Sierra Nevada, Copa del Mundo 24
Encierros que desestabilizaron al régimen, por la amplias muestras de solidaridad

Los sucesos de La Curia de 1975 (I)

Política - Alfonso Martínez Foronda - Sábado, 1 de Octubre de 2022
Alfonso Martínez Foronda nos ofrece una espléndida crónica sobre los encierros en la Curia y, posteriormente, en la ermita de San Isidro, en 1975, que despertaron numerosas muestras de solidaridad en una provincia harta de la insoportable tasa de paro y de la carestía de la vida, que fueron fuertemente contestados por un régimen en decadencia, pero que volvieron a poner el foco del país en el movimiento obrero de Granada.
1º de Mayo de 2008. Dirigentes históricos relacionados con los sucesos de la Curia. De izquierda a derecha: Antonio Quitián, Miguel Girela Reyes, Luis López García y Juan Alfredo Bellón. Archivo Histórico CCOO de Andalucía. Colección fotográfica.
Foto de Alfonso Martínez Foronda.
1º de Mayo de 2008. Dirigentes históricos relacionados con los sucesos de la Curia. De izquierda a derecha: Antonio Quitián, Miguel Girela Reyes, Luis López García y Juan Alfredo Bellón. Archivo Histórico CCOO de Andalucía. Colección fotográfica.

El último año en vida del dictador comenzaba con una amplia campaña de propaganda y pintadas que la oposición antifranquista granadina nuclea en torno a la amnistía, contra la carestía de la vida y contra el paro. Son numerosos los documentos en los que los alcaldes de los pueblos comunican al Gobernador Civil sobre siembra de propaganda clandestina o pintadas que, inmediata y celosamente, son borradas por las autoridades. Una actividad que se acrecienta en el mes de abril cuanto más se acerca la fecha emblemática para el movimiento obrero como es el 1º de Mayo.

...una hoja de bloc en la que se decía que “si el libro que tienen expuesto al público en su escaparate titulado “García Lorca, asesinado; toda la verdad”, de José Luis Vila San Juan [Premio Espejo de España, 1975] no lo retiraban de su venta sería incendiado el establecimiento”

Las brechas que la oposición política va abriendo en el sistema pasan también por la cultura, organizando conferencias, recitales poéticos o de música que son sistemáticamente prohibidos. En la misma medida que la oposición percibe que aumenta sus apoyos y que ensancha sus círculos de influencia, de igual forma, el apoyo al régimen se hace también ostensible, pero a la defensiva. Puede ser anecdótico, pero es significativo que el Servicio de Información de la Guardia Civil (SIGC) se haga eco de que el 17 de abril, por ejemplo, apareciera bajo la puerta de la Librería Estudio (sita en Mesones) una hoja de bloc en la que se decía que “si el libro que tienen expuesto al público en su escaparate titulado “García Lorca, asesinado; toda la verdad”, de José Luis Vila San Juan [Premio Espejo de España, 1975] no lo retiraban de su venta sería incendiado el establecimiento”. Y es doblemente significativo, no sólo porque a esas alturas ya aparezcan obras legalizadas sobre Lorca –escritor maldito en la Granada franquista- y que muestran a un régimen que tiene que empezar a abrir determinadas ventanas para no asfixiarse totalmente, sino también cómo se resiste a aceptar siquiera esos espacios mínimos de libertad cultural. Es tremendo que el propio SICG justifique semejante amenaza, aduciendo que “en general, los comentarios de las personas de orden son contrarios al haberse autorizado la publicación de dicha obra”.

 “García Lorca, asesinado; toda la verdad”, de José Luis Vila San Juan, Premio Espejo de España, 1975.

...se plantan ante el Delegado de Sindicatos que, como era de prever, hace oídos sordos a las reivindicaciones que le presenta la comisión elegida para ello. Es allí mismo cuando deciden encerrarse, en señal de protesta, en la Curia

Una tónica represiva que se traduce en el seguimiento que la Brigada Político Social hace de los principales activistas políticos, de forma rutinaria, y que pasa también por la Universidad donde la policía entra en varias ocasiones para retirar carteles en estos primeros meses de 1975. Es la proximidad del 1º de mayo la que va a recrudecer el conflicto social. Concretamente, el 27 de abril de ese año se iba a producir una reunión en los locales de la Iglesia de la Paz, en el Polígono de Cartuja, con la participación de CCOO, PCE, HOAC y Solidaridad Andaluza en la que se pone de manifiesto la terrible situación de paro no sólo de ese barrio, sino de toda la provincia. Se decide que dos días más tarde se llevaran las propuestas contra el paro a la autoridad sindical y un centenar de trabajadores, acompañados de líderes sociales y sindicales se plantan ante el Delegado de Sindicatos que, como era de prever, hace oídos sordos a las reivindicaciones que le presenta la comisión elegida para ello. Es allí mismo cuando deciden encerrarse, en señal de protesta, en la Curia.

El encierro contó con la solidaridad del arzobispo de Granada, Emilio Benavent Escuín, que no permite la entrada de la policía para desalojarlos y, como respuesta, la policía acordona la zona e impide la entrada de alimentos y mantas

Efectivamente, el día 29 de abril se encierran en la Curia 35 trabajadores, todos parados, entre ellos algunos sacerdotes obreros y militantes de CCOO y del PCE, para poner de manifiesto la insoportable carestía de la vida y la situación de paro en Granada. El encierro contó con la solidaridad del arzobispo de Granada, Emilio Benavent Escuín, que no permite la entrada de la policía para desalojarlos y, como respuesta, la policía acordona la zona e impide la entrada de alimentos y mantas. Ese día los alrededores del Arzobispado, las cercanías de la Plaza Bib-Rambla, las Pasiegas y las calles de la Alcaicería se llenaron de grises ante el peligro que suponían los 35 trabajadores encerrados. Las dictaduras siempre son exageradas.

Relación de detenidos y sancionados por los sucesos de La Curia. AHPCE, Nacionalidades y Regiones, Andalucía, Caja 82, carpeta 1/4.

Esa misma mañana algunas mujeres de los encerrados recorrieron algunas obras del Polígono de Cartuja donde muchos obreros fueron al paro. Al mismo tiempo, hubo saltos a cargo de estudiantes, trabajadores y mujeres de los encerrados en Plaza Nueva y Bib-Rambla, practicándose algunas detenciones de estudiantes

Esa misma mañana algunas mujeres de los encerrados recorrieron algunas obras del Polígono de Cartuja donde muchos obreros fueron al paro. Al mismo tiempo, hubo saltos a cargo de estudiantes, trabajadores y mujeres de los encerrados en Plaza Nueva y Bib-Rambla, practicándose algunas detenciones de estudiantes de Teología como las de Juan Sánchez Arenas o la de Jesús Ignacio Alonso de la Fuente, sancionado con 25.000 pesetas, por manifestación ilegal en la vía pública. También se detuvo a algunos alumnos de Medicina, como José Falin Rivas Guerrero y dos alumnas de Ciencias, por propaganda ilegal. En solidaridad, los alumnos de 1º y 2º de Medicina harán un encierro en la Facultad por la tarde y que culminan voluntariamente ese mismo día, al tiempo que la policía entra en la Facultad de Derecho para retirar algunos carteles.

Pope Godoy. Foto de internet.

El mismo día 1 de mayo se producirá un encierro en la Ermita de San Isidro de unas sesenta personas, muchos de ellos estudiantes de Teología y algunos seglares, en solidaridad con los trabajadores encerrados en la Curia, así como en la propia Catedral

El mismo día 1 de mayo se producirá un encierro en la Ermita de San Isidro de unas sesenta personas, muchos de ellos estudiantes de Teología y algunos seglares, en solidaridad con los trabajadores encerrados en la Curia, así como en la propia Catedral. Es significativo que el Diario Patria, para envenenar la situación, acusara a los encerrados en la iglesia de que habían entrado alimentos de calidad y mantas y, para terminar la faena, calculase incluso las cuentas sobre el valor de los alimentos. No durarían mucho en el encierro de San Isidro porque esa misma noche serán desalojados por la policía y obligados a entregar el carnet de identidad, siendo sancionados la mayoría con multas que van desde las 10.000 a las 30.000 pesetas por el Gobernador Civil.

A todos ellos se les impondrían multas para millonarios que iban desde 10.000 a 500.000 pesetas

El día 2 de mayo, sobre las 10 de la noche, un gran despliegue policial (un gran número de policías uniformados y armados y un número indeterminado de policías de paisano) se introducen en la Curia, sin permiso del arzobispo Emilio Benavent, y esposan a los encerrados para llevárselos a la comisaría de Los Lobos, en la que tuvieron toda la noche declarando y ocupando varias celdas. Tuvieron que dormir sentados por ocupar calabozos tan pequeños. Después de pasar por el Juzgado, a los pocos días, ingresarían en prisión. También sería detenido el dirigente del PCE, Francisco Portillo Villena, que andaba por las inmediaciones de la Curia repartiendo propaganda. A todos ellos se les impondrían multas para millonarios que iban desde 10.000 a 500.000 pesetas.

La oposición antifranquista ya estaba acostumbrada a las detenciones, a las prohibiciones gubernativas o a las sanciones millonarias que, en el fondo, eran una forma de llevarlos a prisión por  impago

La oposición antifranquista ya estaba acostumbrada a las detenciones, a las prohibiciones gubernativas o a las sanciones millonarias que, en el fondo, eran una forma de llevarlos a prisión por  impago. Un control férreo de la oposición que tenía su réplica en el aumento de la confrontación y en los instrumentos de que ésta se dota para superar las dificultades. Uno de ellos será la creación de Comités de Solidaridad donde jugaron un papel importante militantes como Bruno Alcaraz Masats, Miguel Girela Reyes “El Curica”, Juan Alfredo Bellón, Mariló García Cotarelo, Tomás Navarro, Enrique Cabrera, Fernando Herrera o Adolfo León. Pero, aún así, en muchos casos los detenidos estaban parados o en las listas negras y algunas familias hicieron, en vano, declaraciones de pobreza para eludir la multa o tediosos recursos administrativos que, en todos los casos, fueron baldíos.

Relación de personas que se encuentran en prisión provisional de Granada, con arresto sustitutorio en la cuantía de las multas. Además, están procesados por el TOP, que salvo en el primero (al que se le niega la libertad provisional) a los demás se les concede bajo fianza de 100.000 pesetas.

Nombres

Profesión

Multas

Observaciones

Francisco Potillo Villena

 

Obrero

500.000

Se le niega libertad provisional por anterior proceso en el TOP

Juan Gálvez Lozano

Obrero

400.000

 

Luis Cervilla Alonso

Obrero

400.000

 

Emilio Cervilla Ruiz

Obrero

400.000

 

J. Antonio Ramírez Milena

Obrero

250.000

 

Francisco Padilla Maldonado

Obrero

200.000

 

Ángel Aguado Fajardo

Sacerdote obrero

400.000

 

Arrestados en recinto religioso de las cercanías de la capital

José Godoy López

sacerdote

400.000

Antonio Quitián González

Sacerdote obrero

500.000

Miguel Heredia Granizo

obrero

300.000

 

Puestos en libertad. Multas pagadas

Miguel Bonilla Rubio

Obrero

100.000

Francisco Gutiérrez Bautista

Obrero

40.000

Fuente: Extraído del AHPCE, Nacionalidades y Regiones, Andalucía, Caja 82, Carp. ¼ y elaboración propia.

De todos los detenidos en la Curia, los que ingresan en prisión y se les abre el correspondiente sumario en el Juzgado de Orden Público son lo que ya tenían antecedentes policiales o quienes, a juicio de la BPS, eran los más peligrosos. Por su puesto, Paco Portillo Villena y Emilio Cervilla Alonso –ambos, con numerosos antecedentes- y su hijo Emilio Cervilla Ruiz, que ya había sido detenido y encarcelado en el Estado de Excepción de 1970. Pero La Brigada Político Social también tenía, del resto, sus antecedentes. Hemos entresacado algunos de ellos para que se perciba el control policial que había sobre la oposición. Por cierto, ¿a dónde han ido a parar todas estas fichas policiales? ¿Se destruyeron o se guardan todavía en algún lugar secreto?

Nombre

Ficha policial

Antonio Ramírez Milena

(Albolote, 1955). Albañil. Había sido detenido el 28 de marzo de 1970 en la caída de las Comisiones Obreras Juveniles. La BPS de Granada, informa que “tiene antecedentes por actividades subversivas y distribución de propaganda ilegal”. También es calificado “agitador que representa una seria amenaza para la paz pública”

Francisco Padilla Maldonado

La BPS emite un informe en el que  “consta el haber hecho causa común con elementos conocidos de las CC.OO., consiguiendo radicalizar un conflicto laboral en la Empresa constructora “Cotis” en el año 1972”. También es calificado “agitador que representa una seria amenaza para la paz pública”.

Ángel Aguado Fajardo

(Pinos del Valle –Granada-, 1941). De este sacerdote obrero, coadjutor de la Parroquia de la Sagrada Familia, del Polígono de Cartuja. La BPS tiene conocimiento de sus “numerosos antecedentes por sus actividades en el mundo laboral, que en distintas ocasiones ha realizado al unísono con miembros del PCE y de CC.OO.”

José Godoy López

Canena (Jaén), 1933. Sacerdote y albañil. En la ficha policial constará, además de esta detención otras varias, calificándolo como “conflictivo”.

Antonio Quitián González

Güéjar Sierra –Granada-, 1928. Sacerdote. La BPS afirma que posee un “amplio historial por actividades laborales, realizadas en contacto y de forma coordinada con conocidos elementos del PCE y de CC.OO”. En varias ocasiones se refieren a él como firmante de peticiones de amnistía o miembro de la Comisión Organizadora del Homenaje a Lorca el 5 de junio de 1976 en Fuente Vaqueros.

 

Francisco Gutiérrez Bautista

Granada (1941). Albañil. La BPS afirma que el 30 de abril de 1975 fue detenido por formar parte de un piquete de la construcción, siendo sancionado con 40.000 pesetas y encartado en diligencias previas 808/75 por desórdenes, saliendo en libertad el 5 de mayo de ese año.

Fuente: Archivo Histórico Gobierno Civil, Caja “Generales de Orden Público, Granada Capital”, Rfe. 1809; AHGCG, Caja 1.210-D, asunto: “Manifestaciones (1976)”. Relación nominal  de la Jefatura Superior de Policía sobre distintos activistas que envía al Gobernador Civil el 6 de julio de 1976; AHGCG, Caja 1.210-D, asunto: “Manifestaciones (1976)”. Relación nominal  de la Jefatura Superior de Policía sobre distintos activistas que envía al Gobernador Civil el 6 de julio de 1976; AHGCG. Brig. Reg. Investigación Social, R.S. núm. 854, Caja: D.C. Generales de Orden Público. Granada Capital y elaboración propia.

Precisamente, los curas-obreros Antonio Quitián y Ángel Aguado, serían trasladados a los calabozos de la Puerta del Sol en Madrid y, posteriormente, a la cárcel de Carabanchel, donde ingresaría poco después el también cura-obrero Pope Godoy López –fundador de Solidaridad Andaluza- ocupando los tres la misma celda

Precisamente, los curas-obreros Antonio Quitián y Ángel Aguado, serían trasladados a los calabozos de la Puerta del Sol en Madrid y, posteriormente, a la cárcel de Carabanchel, donde ingresaría poco después el también cura-obrero Pope Godoy López –fundador de Solidaridad Andaluza- ocupando los tres la misma celda. Pope Godoy había permanecido en huelga de hambre durante los tres días de su estancia en comisaría, junto a otros seis redentoristas que habían caído en la otra redada. Allí también se puso en huelga de hambre hasta el extremo de poner en peligro su vida.

Allí los visitaría el mismo arzobispo, Emilio Benavent, que no dio la autorización para que fueran juzgados por el TOP, apelando al Concordato. Por ello, fueron puestos en libertad y devueltos a Granada, pero al llegar a la ciudad fueron detenidos de nuevo por la BPS, ingresando de nuevo en los calabozos de Los Lobos para cumplir los tres meses de condena o pagar la multa de 500.000 pesetas. El arzobispo acordó con las autoridades que cumplieran dicha pena en la Residencia de las Mercedarias de Cájar en los Agustinos de Monachil, donde quedarían recluidos durante ese tiempo.

Octavilla de CCOO de Granada agradeciendo las muestras de solidaridad con los trabajadores de la Curia sancionados. Aparecida en las calles de Atarfe la noche del 4 de mayo de 1975. Archivo Histórico CCOO de Andalucía. Fondo Gráfico.

Al día siguiente, el 3 de mayo, una manifestación silenciosa de estudiantes y trabajadores en la Plaza de Bib-Rambla, junto a una sentada en una de las terrazas, fue disuelta por la policía, que volvió a practicar algunas detenciones como la de los estudiantes de teología Antonio Rafael Olivares Castillo y Juan Fernández. Una solidaridad que se extiende ese mismo día a pueblos de la provincia donde se hacen pintadas y se reparten octavillas pidiendo su libertad. En Atarfe, por ejemplo, el Servicio de Información de la Guardia Civil (SIGC), de las investigaciones practicadas deduce que en la madrugada del día 3 al 4 de mayo, “tres vecinos, llamados Alberto Lachica Hinojosa, Antonio Jiménez Lorite y Francisco Ramos García” fueron quienes “obligaron a cerrar” diversos establecimientos de la localidad. Una investigación que se realizará a lo largo del mes de mayo de ese año, sobre todo, dirigida hacia “los promotores de los piquetes” que se formaron en distintas localidades como Maracena, Pinos Puente o Atarfe. A mediados de mayo identificarán a algunos de ellos como Antonio Reyes Jiménez, Antonio Jiménez Lorite, Francisco Hoces Barrales, José Zaragoza López, Antonio Moleón Castro, Manuel Reyes Jiménez y José Guardia Rodríguez. De cada uno de ellos extraen una ficha política, que se remite al Gobierno Civil.

Bibliografía:

  • MARTÍNEZ FORONDA,  Alfonso: La lucha del movimiento obrero en Granada por las libertades y la democracia. Pepe Cid y Paco Portillo: dos líderes, dos puentes. Fundación de Estudios y Cooperación de CCOO-A, Granada, 2012.
  • QUITIÁN GONZÁLEZ, A. y otros: Curas obreros en Granada, Asociación Cultural Enrique Toral y Pilar Soler, Alcalá la Real, 2006.
  • Archivo Histórico del Gobierno Civil de Granada. Cartas que el Alcalde de Atarfe envía al Gobernador Civil entre febrero y abril de 1975, Caja DC, Generales de Orden Público de 18 y 21.3.75 y 29.4.75; Carpeta nº 1325-A, Caja Dirección General de Política Interior 1975-1978, Subcarpeta de Partes del Gobierno Civil. Nota Informativa del SIGC de 19 de abril de 1975, nº 155; Caja “Generales de Orden Público, Granada Capital”, Rfe. 1809; AHGCG, Caja 1.210-D, asunto: “Manifestaciones (1976)”. Relación nominal  de la Jefatura Superior de Policía sobre distintos activistas que envía al Gobernador Civil el 6 de julio de 1976; Caja DC, Generales de Orden Público. Provincia. A-C, escrito del Alcalde a Gobernador Civil de 6.6.75; Relaciones con el Ministerio del Interior, subcarpeta Orden Público 1976-1979
  • Archivo Histórico del PCE, Nacionalidades y Regiones, Andalucía, Caja 82, Carp. ¼.
  • Diario Ideal del 2 y 3 de mayo de 1975, pp. 16 y 13, respectivamente; 4 y 7 de mayo de 1975, pp. 15 y 13, respectivamente.

El próximo sábado, 8 de octubre:

  • Los sucesos de La Curia de 1975 (II)

Alfonso Martínez Foronda es licenciado en Filosofía y Letras, profesor de Secundaria e históricamente vinculado al sindicato CCOO, en el que ocupó distintas responsabilidades, como investigador ha profundizado en el movimiento obrero y estudiantil.

Otros artículos y reportajes del autor:

Sobre la historia del PCE, en el año de su centenario: