Loading
Sierra Nevada en Verano, una montaña por descubrir
El banco donde se diluyó Caja Granada cierra el último ejercicio con 39 millones de déficit

BMN certifica su final con pérdidas millonarias en la cuenta de resultados

E+I+D+i - J.I.P. - Sábado, 25 de Marzo de 2017
El banco donde quedó enterrada Caja Granada, BMN, obtuvo al cierre de 2016 unas pérdidas de 39 millones de euros. Las últimas cuentas del banco nacionalizado, que será absorbido por Bankia, certifica la descomposición de una entidad a la deriva y claramente en declive.
Sede de BMN-Caja Granada.
P.V.M.
Sede de BMN-Caja Granada.
Seriamente dañado por el ladrillo y las provisiones para afrontar las demandas por las cláusulas suelos abusivas que mantiene, BMN se estrecha en unas cuentas comunicadas en la tarde del viernes a la Comisión Nacional de Mercado de Valores. Ha sido el último banco en facilitar su balance público. 
 
Pese a que lo anunció poco después de hacerlo Bankia, BMN aún no ha creado un sistema para la devolución de las cláusulas suelo abusivas. Pero sabedor de que es uno de los bancos con mayor ratio de estas cláusulas deleznables, con las que muchas entidades engañaron a la clientela, anunció hace meses que destinaría 80 millones para ello. Ahora, en el balance la dotación se incrementa hasta los cien millones. Un peso insoportable para un banco que 2015 lo cerró con unos beneficios de 65 millones de euros.
Los principales márgenes se desploman; en caída, el margen financiero y el margen bruto y también se estrella la rentabilidad sobre recursos propios.
Solo la  leve conteción de la mora es una buena noticia.
Según el comunicado del banco a la CNMV, el importe total de provisiones, deterioros y pérdidas por ventas asciende a 422 millones de euros, de los que 119 millones de euros corresponden a dotaciones no recurrentes de carácter extraordinario. “En consecuencia, el Grupo registra un resultado negativo de 39 millones de euros”. 
 

Un cajero de BMN fuera de servicio. P.V.M.

“Sin las provisiones extraordinarias realizadas, el resultado se situaría en 44 millones de euros de beneficio neto”, 21 millones ese fallido supuesto que en el año precedente.
 

Bankia engullirá un banco en situación crítica

Incapaz de devolver los 1.645 millones que el Estado invirtió para evitar su quiebra, el banco por el que apostó la caja granadina, que fue referente de la economía provincial, fue puesto en subasta pública, pero el nulo interés que despertó entre entidades y grupos inversores llevó al Gobierno a ordenar su absorción por Bankia, el otro banco nacionalizado.
Los dos bancos condenados a integrarse comunciaron a la CNMV al cierre del mercado que sus respectivos consejos han decidido ya qué compañías van a asesorarles en todo el proceso. Con ello, comienza oficialmente el proceso de absorción que Bankia prevé culmine en el último trimestre de este año.

En el caso de BMN, la comisión estará presidida por Manuel Lagares, consejero coordinador, e integrada por los otros cuatro consejeros Independientes, Eduardo Aguilar, Isabel Aguilera, Leticia Iglesias y Álvaro Middelmann. Además, el banco participado mayoritariamente por el Estado, ha decidido contratar a Alantra (antes N+1) como asesor financiero, a Deutsche Bank para que realice una valoración previa a la fusión, y a Uría Menéndez como asesor legal.

En Bankia, por su parte, estará presidida por Joaquín Ayuso, consejero independiente coordinador y presidente de la comisión de nombramientos y gestión responsable.

Formarán parte de este órgano Antonio Greño, presidente de la comisión de auditoría y cumplimiento; Eva Castillo, presidenta de la comisión de retribuciones; y Javier Campo, de la comisión consultiva de riesgos.
 
La comisión realizará un seguimiento y supervisión de todo el proceso de fusión, tanto en la fase de estudios y análisis como del cumplimiento de los requerimientos legales.
 
Esta comisión informará al consejo de administración de Bankia del desarrollo de sus trabajos, y velará por el interés de los accionistas, con el fin de asegurar la autonomía e independencia en la toma de decisiones.
 
El consejo ha acordado también la elección de las compañías que asesorarán a Bankia en el proceso de fusión, que serán Ernst&Young, Garrigues, Accenture, Morgan Stanley y Rothschild.
 
Las dos últimas emitirán su opinión sobre el precio de la operación y la ecuación de canje que se proponga. 
 
El consejo ha tomado esta decisión en una sesión previa a la junta de accionistas de Bankia celebrada ayer en Valencia, que ha reelegido como presidente a José Ignacio Gorigolzarri, quien considera que la fusión tiene sentido industrial por la complementariedad de redes y mercados, y sentido financiero.