Ven a Sierra Nevada, mucho más que una estación de esquí
'Ave sí, pero no así' denuncia ante la Guardia Civil esta nueva tropelía

Las obras del AVE ponen en peligro el yacimiento íbero romano de Loja

Ciudadanía - M.A. - Viernes, 5 de Mayo de 2017
En la denuncia, la plataforma recuerda que la zona de Puente Quebrada y, en concreto, El Tajo del Búho, está protegida en la Carta Arqueológica del municipio.
Detalle de las obras en Puente Quebrada, en Loja.
'Ave sí, pero no así'
Detalle de las obras en Puente Quebrada, en Loja.

La plataforma 'Ave sí, pero no así' de Loja ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil en la que advierte de las consecuencias de las obras de la Alta Velocidad en el yacimiento íbero romano situado en la zona de Puente Quebrada, más concretamente en el paraje conocido como El Tajo del Búho.

En la denuncia, presentada este jueves y a la que ha tenido acceso El Independiente de Granada, el colectivo recuerda que la zona está protegida en la Carta Arqueológica de Loja. Y advierte de que las obras del AVE están afectando al yacimiento.

Se trata, según se recoge en la Carta Arqueológica de Loja, de "un promontorio calizo, que controla el paso del río Genel al Noroeste de la ciudad en su contacto con las estribaciones del Hacho, donde se estrecha".

'Ave sí, pero no así' pone los hechos en conocimiento de la Guardia Civil para que consten estos problemas ante el Seprona y también las delegaciones de Medio Ambiente y Cultura de la Junta de Andalucía. 

Este mismo jueves la plataforma ya advertía de que los trabajos en la zona estaban perjudicando a los agricultores y ganaderos de la zona, que no podían transitar por el paraje. En una inspección en el paraje, comprobaron que las obras están afectando al yacimiento y denunciaron los hechos.

Secuencia de fotografías de las obras en el entorno del yacimiento:











Fotografías: 'Ave sí, pero no así'

La plataforma recuerda que en la declaración ambiental, Adif recogió textualmente: "No se prevé la afección de ningún yacimiento arqueológico ni de ningún Bien de Interés Cultural. Las actuaciones de instalación de la catenaria se realizarán sobre terrenos ya antropizados dentro de dominio público ferroviario de la línea férrea en servicio". El tramo también atravesaba vías pecuarias, donde tampoco, según el organismo de Fomento, era "previsible que se produzcan afecciones". Y, como consideraba que no se iban a producir esas afecciones, concluía en que el impacto en fase de obra se valoraba "compatible". 

El presidente del colectivo, Antonio Campos, lamenta este "atentado" contra el patrimonio histórico por una obra "chapucera" para convertir "un puente de los reconstruidos en el siglo pasado en un puente de AVE".