Ven al Parque de las Ciencias
BMN desoye el acuerdo unánime de todos los grupos políticos suscrito en Diputación

CajaGranada cierra más oficinas en plena incertidumbre sobre su futuro

E+I+D+i - Juan I. Pérez - Domingo, 10 de Julio de 2016
En un momento de incertidumbre sobre el futuro de CajaGranada, BMN, el banco al que pertenece, junto a la balear Sa Nostra y que lidera la antigua Caja Murcia, ha decido cerrar aún más oficinas en la capital y en la provincia, en el segundo ajuste en lo que va de año. Junto a ello, también elimina más oficinas desplazadas, con lo que abandona a otros 13 pueblos de la provincia.
Desmantelamiento de una de las sucursales en la capital.
P.V.M.
Desmantelamiento de una de las sucursales en la capital.
Después del duro ajuste ejecutado en la red comercial de BMN en el primer trimestre del año, la dirección del banco nacionalizado asesta otro golpe con el cierre de otras 23 oficinas y de otras 17 sucursales desplazadas, lo que para la provincia de Granada significa que la antigua CajaGranada abandona definitivamente otros 13 pueblos.
 
Y ello, pese al acuerdo unánime de todos los grupos políticos representados en la Diputación de Granada que, tras el cierre de 23 oficinas en el pasado febrero, y a propuesta de IU reclamó “la defensa de la red provincial de oficinas como elemento estructurador del tejido financiero y económico” de la provincia, en una resolución que también solicitaba la reapertura de oficinas y la paralización de nuevos cierre.
 
 
Al igual que como ya lo hiciera en octubre del año pasado, desoyendo el potencial de la Alpujarra donde redujo al mínimo su presencia, esta vez Caja Granada abandona potenciales focos de desarrollo, al cerrar la oficina en el Polígono Tecnológico de Ogíjares o en Escúzar, la sucursal itinerante donde permanece el polígono Parque Metropolitano, y la retirada definitiva de Cortes y Graena, con el Balneario y su nuevo hotel proyectado de cuatro estrellas.
Además de la del Polígono Tecnológico, BMN cerrará ahora las oficinas de San Juan de Dios, en la capital y otra de Armilla. 
 
 
Pero lo más preocupante es que desaparece definitivamente en otras 13 localidades de la provincia al decidir eliminar las ventanillas desplazadas.
 
Los pueblos perjudicados se vuelven a concentrar otra vez en el Norte de la provincia y la Alpujarras.
 
El banco que gestiona los activos de la desaparecida La General abandona en este mes Cortes y Graena; Gorafe; Huélago; Alicún de Ortega y Alquife, en el Norte de la provincia. Y en Las Alpujarras, donde su presencia queda ya testimonial, en Yegen; Murtas y Busquístar.
Pero también se marcha de Jete y Pinos del Valle, en el Valle de Lecrín, o Calicasas. Además, también elimina ventanillas desplazadas que recorrían la periferia de Alhama de Granada; Huétor Tájar y Santa Fe.
 
 
Un drama para los clientes de las zonas, casi todas rurales, -la mayoría agricultores, pensionistas o autónomos-, sobre los que sobrevuela la amenaza de la exclusión financiera, aquella máxima contra la que luchaba la caja de ahorros.
 

Momento de máxima incertidumbre

El nuevo ajuste en la red comercial que afecta a Granada se produce en el momento de mayor incertidumbre de un banco, BMN, en riesgo de desaparecer ante la previsible absorción por parte de Bankia, la otra entidad nacionalizada, como ya informó El Independiente de Granada.
 
Sindicatos sospechan que tras este nuevo cerrojazo previsto para julio se esconde la más que probable absorción del banco.
 
Los cierres de sucursales y ventanillas desplazadas dejan en la inseguridad a un total de 84 empleados y empleadas, a la espera de nuevo destino.
 

CCOO: ‘Nada les para: ni sus consecuencias para el negocio, ni la pérdida de puestos de trabajo’

El sindicato CCOO en BMN se mostró muy crítico ante los nuevos cierres y en un comunicado que titulan ‘Nada les para: ni sus consecuencias para el negocio, ni la pérdida de puestos de trabajo’ significó que han intentado emprender la vía judicial para pararlo, pero ante las dudas sobre el éxito, lo descartaron.
 
Ahora, confían en que sean los partidos, retratados en la resolución de la Diputación, los que “muevan ficha”. 
 
Además, temen la posible venta de los Montes de Piedad de Granada y Sa Nostra, con 9 trabajadoras y trabajadores de BMN, “que entraría en esta espiral de desmantelamiento progresivo de BMN, cambiando una vez más de mano otro servicio centenario.”
 
“En marzo, el Consejo de Administración publicaba su política de responsabilidad social y nos anunciaba los principales valores corporativos del negocio de BMN, entre otros: 1. Proximidad y cercanía al cliente, 2. compromiso regional. En CCOO nos preguntamos, ¿Para cuándo? después de cientos de oficinas cerradas, abandono de poblaciones fieles y miles de clientes perdidos. CCOO seguirá defendiendo el mantenimiento de la Red y el empleo en BMN, denunciando insistentemente, en los foros políticos y sociales de nuestro entorno y a nuestro alcance, el devenir de BMN. Está en ello nuestro futuro y el de nuestras familias.”

UGT: 'Cargarse la cliente de toda la vida'

La sección sindical de UGT en el banco ataca, además, directamente a la gestión económica de la entidad y censura con dureza uno de los nuevos productos: la “cuenta mediterráneo”. "El negocio de particulares lo ha casi liquidado, pero esto no queda aquí, no conforme con ello se crea la tarifa plana mediterránea para empresas y nos hace temblar, no tienen bastante con cargarse a la clientela de toda la vida de esta Entidad,  no se conforman con eso, ahora van a por las empresas, no sabemos cuántas cuentas cancelaran, pero  preguntamos si se va la clientela tradicional y ahora las empresas ¿con quién nos quedamos? ¿Va a quedar clientes que gestionar?", señala el sindicato.
 
"Lo que más nos asombra de todo esto es que el presidente y el consejero delegado no hacen nada, ¿es que no tienen datos de cómo va el negocio? O ¿hay algo que les imposibilita actuar? ¿Porque no actúan? el negocio se nos va a pique y lo saben y de momento no va a venir el hermano mayor a salvarnos, no, tiene todavía que ver si sus padres le dan permiso para ello, pero mientras se liquida el negocio, y con el negocio liquidado el hermano mayor no nos quiere, aunque sus padres le den permiso y no vale decir “papa llama”, porque no va a llamar. Y mientras tanto, todos los que dependemos de esto, los trabajadores (el único activo del banco) vemos asombrados como nadie toma ninguna decisión."
 
"Y mientras tanto y viendo lo que pasa y teniendo datos de ello, preguntamos ¿y que  hace el señor del FROB? ¿A que se dedica? ¿No tiene nada que decir? Es increíble que el propietario mayoritario de BMN, el Estado a través del FROB, cuyo principal objetivo debe de ser defender los interés de los ciudadanos que en definitiva son los que han puesto el dinero y velar porque el banco esté en la mejor posición de cara a los procesos corporativos que se avecinan y que ya se dan por descontados.", sosyiene UGT.
 
También te puede interesar: