Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo
Proyecto DONES para la energía de fusión

Junta y Gobierno, obligados a entenderse para que Granada no pierda la oportunidad del proyecto científico

E+I+D+i - M.A. - Viernes, 20 de Mayo de 2016
Las diferencias en torno a las aportaciones de cada administración para financiar el proyecto afloran a medida que se acerca el momento para presentar oficialmente la candidatura granadina.

La candidatura de Granada para albergar las instalaciones de DONES, el macroproyecto científico internacional relacionado con la energía de fusión, atraviesa por un momento decisivo tras más de un año de trabajo, 'discreto', como insisten en calificar las instituciones para referirse al silencio que ha rodeado ese proceso.

Es decisivo porque España debe formalizar ese interés que ya adelantó -como hicieron otros países como Croacia o Polonia- y concretar su apuesta por Granada como la candidata española. Y lo es aún más porque las instituciones deben concretar la propuesta económica que acompañará a la candidatura. Es decir, un compromiso formal de financiación. Y como señaló El Independiente de Granada, precisamente la financiación es el primer caballo de batalla entre las administraciones

Este jueves, un día después del primer pronunciamiento oficial de una institución -el de la Junta en sede parlamentaria- se produjo un cruce de declaraciones públicas entre Ministerio de Economía y Competitividad y la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta a cuenta de esa financiación y del papel que cada una de esas administraciones debe desempeñar para concretar las aspiraciones. 

Eso ocurrió en la distancia, a través de declaraciones y comunicados que provocaron cierta perplejidad en los sectores que están trabajando para hacer realidad el proyecto. Sobre el territorio, las instituciones locales se esforzaron en ofrecer un mensaje unánime de apoyo. Granada se juega mucho, probablemente DONES es uno de los mayores proyectos científicos a los que haya podido aspirar. Su repercusión científica, social y económica es suficiente para exigir entendimiento institucional, más aún cuando ya ha habido compromisos previos de respaldar la candidatura. 

Gobierno y Junta están obligados a entenderse y, de lo escuchado y leído, tendrán que hacer esfuerzos. 

Imagen del gran reactor de ITER, que se construye en Francia. iter organization

El Ministerio de Economía y Competitividad replicó ayer al consejero Antonio Ramírez de Arellano, que se había quejado de que se le pida a la Junta que soporte mayor peso en la financiación del proyecto pese a no liderar el proyecto e insistido en que ha de ser el Gobierne el que concrete la propuesta.

El Gobierno pone la 'pelota en el tejado de la Junta' 

Fuentes de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación citadas por Europa Press aseguraron textualmente que es la Junta la que "tiene la pelota en su tejado", explicando que debe completar la propuesta que le fue remitida por el departamento que dirige Luis de Guindos y devolvérsela a éste para que se avance en la candidatura.  

El planteamiento que el Ministerio ha hecho llegar a la Junta propone que el Estado asuma el 80 por ciento de la financiación que correspondería a las administraciones españolas y la Junta, el 20 por ciento restante. La horquilla de inversión que barajan organismos como el CIEMAT, centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, se sitúa entre los 350 y los 600 millones. 

La Administración andaluza no ha informado al Ministerio de su conformidad o no con ese 80-20 ni de qué cantidad prevé invertir, según las fuentes de la Secretaría de Estado, que no ocultaron su extrañeza porque el consejero de Economía andaluz, Antonio Ramírez de Arellano, se refiriera al proyecto pero no haya enviado al Gobierno central la parte de trabajo que corresponde a su Consejería. "Ese no es el cauce", llegaron a afear.

La última reunión, el 26 de abril

Horas después, a través de un comunicado, llegó la respuesta de la Junta de Andalucía. Reiteró el Gobierno andaluz, a través de su Consejería de Economía y Conocimiento, su compromiso con el proyecto. "Apoyo" y "disponibilidad", fueron los términos empleados en la nota, en la que desveló los encuentros que ha venido manteniendo con el Ministerio, el último de ellos el 26 de abril. 

Fue en esa reunión, según la Consejería, donde se le comunicó que España tenía que presentar su oferta en junio. Esa oferta económica "no tiene por qué cubrir la totalidad del coste estimado del proyecto", detalló la Junta para añadir que el Gobierno le trasladó "verbalmente" una propuesta en la que el Estado aportaría el 80 por ciento de los fondos, "procedentes en su integridad del FEDER estatal regionalizable", que el Gobierno, como ya avanzó el consejero, "está obligado a invertir en todo caso en Andalucía".  Esos fondos FEDER, recordó la Junta, "obligan al Estado a una cofinanciación del 20 por ciento en nuestra región". 

La Secretaría de Estado planteó sin embargo un escenario en el que "el Gobierno de España no hacía ninguna aportación propia al Proyecto, reclamándosela en este caso a la Junta de Andalucía. Es decir, Andalucía no podría usar sus propios FEDER para la cofinanciación requerida".

También "verbalmente", la Junta reiteró su "interés" y "disponibilidad", "reservándose los detalles de la cuestión a los equipos de ambas instituciones". Esta misma semana, según la Consejería, se debería haber producido ese encuentro, pero no ha sido posible "por la agenda del propio equipo ministerial".

En la nota, volvió a recordar que es un proyecto del Gobierno de España y que la única colaboración que se ha pedido a la Junta ha sido "económica". Por ello consideró que ha de ser el Ministerio el que aporte "las explicaciones" y "detalles" que estime convenientes.

Más apoyos locales

Más allá de ese cruce de declaraciones y de la necesidad de resolver los detalles de la oferta económica que ha de acompañar a la candidatura, esta sigue recabando apoyos locales. En este caso del Ayuntamiento de la capital y de la Diputación provincial.  

Tras un encuentro institucional en la Diputación, tel alcalde de la capital, Francisco Cuenca, y el presidente de la administración provincial, José Entrena, se han mostrado partidarios de una iniciativa que coincidieron en señalar que generará "empleo, conocimiento e investigación".

Según informó Europa Press, Cuenca explicó que recabará ahora toda la información sobre el proyecto, en cuanto a plazos, detalles de la localización -que no está decidida y para la que se barajan distintos emplazamientos- o inversión prevista, y señaló que el Ayuntamiento será una de las instituciones que respaldarán la propuesta por todo lo que conlleva.

Por su parte, el presidente de la Diputación negó que el PSOE esté en contra de este proyecto. "Nada más lejos de la realidad", dijo Entrena para insistir en que las instituciones llevan trabajando en la iniciativa desde "hace bastante tiempo" aunque de "forma discreta".

Sí recordó, en la línea del mensaje lanzado por la Junta, que el liderazgo de la solicitud de Granada como sede de este acelerador la tiene que asumir el Gobierno, como impulsor del proyecto, aunque la Junta de Andalucía se haya sumado ya "sin fisuras" y la propuesta cuente con todo el respaldo institucional posible. "Es un gran proyecto de futuro, de índole económico y social", consideró.

No solo en la capital se habló del proyecto. También en la Costa, donde el presidente de la Autoridad Portuaria, Francisco Álvarez de la Chica, se mostró partidario de pelear por proyectos como DONES, de tal envergadura que pueden generar grandes cambios en el territorio, tanto económicos como sociales.

Información relacionada: