Recicla las pilas
Nuevos interlocutores tomarán las riendas de la negociación de los dos hospitales

La Junta releva a media cúpula de Salud e inicia la derogación de la fusión hospitalaria

Política - Redacción El Independiente de Granada - Martes, 31 de Enero de 2017
El Consejo de Gobierno pone en marcha los trámites para derogar la normativa que amparó la fusión y nombra a María Isabel Baena como número dos de la Consejería y a Mariano Martín Patón como responsable del SAS, "en un nuevo intento" de resolver el conflicto sanitario.
Imagen de la última manifestación celebrada a mediados de enero en Granada.
Miguel Rodríguez
Imagen de la última manifestación celebrada a mediados de enero en Granada.

La Junta de Andalucía ha dado este martes pasos importantes para tratar de resolver el enquistado conflicto sanitario provocado por la fusión hospitalaria de Granada. Nombra a nuevos interlocutores para tratar de reconducir la situación y aparta al hasta ahora número dos de la Consejería, Martín Blanco, y al gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Manuel Aranda, y comienza los trámites para la derogación de la normativa que amparó en su día la fusión hospitalaria de Granada. 

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha dado a conocer estos cambios en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno en la que ha destacado "la humildad" de la Junta para "rectificar" una medida, la fusión hospitalaria, que en su día se puso en marcha con el objetivo de "mejorar la sanidad", pero que ha provocado un descontento tal que ha derivado en uno de los mayores conflictos a los que ha tenido que hacer frente la Administración andaluza. La Junta "sabe escuchar", ha dicho el portavoz para explicar las medidas. 

Según él, tanto Blanco, objeto de las mayores críticas por parte de las plataformas y el doctor Jesús Candel, que lidera las movilizaciones, como Aranda han renunciado a petición propia. Han considerado que era "conveniente" que otras personas tomaran las riendas para concretar un acuerdo que no llega. Ha desvelado el portavoz del Gobierno que los dos habían puesto sus cargos a disposición del consejero Aquilino Alonso "hace tiempo". A ellos les ha agradecido su "generosidad" y también "los esfuerzos" realizados hasta el momento. Pero, ha admitido que los nuevos nombramientos pretenden solventar "los problemas de interlocución" que están impidiendo resolver el conflicto.

Relevados Blanco y Aranda, en su lugar han sido nombrados María Isabel Baena y Mariano Martín, que se hacen cargo de la Viceconsejería y de la Gerencia del SAS, respectivamente. Baena ocupaba actualmente el cargo de directora de Investigación y Gestión del Conocimiento de la Consejería de Salud, mientras que Martín Patón estaba al frente de la Dirección gerencia del Hospital Virgen Macarena de Sevilla.

Además, ha explicado que el Consejo de Gobierno ha iniciado los trámites para derogar a las órdenes que pusieron en marcha el proceso. Son órdenes que afectan a las fusiones de Granada y Huelva. 

La Junta espera que los sindicatos vuelvan a la negociación al entender que está respondiendo a "la totalidad del acuerdo" que se alcanzó con las negociaciones, y hace hincapié en el trabajo de la comisión técnica para diseñar el nuevo modelo hospitalario.

"Ya no hay argumentos para no llegar a acuerdos", dice la Junta

Con las decisiones de hoy, la Junta entiende que  "ya no hay argumentos para no llegar a acuerdos", una afirmación tras la que Vázquez ha recordado también que los presupuestos para sanidad han aumentado, mientras que se están recuperando derechos de los trabajadores sanitarios. "En Andalucía no hay recortes y quien lo diga está mintiendo", según ha manifestado el portavoz del Ejecutivo.

Respecto a la derogación de las órdenes que amparan las fusiones hospitalarias de Granada y de Huelva, Vázquez ha recordado que ya se anunció en su momento que quedarían paralizadas. 
 
"Nadie como el Gobierno de Andalucía defiende la sanidad pública y por eso seguimos tomando decisiones para avanzar en su fortalecimiento, escuchando a los profesionales, a los ciudadanos y a los agentes sociales", según ha sentenciado Miguel Ángel Vázquez, insistiendo en que para la Junta es "una prioridad el diálogo y el acuerdo".
 
El trámite de derogación de las órdenes sobre fusiones hospitalarias, que lo llevará a cabo la Consejería de Salud, se hará, según ha explicado, "preservando siempre el derecho de los profesionales sanitarios".
 
"Como este Gobierno sabe escuchar a la ciudadanía y comparte con la inmensa mayoría de los ciudadanos el interés común de la defensa a ultranza de una sanidad pública y de calidad, hace los cambios que se tengan que hacer en la línea de avanzar en la mejora la prestación de este servicio público", ha reiterado durante su intervención el portavoz del Gobierno andaluz. Para Vázquez, es posible que otros tengan "intereses distintos", ya sean el beneficio privado, a través de la sanidad pública, o el beneficio electoral, pero los ciudadanos y la Junta comparten un único interés, la defensa de nuestro patrimonio que es la sanidad pública, que vamos a defender "con uñas y dientes".

Las reacciones: