Piropos poéticos
la amnistía supuso un enorme sacrificio colectivo: encierros, huelgas y manifestaciones

'Y a vueltas con la amnistía: el 11 de julio de 1976 (II)'

Política - Alfonso Martínez Foronda - Sábado, 26 de Noviembre de 2022
Cierra Alfonso Martínez Foronda con este capítulo la movilización vivida en Granada en 1976 para pedir la amnistía, una historia con nombres de mujeres y hombres que lucharon por las libertades, con un enorme sacrificio. Un brillante trabajo que merece que lo leas y compartas.
Estudiante preparando una pancarta para la manifestación por la Amnistía. Sevilla, julio de 1976.
Foto de José Julio Ruiz Benavides. Archivo Histórico de CCOO de Andalucía.
Estudiante preparando una pancarta para la manifestación por la Amnistía. Sevilla, julio de 1976.
Si no tuviste la oportunidad de leer la primera parte o quieres volver a hacerlo: ¡Amnistía, Libertad! (I)

La Brigada Regional del Servicio de Información (BRIS) de Granada, el 2 de julio de 1976 envía un escrito al Gobernador Civil donde recoge la opinión de dirigentes políticos de izquierdas ante la reciente dimisión de Arias el día anterior, haciéndose eco de lo que había aparecido en el Diario Ideal ese día con el título de “ENCUESTA DE URGENCIA”, con las “opiniones de diversas personas de esta Región”. El informe recoge sólo las de Roberto Mayoral, Paco Portillo, Manuel Sánchez Díaz, Eladio-Fernández-Nieto Fernández (ASA) y Rafael Estrella Pedrola (PSOE). Allí, Paco Portillo afirmaba “que ARIAS NAVARRO no podía ser el hombre que condujera al país a la democracia, ni muchos menos pudiera estar en condiciones de dar solución a los graves problemas económicos, políticos y sociales que el Estado español tenía y tiene planteados” y agrega que “…debe hacerse cargo de nuestro país un gobierno en el que formen parte todos los partidos políticos democráticos, sin exclusión…, que convoque a Cortes Constituyentes”.  Por su parte, otro dirigente de CCOO, Manuel Sánchez Díaz, afirmaba que “ARIAS ha sido un hombre unido al franquismo desde hace años. No era el hombre válido para el cambio democrático del país; aunque se quiso disfrazar de reformista del Régimen de Franco, no ha podido asegurar el continuismo, que era lo que realmente pretendía. De todas formas, pensamos de todo esto que no está solamente ligado a él, sino a todo el equipo reformista, que ha querido dar una imagen democrática en el exterior al mismo tiempo que encarcelaba a los líderes de la oposición y que no ha podido dar al pueblo lo que pide: libertad y democracia”. (Ambas, en AHGCG, Caja DC, Generales de Orden Público, Granada Capital, informe de la BRIS a Gobernador Civil, nº 888, de 2.7.76.)

De izquierda a derecha: Miguel Girela Reyes, Jesús Carreño Tenorio, Lola Hita Romero, Eduardo Saborido Galán, Andrés Navarro Vinuesa y Manuel Sánchez Díaz en el 25 aniversario de CCOO, en Sevilla. Jesús Carreño y Manuel Sánchez, fueron firmantes de la manifestación de julio de 1976 e identificados por la policía por sus antecedentes. Foto cedida por Lola Hita Romero. 

El ambiente político, tras la dimisión de Arias Navarro, vuelve a propiciar que la oposición democrática española vuelva una y otra vez sobre la petición de amnistía. En Granada, a comienzos de julio de 1976, se va a solicitar para una manifestación pro-amnistía, al tiempo que se retoma la constitución de una “Asociación de expresos y represaliados políticos y sindicales” y, paralelamente, se organizan otro tipo de actividades como alguna mesa redonda sobre el tema.

Petición de manifestación pro-amnistía al Gobierno Civil de Granada para el 11 de julio de 1976, que fue prohibida. Entre los firmantes, dirigentes obreros como Manuel Vega, Emilio Cervilla Alonso, Manuel Sánchez, Antonio Ávila o José Ávila “El Abuelito”. Archivo Histórico del Gobierno Civil de Granada.

La petición de la manifestación venía avalada por centenares de firmas que respondían a diversos sectores sociales

La manifestación pro-amnistía, que debía celebrarse el domingo 11 de julio, respondía a una convocatoria nacional que debía recabar, en cada provincia, el mayor apoyo de todos los sectores sociales, especialmente, de la Universidad. En Granada, el día 5 de julio se solicita al Gobierno Civil esa manifestación y la firmaban el Decano de Filosofía, Jesús Lens Tuero, los militantes del PCE, José Pallarés Moreno (estudiante de Filosofía) y Concepción Félez Lubelza (profesora de la misma Facultad), así como por el dirigente del MCA, José María Sánchez Rodrigo. Pero, además, la petición de la manifestación venía avalada por centenares de firmas que respondían a diversos sectores sociales. De nuevo –como era previsible- el Gobierno Civil la prohíbe con el argumento administrativo de que no se habían cumplido los 10 días de antelación preceptivos, al tiempo que la Jefatura Superior de Policía vuelve a sacar los antecedentes o la identificación político y social de muchos de los firmantes.

RELACIÓN  NOMINAL DE PERSONAS, CON EXPRESIÓN DE SU FILIACIÓN, IDENTIFICADAS ENTRE LOS FIRMANTES EN PETICIÓN DE MANIFESTACIÓN PRO AMNISTÍA

Nombre

Profesión

Observaciones

Ángel Aguado Fajardo

Sacerdote-obrero

Numerosos antecedentes

María José Aguaza González

Sus labores

Antecedentes policiales

Antonio Ávila González

Obrero

Numerosos antecedentes por actividades comunistas

Eduardo Caracuel Romero

Estudiante

Representante Izquierda Democrática. Miembro de Coordinación Democrática

Higinio Caro Toledo

Obrero

Presidente de la UTT de Transportes

Eduardo Castro Maldonado

Periodista

Desafecto

Antonio Checa Godoy

Periodista

Desafecto

Emilio Cervilla Alonso

Obrero

Numerosos antecedentes policiales

José Cid de la Rosa

Obrero

Numerosos antecedentes policiales.

Antonio Córdoba Mesa

Licenciado

Numerosos antecedentes policiales.

Ángel Díaz Sol

Profesor Adjunto

Miembro del PSOE

María Eugenia Fernández Argente

Estudiante

Presidenta de AUPEM

Rafael Fernández-Píñar Afán de Rivera

Estudiante

Numerosos antecedentes policiales

Julia García Leal

Licenciada

Intensas actividades subversivas

José García Ladrón de Guevara

Administrativo

Ideología izquierdista

Carmen Guerrero Villalba

Estudiante

Vocal Asociación Mujeres Universitarias

José López Ávila

Obrero

Numerosos antecedentes policiales

Juan de Dios Luque Durán

Profesor UGR

Antecedentes subversivos

Daniel Maldonado López

Obrero

Representante de la UGT. Miembro de Coordinación Democrática

Antonio Marín del Moral

Licenciado

Antecedentes por actividades estudiantiles

Ildefonso Marino Moles Gallardo

Estudiante

Antecedentes policiales

Roberto Mayoral Asensio

Licenciado

Responsable del PTE. Numerosos antecedentes policiales.

Miguel A. Medina Fernández-Aceituno

Abogado

Antecedentes policiales

Ángela Olalla Real

Licenciada

Vocal Asociación Mujeres Universiarias

Dolores Parras Chica

Licenciada

Antecedentes policiales

Francisco Portillo Villena

Obrero

Numerosos antecedentes policiales.

Antonio Quitián González

Sacerdote-obrero

Numerosos antecedentes policiales

Antonio Ramos Espejo

Periodista

Ideología izquierdista

José Rivera Terriente

Obrero

Presidente Agrupación Sindical de Telefónica

Esteban Rodríguez Ocaña

Estudiante

Numerosos antecedentes policiales

Manuel Sánchez Díaz

Obrero

Numerosos antecedentes policiales

Amalia Tesoro Amate

Estudiante

Vicepresidenta de AUPEM

Manuel Vega Rodríguez

Obrero

Amplios antecedentes como activista de CCOO

Fuente: AHGCG, Caja 1210-D, Manifestaciones 1976 y elaboración propia.

Además de ellos, fueron firmantes del escrito, entre otros muchos, Francisco Sánchez López, Félix Torres Fernández, José Miguel Arenas Guerrero, Cecilia Cristina Hita Alonso, Helio Gabriel Fornieles Pérez, José Gerardo Cardona Martín, Antonia López Ortega, María Magdalena de Angulo Jiménez o José María Fontboté Mussolas.

Primera hoja del informe que la Brigada Político Social elabora sobre diversos activistas que han solicitado la manifestación pro amnistía del 11 de julio de 1976. Archivo Histórico del Gobierno Civil de Granada. 

La novedad en el caso de la mesa redonda era que también la había prohibido el Rectorado –y que había solicitado el Departamento de Actividades Culturales de Filosofía y Letras- aduciendo que el curso académico había concluido

La batería de actividades previstas en el entorno de la manifestación pasaba también por la petición de constitución de esa Asociación de expresos y represaliados políticos y sindicales y una mesa redonda sobre la amnistía en el Hospital Real, ambas previstas para el sábado 10 de julio. En el primer caso, son algunos de los represaliados los que la solicitan: el dirigente del MCA, Antonio Córdoba Mesa, los militantes del PCE Manuel Enrique Monereo Pérez, el abogado laboralista de CCOO, Fernando Sena Fernández, el dirigente del PTE Roberto Mayoral Asensio y el veterano militante de CCOO, José López Ávila, “El Abuelito”. El Gobierno Civil volverá a prohibir esa reunión como también la mesa redonda porque en ambos casos se evidenciaba que era una campaña que tenía como propósito “conculcar no sólo los fines que se invocan sino, incluso, la misma naturaleza de los actos solicitados, los que, en razonable presunción, podrían finalizar en graves alteraciones de orden público”. (AHGCG, Caja 1211, minuta del Gobierno Civil de Granada de 8 de julio de 1976). Nada nuevo, por cierto. Pero la novedad en el caso de la mesa redonda era que también la había prohibido el Rectorado –y que había solicitado el Departamento de Actividades Culturales de Filosofía y Letras- aduciendo que el curso académico había concluido. Y, para que quedara constancia y presumiendo que los dos actos se iban a celebrar, a pesar de la prohibición, el Rectorado colocará la comunicación en la puerta principal del Hospital Real. Lógicamente, varias horas antes de que se iniciasen los dos actos, los jeeps de la policía ocuparon los accesos al Hospital Real para disuadir a quienes intentaron, sin éxito, asistir a los mismos.

Javier Terriente Quesada, ex preso político firmante de la manifestación pro amnistía de julio de 1976, en mayo de 2009. Fotografía de Alfonso Martínez Foronda. 
Julia García Leal, firmante de la manifestación pro amnistía en julio de 1976 y ex presa política. Foto de Alfonso Martínez Foronda.
Pepe Cid de la Rosa, firmante de la manifestación pro amnistía en julio de 1976 y ex preso político. Foto cedida por Natividad Bullejos. 
Lola Parra Chica firmante de la manifestación pro amnistía en julio de 1976 y ex presa política. Foto realizada en su casa en 1974. Cedida por Lola Parra.

El clamor contra la amnistía dio sus frutos y, a propuesta del gobierno, el Rey concede la amnistía, por decreto 10/76, de 30 de julio de 1976, para los delitos y faltas de intencionalidad política, lo que suponía para muchos condenados por delitos políticos, el olvido retroactivo del delito y la consiguiente abolición de todas sus consecuencias penales. En Granada, ese decreto afectó a la estudiante de psicología, Concepción Jiménez Játiva, que había sido encarcelada por su pertenencia a la JGR y por reparto de propaganda ilegal. Concepción  (Melilla en 1957), era estudiante de Psicología en la Universidad de Granada. Militante de la Joven Guardia Roja (JGR), había sido detenida en 1975, por asociación ilegal, junto a otros compañeros de la JGR, en Málaga, donde residía en esos momentos. Luego, había sido detenida en Granada y procesada por repartir propaganda de la Unión Democrática de Soldados en marzo de 1976, junto a María Antonia Martín Murga.

La Unión Democrática de Soldados (UDS) fue una asociación clandestina que se extendió por los cuarteles en los estertores del Franquismo y duró hasta principio de los años 80. Tenía como principal objetivo la mejora de la situación de los soldados rasos, reclutados para cumplir el servicio militar obligatorio. La UDS estaba impulsada por la Joven Guardia Roja (JGR), la organización juvenil del Partido del Trabajo (PTE).

Jiménez Játiva estuvo en el módulo de las presas comunes y a la espera de un juicio de los tribunales militares. Acabó 1º de Psicología en la cárcel y según ella, “gracias a Lens, decano de la Facultad, he podido examinarme”. Salió de la cárcel el 5 de agosto de 1976, donde, según el diario Ideal, era “el único (sic) preso político en Granada”. (Diario Ideal de 31.7.76, Portada y p. 12).

Carmen Guerrero Villalba firmante de la manifestación pro amnistía en julio de 1976.  Foto de Alfonso Martínez Foronda, julio de 2011.
Esteban rodríguez Ocaña ex preso político firmante de la manifestación pro amnistía de julio de 1976, en marzo de 2008. Fotografía de Alfonso Martínez Foronda. 
Fernando Wulf Alonso, ex preso político firmante de la manifestación pro amnistía de julio de 1976. Fotografía de Internet.
Joaquín Bosque Sendra, ex preso político firmante de la manifestación pro amnistía de julio de 1976, en marzo de 2008. Fotografía de Alfonso Martínez Foronda en su despacho de Alcalá de Henares en abril de 2007.
De izquierda a derecha: Rafael Juárez, Jesús Leiva y Pepe Pallarés Moreno. El último fue uno de los que hicieron la petición para la manifestación pro amnistía del 11 de julio de 1976. Foto realizada en 1981 y cedida por Pepe Pallarés.

Un mes más tarde de publicarse ese decreto la amnistía no había llegado, todavía, a los 11 procesados por la caída del Cerro del Sombrero, en libertad provisional y que tendrán que esperar unos meses más. En septiembre la amnistía alcanza también a los tres militantes del PCE, que habían sido detenidos y encarcelados en febrero de 1974: Luis Balada Ortega, Pedro Limiñana Cañal y José María Alfaya González. Para esas fechas habían sido puestas en libertad 59 personas procesadas en la jurisdicción militar en el territorio de la IX Región Militar.

Mas la oposición democrática no sólo reclamará la amnistía política y laboral, sino que condenará todos aquellos atentados terroristas que intentaban, de una u otra forma, minar el proceso democrático

Mas la oposición democrática no sólo reclamará la amnistía política y laboral, sino que condenará todos aquellos atentados terroristas que intentaban, de una u otra forma, minar el proceso democrático. Así, en el mismo mes de julio, dirigentes de CCOO y del PCE condenarán diversos atentados terroristas que se habían llevado a cabo el 18 de julio en diversos locales sindicales de Barcelona, Sevilla, Madrid o Bilbao. Los dirigentes de CCOO Pepe Cid de la Rosa, Antonio Ávila González y Manuel Vega Gutiérrez, enviarán a los medios de comunicación una en la que afirman que “las CCOO de Granada están plenamente convencidas que dichos atentados han sido provocados y perpetrados por elementos ajenos a la clase obrera” y consideran que “no estando de acuerdo con la CNS, pensamos que atentar contra los edificios sindicales es atentar contra el patrimonio de la clase obrera” y que “la clase obrera, y entre ella Comisiones Obreras, lucha pacíficamente por conseguir la amnistía y libertad sindical y que todo acto terrorista va contra el progreso de libertad y democracia a que necesariamente se encamina nuestro pueblo”. En otra carta similar Paco Portillo, que se identifica como miembro del PCE, afirma, entre otros extremos, que los comunistas repudian “los métodos terroristas que sólo llevan a la confusión” y que retrasan “la necesaria salida democrática”. (Diario Ideal de 20 de julio de 1976, p. 17).

Panfleto de la Oposición de Izquierda del PCE sobre la amnistía del 27 de septiembre de 1976. AHPCE, Fuerzas de la Cultura.

