Campaña de recogida y adopción de mascota. Diputación de Granada
Los sindicatos critican la medida de Recursos Humanos y exigen la reunión de la Mesa Laboral

Bankia toma el mando de BMN y entrevista a la plantilla antes de decidir los despidos

E+I+D+i - Juan I. Pérez - Martes, 17 de Octubre de 2017
Bankia ha tomado discretamente el mando de BMN, la entidad en la que se diluyó la desaparecida Caja Granada, mientras entrevista a la plantilla del banco absorbido antes de proceder al recorte de personal, una medida criticada por los sindicatos que reclaman la convocatoria de la Mesa Laboral.

Nubes sobre la sede en Granada de BMN. P.V.M.

Bankia ya supervisa las operaciones principales del banco que integrará, aunque la absorción, aprobada por los respectivos consejos de administración, el 26 de junio pasado, y las juntas generales de accionistas, el 14 de septiembre, debe ser autorizada finalmente por los distintos supervisores y reguladores, lo que previsiblemente sucederá en diciembre, si no hay contratiempos.

Tras la discutida gestión de Mare Nostrum -el banco resultante de la fusión de los fondos de las antiguas Caja Murcia, Caja Granada y Sa Nostra, e inicialmente también Caixa Penedès, pero vendida luego al Sabadell, Bankia no quiere sorpresas cuando se autorice la fusión y en el primer semestre de 2018 funcionen como una sola entidad.

No hay operación relevante en BMN que no sea consultada por Bankia, según fuentes del banco absorbido, lo que todavía no afecta a la dinámica habitual en las oficinas. Pero sí a los principales departamentos de la entidad, que en Granada aún mantiene su sede en un Cubo medio vacío, tras las sucesivas reestructuraciones.

Además, como experiencias Bankia ha equipado a algunas sucursales de BMN de sus propios equipos tecnológicos. Para marzo de 2018 está prevista la total integración de las plataformas informáticas, en concreto, según algunas fuentes, apuntan al 19 de marzo.

Entrevistas personales a la plantilla

Si en el aspecto financiero ya se nota la presencia de Bankia, en clave interna causa más que inquietud la irrupción de sus Recursos Humanos en las sedes de las antiguas cajas que integraron BMN.

Sobre la mesa, el plan de recorte de plantilla en la entidad resultante. Los primeros cálculos operativos, adelantados por El Independiente de Granada, prevén el cierre de 120 sucursales, sobre un total de 2.515 que sumarán tras la absorción, y lo que es aún más dramático: la supresión, con diferentes fórmulas, de 1.350 puestos de trabajo de los 17.572 que quedarán unificados en el nuevo banco. Al menos, unos 300 de la antigua Caja Granada.

Pero estudios posteriores, calculan en unos 1.500 puestos de trabajo redundantes -incluidos directivos-.

Diferentes fuentes apuntan a que en el último trimestre del año, adelantará el cierre de las primeras cincuentas sucursales.

Pronto aparecerá el rótulo de Bankia en la fachada de 'El Cubo'. P.V.M.

BMN aporta a la operación 659 oficinas y 4.029 trabajadores. En Andalucía hay 67 oficinas de Bankia, por 252 de BMN.

Los dos bancos nacionalizados recibieron ayudas públicas para evitar su quiebra. En el caso de Bankia, 22.425 millones, mientras que BMN, 1.645 millones.

Desde mediados de septiembre, el departamento de Recursos Humanos de Bankia, con el permiso del de BMN, entrevista a la plantilla del banco absorbido, a la que se le notificó las reuniones personales por mail, sin conocimiento previo de los sindicatos, que critican duramente la medida, al subrayar la indefensión de los empleados.

La intención inicial de Bankia era la de entrevistar a unos 1.700 empleados de BMN -el 42 por ciento del total de la plantilla-, para examinar las capacidades, trayectorias profesionales, expectativas ante la absorción o el cambio de tareas o departamentos, aunque la cifra de entrevistas aumentó, posterioremente.

Y tras la posibilidad del despido, lo que más preocupa a la plantilla, en las entrevistas se interroga al empleado sobre la disponibilidad a un traslado geográfico, una experiencia que ya vivieron empleados cuando BMN decidió montar una sede central en Madrid que, posteriormente, desmanteló.

Ya han sido entrevistados o citados directivos de áreas, unidades de negocio y territoriales de BMN, empleados de los servicios centrales, aunque no todos de ellos pasarán por Recursos Humanos de Bankia. Finalmente, serán llamados directores de oficinas y otros trabajadores, de todos los niveles.

Una trampa para los sindicatos

Las entrevistas personales son criticadas durante por los sindicatos que exigen la convocatoria de la Mesa Laboral.

Según la sección sindical de CCOO-BMN, las entrevistas deja a los empleados “en un grado de indefensión e incertidumbre que, las prisas, no lo justifican”.

CCOO, ante estas circunstancias, solicitó la asistencia, en las entrevistas, de un miembro de la representación laboral, a solicitud y designación de la persona entrevistada.

Y recomienda a los empleados que la entrevista debe realizarse en el terreno estrictamente profesional, no personal, sin firma de documento alguno que no haya sido puesto previamente en conocimiento de la Representación Laboral y en caso de que la entrevista conlleve preguntas sobre una posible extinción del contrato o predisposición a la movilidad geográfica (mayor de los 25 km que marca el Convenio Colectivo) indicar que la decisión está supeditada a los términos que se recojan en acuerdo laboral, al efecto, suscrito con la Representación Laboral”.

Por su parte, la sección sindical de UGT-BMN se pregunta: “¿Cómo pretenden que alguien conteste entre otras cosas a una posible predisposición a movilidad sin conocer las condiciones? ¿Estas entrevistas qué pretenden? Si es conocer a las plantillas, para eso estaba el proyecto Magenta, los Expedientes Personales con sus datos curriculares, el portal de gestión… en fin, después de años de experiencia demostrada, 15 minutos de conversación no pueden condicionar el futuro laboral de nadie”.

“Sin conocer las condiciones es imposible tomar decisiones, y una de las partes aquí tiene la sartén por el mango, sin haber ofrecido garantías a la otra. Las condiciones, son importantes, siempre serán importantes y pueden condicionar las respuestas de disponibilidad. Hemos sabido que se está citando a parte de la plantilla fuera del horario laboral, otro despropósito”, señala UGT

La sección en BMN de Sesfi (Sindicato de Empleados del Sector Financiero) denunció la ausencia de información directa por parte de BMN sobre todo este proceso de entrevistas o, incluso, de la propia fusión y reclamaron una reunión urgente de la Mesa Laboral para abordar la situación de la plantilla y conocer cómo se plantea la integración. La renuncia de la dirección de BMN a convocar la Mesa Laboral la denunció ante la Inspección de Trabajo.

Pero todo indica que la dirección de BMN no convocarán a la Mesa Laboral hasta que no reciban todas las autorizaciones pendiente, es decir, diciembre póximo y poner encima de la mesa el recorte de plantilla.