades, el del Campus de la Salud”.

Según Girela “la solución del SAS es contratar personal eventual para completar plantillas en Traumatología, Materno-Infantil y Virgen de las Nieves, por lo que la redistribución ni siquiera respeta al personal que tenía contratos largos y a los que se les premia con contratos sin fechas y sin denominación, jugando con ellos a su antojo y entendiendo la desfusión como un colchón para reducir gastos”.

El Sindicato Médico también ha criticado en los últimos días la falta de plantilla, en concreto en los servicios de Urgencias. Con la advertencia de "emprender las acciones legales oportunas y un escrito en el que los médicos se negaban a asumir la responsabilidad que conlleva trabajar en la situación en la que quedaba el servicio", según el sindicato se lograron las contrataciones que la Gerencia del PTS estaba escatimando. "El proceso de desfusión está siendo muy duro para ambos hospitales y sobre todo para sus profesionales. Esta dureza aumenta si de primeras te dicen que sí a siete contratos y de segundas te dicen que no", explicaba el Sindicato Médico en sus redes sociales para agradecer la firmeza de los profesionales. "Cuando la unión hace la fuerza...tomen nota", escribían.

La desfusión en diez informaciones: