Recicla, para respirar un aire más limpio
Marea Amarilla llama a participar en la manifestación del 8 de abril para exigir a Fomento 'respeto'

Tres años de injusto castigo sin trenes

E+I+D+i - M.A. - Sábado, 31 de Marzo de 2018
Granada llega a este triste aniversario sin fecha para el AVE y sin cerrar compromisos concretos para el soterramiento en la capital y la Variante de Loja.

Granada cumple el próximo 7 de abril tres años de desconexión ferroviaria. indegranada

El próximo domingo 8 de abril, recién cumplidos los tres años de aislamiento ferroviario, una manifestación convocada por la Marea Amarilla y Granada En Marcha y que cuenta con el respaldo de la Mesa por el Ferrocarril denunciará una vez más la situación a la que la decisión de cortar el tráfico de trenes durante las obras del AVE ha abocado a la provincia.

Granada llega a este triste aniversario con la incertidumbre de la puesta en funcionamiento del AVE, para la que no hay fecha, y sin compromisos concretos respecto al soterramiento en la capital y la Variante de Loja. Y todo ello mientras se asiste a la concreción de esos compromisos en otras ciudades. Esta misma semana, Fomento ha cerrado con el Ayuntamiento de Avilés y con el Gobierno de Asturias un protocolo de colaboración para la redacción del estudio de la integración urbana del ferrocarril en esa ciudad asturiana.

Del soterramiento en Granada capital al menos está en marcha la licitación del estudio informativo -hasta el 5 de abril el Ministerio tiene abierto el plazo para recibir propuestas-. Pero esta licitación deja una fecha cierta: el plazo para su elaboración es de dos años. De la Variante no hay hasta el momento la más mínima alusión.

A la desconexión ferroviaria se suma la 'desconexión informativa'

Como viene siendo habitual durante la desconexión ferroviaria, también hay 'desconexión informativa' y esa es una de las principales quejas de instituciones y plataformas por el tren. Es cierto que Fomento, cuando han arreciado las críticas por la falta de información sobre las pruebas de la línea que dio por iniciadas el pasado diciembre, ha hecho públicas notas de prensa en las que da cuenta de los pasos. Eso ha permitido constatar que el tren laboratorio ha circulado en dos ocasiones, en diciembre y en febrero, y conocer otros detalles de las pruebas. Pero no cumple con la convocatoria periódica de la comisión de seguimiento que se constituyó precisamente con el compromiso de mantener informadas a instituciones, agentes sociales y plataformas ciudadanas.

La última comisión de seguimiento se celebró en octubre. Después hubo visita exprés del ministro Íñigo de la Serna a Antequera para supervisar la primera prueba en el trazado y cruce de críticas con el alcalde de la capital, el socialista Francisco Cuenca. En los últimos meses han arreciado y el ministro de Fomento ha dedicado, en más de una ocasión, duras palabras al alcalde.

En este contexto se cumplen los tres años sin trenes y se celebrará la manifestación ciudadana. Es probable, además, que esta semana se conozcan detalles de los Presupuestos Generales del Estado para 2018. Unas cuentas a las que mira también con atención la Asociación de Amigos del Ferrocarril de la Comarca de Baza, que lucha por la reapertura de la línea Guadix-Baza-Almanzora-Lorca y que espera concreción para el estudio informativo en el proyecto.

Los tres años de insoportable aislamiento ferroviario han provocado unas pérdidas irreparables, cifradas en lo económico en 420 millones

Los tres años de insoportable aislamiento ferroviario han provocado unas pérdidas irreparables. Las económicas están cifradas en 420 millones de euros. Esa es la cantidad que, según calcula la Diputación Provincial, ha dejado de ingresar la provincia por esta indignante situación. Pero Granada ha perdido mucho más. En la última Mesa por el Ferrocarril celebrada en marzo, lo resumió el portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares, respondiendo al edil del PP Juan Antonio Fuentes, que trataba de desmontar la cifra: "¿Cómo se evalúa el impacto de las oportunidades perdidas?". En estos tres años ha crecido la sensación del agravio por el tratamiento recibido de Fomento, que cuando comenzó a prolongarse una situación proyectada inicialmente para cinco meses, solo ha alcanzado a pedir disculpas cuando sucesivos ministros han presidido reuniones con los representantes de la ciudadanía granadina. Porque el Ministerio ha rechazado insistentemente la solución reclamada: la reconexión por Moreda. 

Desde la Marea Amarilla se hace un llamamiento a la participación en la manifestación del próximo domingo 8 de abril. En los tres años de desconexión, las movilizaciones se han sucedido. Primero los vecinos y vecinas de La Chana alzaron su voz para exigir el soterramiento y, conforme se ampliaban los meses sin trenes, las protestas se multiplicaron, entre ellas dos multitudinarias marchas para exigir un tren y un AVE dignos para Granada.

Uno de los portavoces de la Marea Amarilla, José Fernández Ocaña, presidente de la Asociación de Vecinos de La Chana, asegura en una conversación con El Independiente de Granada que la plataforma llega indignada a esta fecha, pero "con más energía que nunca" para reivindicar lo que entiende que es de justicia para Granada.

"No se engaña a la Marea Amarilla, se engaña a Granada"

"Creo que todos estamos indignados, hasta partidos que hasta ahora se mostraban reticentes, y es el momento de que estemos todos a una y digamos que ya está bien", agrega para subrayar que la Mesa por el Ferrocarril en la que están representadas la Corporación, plataformas, sindicatos y empresariado acordó por unanimidad respaldar esta movilización. "Lo que exigimos es respeto y transparencia" a Fomento. En este sentido censura la falta de información y que el Ministerio utlice ahora "el parapeto" de la seguridad. "Claro que sabemos que no se puede jugar con la seguridad", enfatiza para considerar que "ya está bien de engaños". Y al respecto añade: "No se engaña a la Marea, se engaña a la ciudad". 

Fernández Ocaña cree que después de tres años de desconexión y ante la incertidumbre, es hora de que "nos echemos a la calle y digamos que ya basta". Los colectivos por el tren no se cansan de repetir que la fuerza ciudadana es clave para conseguir las reivindicaciones.

Para Francisco Rodríguez, de AVE Soterrado, otro de los colectivos de Marea Amarilla, "salir a la calle en Granada con motivo del aislamiento ferroviario, la petición de soterramiento y por la Variante Sur en Loja, además de la proteccion de la Vega, ya no es novedad, después de tres años de lucha y de múltiples manisfestaciones y concentraciones".

"Ya nos gustaría a los granadinos que alguien 'moviese ficha'", agrega Rodríguez para recordar que "el Ministerio de Fomento no dice nada, la transparencia proclamada en las leyes no se ve en este caso; la comisión de seguimiento, tres veces que ha venido en tres años, ha informado de lo bueno, pero no de la situación real de las obras que a estas alturas es que ¡no están acabadas!, diga el ministro lo que diga". Se refiere también al incumplimiento algunos de los compromisos formulados en esa comisión, como la constitución de una comisión entre administraciones previa al convenio de colaboración para el soterramiento o seguir con la Variante Sur de Loja.  "En fin, un cúmulo de mentiras, desidia por parte de los politicos y algunos representantes institucionales locales y al final, sin tren tres años, sin el AVE prometido para 2015, sin soterrar y sin nada", lamenta en declaraciones a este diario.

Por eso, agrega, "Marea Amarilla hace un llamamiento a la sociedad granadina desde la más sincera lucha vecinal y ciudadana para apoyar la movilización convocada para el dia 8 de abril a las 12 con el lema #GranadaTresAñosinTren".

En la reivindicación no se olvida la necesaria Variante de Loja. El trazado del AVE en la localidad deja el paso de los trenes por un túnel del siglo XIX que ha tenido que ser adaptado y en el que los colectivos por el tren ven dificultades para obtener el visto bueno de la Agencia de Seguridad Ferroviaria. A esta entidad ya se ha dirigido la Asociación AVE sí, pero no así para alertar del "grave riesgo" que representa. El ancho del túnel apenas deja espacio entre las paredes interiores y los trenes.

Información relacionada: