La Junta promueve el empleo
Nueva etapa política

Retos del Gobierno de Pedro Sánchez (II): resarcir a Granada

Política - M. Andrade - Sábado, 2 de Junio de 2018
En el nuevo tiempo político que se abre con el socialista Pedro Sánchez al frente del Gobierno, los deseos de cambio por un lado y el difícil encaje de la derrota, por otro, muy probablemente no darán la tradicional tregua de los cien días al nuevo Ejecutivo, que tiene una difícil tarea para que desaparezca la indignación y la sensación de agravio existente en Granada. La analizamos.
Granada lleva tres años y dos meses aislada por tren.
P.V.M.
Granada lleva tres años y dos meses aislada por tren.

El aislamiento ferroviario es una prioridad inexcusable para el Gobierno central. A punto de cumplirse los 38 meses de desconexión por tren y, muy especialmente, de desconexión informativa, el nuevo Ejecutivo está obligado a dar un paso al frente para resarcir a Granada del inexplicable trato que ha recibido en los últimos tres años.

La reconexión por Moreda, información cierta sobre la llegada de la Alta Velocidad y un compromiso veraz con el soterramiento y la Variante de Loja son una prioridad. Incluso, la reclamarán ahora quienes, desde el PP, lo han venido negando defendiendo sin fisuras la incomprensible actuación del Ministerio de Fomento. Sobre la mesa, también, la necesidad de pensar en compensaciones por esos tres años de aislamiento ferroviario que han supuesto una pérdida de ingresos de más de 400 millones de euros para la provincia.

Más complicado será sacar adelante la enmienda para aumentar la partida destinada a la elaboración del estudio informativo para la reapertura de la línea Guadix, Baza, Almanzora, Lorca, que reclama la Asociación de Amigos del Ferrocarril de la Comarca de Baza. El colectivo confía en lograrlo en el Senado, donde la mayoría la tiene el PP.

CIES no, respuesta humanitaria y solidaria, sí

El drama de la inmigración obliga a una respuesta humanitaria, muy alejada de la construcción de un centro para el internamiento de las personas migrantes que llegan a Motril tras ser rescatadas en patera. Paralizadas las obras en las instalaciones militares del antiguo cuartel EVA9, por orden del Ayuntamiento de Motril, este cuartel no puede convertirse en un CIE o centro de emergencia, como el Gobierno del PP llamaba eufemísticamente. La política migratoria exige una respuesta solidaria y humanitaria para acoger a quienes llegan a la costa granadina tras jugarse la vida, no un lugar de detención. Así lo recordó este viernes al nuevo presidente del Gobierno Andalucía Acoge y así lo exigen todos los colectivos que se han movilizado bajo el lema CIE NO, además de la ciudadanía motrileña. 

Tampoco cabe en esta etapa que se abandone a su suerte a inmigrantes cuando finalizan las 72 horas establecidas en la ley para permanecer bajo custodia policial antes de ser internados. Esta misma semana se ha repetido esa vergonzante situación que ya se dio en diciembre del año pasado. 

La Memoria Democrática debe ser una seña de identidad de un Gobierno que ha salido adelante con la mayoría progresista de la Cámara. Hasta ahora, el Gobierno del PP no solo ha evitado cumplir con la Ley de Memoria Histórica sino que se ha negado a colaborar en la investigación de los crímenes del franquismo. Lo ha hecho ante las peticiones de la jueza argentina María Servini, que investiga esos asesinatos, entre ellos, el de Federico García Lorca. Es tiempo de buscar la verdad, la justicia y la reparación. 

Si hay un proyecto que ha ilusionado a Granada es el acelerador de partículas que se construiría dentro del macroproyecto internacional IFMIF-Dones. El compromiso económico, de Gobierno central y Junta de Andalucía, es imprescindible para dar un empujón a un proyecto que mira de reojo al Brexit, por las repercusiones que pueda tener en materia de financiación los planes europeos para la energía de fusión, y que necesita de una gran labor diplomática para que Europa representada por la candidatura granadina se imponga a Japón y a cualquier deseo de este país de liderar también la prueba de los materiales. El Gobierno español tiene que convencer a Europa para que siga apostando por Granada y siga apostando por la energía de fusión, en la que ya se han invertido miles de millones de euros en el gran reactor que se está construyendo al sur de Francia. 

En materia de infraestructuras hay una asignatura pendiente desde hace años, la Presa de Rules. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en su visita de esta semana a Castell de Ferro, dijo que las conducciones de Rules “no pueden esperar más”. Difícil tarea para el Gobierno cuando los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, que Sánchez ya se ha comprometido a mantener después de haber sido aprobados, recogen una partida testimonial de 600.000 euros. 

El PP ha presumido insistentemente de que el Gobierno saliente de Mariano Rajoy ha convertido a Granada en una provincia líder en inversión en infraestructuras. Entre ellas, la Segunda Circunvalación. Pese a que Fomento, en su línea, no ha dado fechas para que su conclusión, los populares granadinos, que antes la habían situado en 2018, como reclamó el Congreso, ya la alejaron su entrada en funcionamiento a 2019. 

Garantizar la capitalidad judicial de Granada

No todo son infraestructuras en la tarea para aliviar el agravio. El Estatuto de Autonomía de Andalucía establece que Granada es la capital judicial y aún está pendiente la decisión sobre la ubicación de las nuevas secciones de lo Civil y lo Penal del TSJA. Su desplazamiento a Málaga y Sevilla, como acordó la mayoría de jueces conservadora y de esas ciudades en el seno de la Sala de Gobierno del Alto Tribunal Andaluz provocó una movilización social encabezada por políticos y profesionales del ámbito del Derecho y la Justicia. Recientemente el presidente del TSJA, Lorenzo del Río, urgió al Gobierno a que tomara una decisión, que estará en el tejado del Ministerio de Justicia.

El Norte de la provincia de Granada, además de comarcas de las de Jaén y Almería, fían buena parte de su desarrollo económico a que se impulse el eje eléctrico Caparacena-Baza-La Ribina. La previsión del PP la aplazaba para impulsarla a partir de 2020, además de derivar la responsabilidad en la Junta de Andalucía para tratar de poner distancia con una reivindicación vital para la economía y el empleo. 

Lorca, un Arqueológico que despegue y un Festival que vuelva a triunfar

El Museo Arqueológico de Granada acaba de reabrir tras ocho años cerrado esperando unas mínimas obras de urgencia para poder reencontrarse con los visitantes. De titularidad estatal y gestionado por la Junta, un gesto para vislumbrar que en un futuro cercano tendrá la reforma integral que merece, sería un gesto de justicia para una ciudad que aspira a convertirse en capital europea de la cultura en 2031 y que ha soportado con dignidad, aunque sin resignación, los ocho años de cierre.

El Gobierno central está presente, a través del Ministerio de Cultura, en el Consorcio del Centro Lorca. Con el legado del poeta que, según lo firmado a finales del pasado año, debe llegar en este mes de junio, el Ejecutivo que liderará Pedro Sánchez debe apostar por un centro que, superadas mil y una dificultades, aspira a convertirse en una referencia internacional.

La cultura y Granada no serían lo mismo sin el Festival Internacional de Música y Danza, un referente musical de prestigio internacional que quiere despegar con la llegada del aclamado Pablo Heras-Casado. Tras unos años en los que la crisis y la falta de ideas estancó a uno de los grandes eventos musicales de España que se proyectan en el exterior, es tiempo de relanzarlo como merece.

Son todos retos que están en la nómina de reivindicaciones de la provincia, y que ahora también reclamará el PP. Y hay otros que trascienden a los territorios, como el desarrollo de las medidas recogidas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, con el presupuesto de 200 millones comprometido para ello. Un ejemplo solo de la gran tarea que afronta el nuevo Ejecutivo.

Retos del Gobierno de Pedro Sánchez (I): humildad, diálogo y transparencia