Más allá de la cifra exacta, conviene indicar que la amnistía supuso un enorme sacrificio colectivo: encierros, huelgas y manifestaciones. Baste indicar que solo en 1977 la policía cargó contra 788 manifestaciones en España, con cientos de detenidos

Entre finales de 1975 y de 1977, aunque es difícil dar un dato exacto, algunas fuentes señalan que fueron unos 11.200 presos políticos liberados. El 80 por 100 fueron puestos en libertad con el primer indulto, el 25 de  noviembre de 1975. En todo caso, más allá de la cifra exacta, conviene indicar que la amnistía supuso un enorme sacrificio colectivo: encierros, huelgas y manifestaciones. Baste indicar que solo en 1977 la policía cargó contra 788 manifestaciones en España, con cientos de detenidos. No. La transición no fue seráfica porque, además del terrorismo de ETA, 188 personas murieron fruto de la actuación policial y de las bandas de extrema derecha.

José María Alfaya González, uno de los afectados por el decreto de Amnistía de 1976. Fotografía de Alfonso Martínez Foronda en julio de 2007.

Más allá de la polémica de si la Ley de Amnistía fue el origen de la “ley de punto final” que ha impedido juzgar los crímenes del franquismo –y que requeriría un extenso análisis que sobrepasan estas páginas-, lo cierto es que fue una satisfacción ver salir a los presos políticos de las cárceles o de miles de trabajadores que recuperaban su trabajo de donde habían sido despedidos por motivos políticos. Y merece ser recordado, casi medio siglo después, -y especialmente a las generaciones más jóvenes- de que nada, absolutamente nada, se consigue sin luchar.

Bibliografía:

  • MARTÍNEZ FORONDA,  Alfonso (coord.): La conquista de la libertad. (Historia de CC.OO. de Andalucía, 1962-2000). Fundación de Estudios Sindicales. AHCCOO-A, Puerto Real, 2005.
  • MARTÍNEZ FORONDA, Alfonso; SÁNCHEZ RODRIGO, Pedro; RUEDA CASTAÑO, Isabel; SÁNCHEZ RODRIGO, José María; CONEJERO RODRÍGUEZ, Miguel y RODRÍGUEZ BARREIRA, Óscar: La cara al viento. Estudiantes por las libertades democráticas en la Universidad de Granada (1965-1981), Vol. I y II, Córdoba, El Páramo, 2012.
  • Archivo Histórico del Gobierno Civil de Granada.  Caja 1325-A, Nota Informativa del Gobernador Civil a Director General de Política Interior, de 15 de febrero de 1976 ; Caja DC, Generales de Orden Público, Granada Capital, BRIS, escrito nº 854, de 29 de marzo de 1976; Notas del Gobierno Civil sobre asambleas en Filosofía y Derecho, así como de la “Tribuna Libre” en Caja 1325-A, ambas dirigidas a Director General de Política Interior, de 21 de enero y 24 de enero, respectivamente; Caja 1211, minuta del Gobierno Civil de Granada de 8 de julio de 1976, escritos 41.71 y siguientes.
  • Archivo Histórico del PCE. Nacionalidades y Regiones, Andalucía, Caja 82, Carp. 2, panfleto del Comité Provincial del PCE de Granada, firmado en diciembre de 1975, jacq. 941; Nacionalidades y Regiones, Andalucía, carta de los expresos políticos de enero de 1976 a SM el Rey Juan Carlos I, Caja 82, Carpeta ¼.
  • Diario Ideal de 15.2.76, p. 14;   26.2.76, p. 11;  06.08.76.12
  • Entrevistas a Francisco Portillo Villena, Pepe Cid de la Rosa, Joaquín Bosque Sendra, Javier Terriente Quesada, José María Alfaya González, Fernando Wulf Alonso, Dolores Parra Chica, Julia García Leal, Carmen Guerrero Villalba, Manuel Sánchez Díaz, Jesús Carreño Tenorio, Socorro Robles Vizcaíno, Carmen Morente Muñoz y Antonio Córdoba Fernández, en Fondo Oral Archivo de CCOO de Andalucía.
Alfonso Martínez Foronda es licenciado en Filosofía y Letras, profesor de Secundaria e históricamente vinculado al sindicato CCOO, en el que ocupó distintas responsabilidades, como investigador ha profundizado en el movimiento obrero y estudiantil.

Otros artículos y reportajes del autor:

Sobre la historia del PCE, en el año de su centenario: