Piropos poéticos

José Palanco Romero, 'el hombre de Azaña en Granada'

Blog - Foro de la Memoria - María Andrade - Sábado, 21 de Mayo de 2022
Catedrático de Historia de la UGR fusilado en las tapias del Cementerio de Granada, repasamos la faceta académica y el compromiso político de José Palanco Romero con la ayuda del profesor emérito Miguel Gómez Oliver. En su homenaje y en el de todos los integrantes de la comunidad universitaria que fueron represaliados y ejecutados. Para que no se olvide. Para que nunca se repita.
Foto del último pasaporte de Palanco Romero, que fue portada del libro 'José Palanco Romero. La pasión por la Res Pública'.
Fondo Palanco Romero donado a la UGR por la familia del catedrático.
Foto del último pasaporte de Palanco Romero, que fue portada del libro 'José Palanco Romero. La pasión por la Res Pública'.

En el despacho del Decanato de la Facultad de Filosofía y Letras había un pergamino con la lista de los decanos. Uno de ellos, José Palanco Romero. Pero de este catedrático de Historia de España no se conocía prácticamente nada, ni sus investigaciones ni su papel en la Universidad de Granada... Sobre él había caído la "losa del olvido".

Lo explica en una conversación con El Independiente de Granada el profesor emérito catedrático de Historia Contemporánea en la UGR Miguel Gómez Oliver, que se decidió a profundizar en la figura de Palanco Romero a través de sus dos facetas, la vinculada al ámbito académico y la política. "Podía y debía hacer su biografía política e intelectual", resalta el profesor, que plasmó sus investigaciones en el libro 'José Palanco Romero. La pasión por la Res Pública', editado por la Editorial Universidad de Granada. 

José Palanco Romero nació en 1887 en Talavera de la Reina (Toledo) y fue fusilado por los golpistas en Granada en agosto de 1936. Catedrático de Historia de España en la Universidad de Granada desde 1911, en la institución académica granadina ocupó también los cargos de vicerrector (1922-1924) y fue decano de la Facultad de Filosofía y Letras (1930-1934), como consta en el Archivo de la Universidad de Granada, que custodia el legado del catedrático. Buena parte de la documentación que integra el fondo fue puesta a disposición de la UGR a través de Gómez Oliver, por la viuda del hijo mayor de Palanco. Detalle del expediente de José Palanco Romero que forma parte del Fondo Palanco de la UGR. Procedencia: Archivo de la Universidad de Granada vía Censo-Guía de Archivos de España e Iberoamérica del Ministerio de Cultura, donde se explica que la documentación permaneció en casa de los descendientes hasta la donación al archivo. 

Entre otros documentos, incluye correspondencia, con cartas de Menéndez Pidal y Fernando de los Ríos.  

Perteneció a una de las primeras generaciones de historiadores que "lucharon por dignificar la profesión" y fue "un gran agitador cultural" en Granada

Como destaca Miguel Gómez Oliver, Palanco Romero perteneció a una de las primeras generaciones de historiadores que "lucharon por dignificar la profesión". La máxima que defendía era que "sin documentación no había Historia posible", y era un gran conocedor del Archivo Histórico Nacional, del Archivo de la UGR y del de la Real Chancillería. 

Fue un profesional "muy entregado" que también destacó en su faceta de gestión, participando en el Claustro de manera activa y formando parte de la elaboración de los primeros Estatutos de la UGR en 1919.

Libro de José Palanco Romero editado en 1926 por la Universidad de Granada. 

Al mismo tiempo, como destaca Gómez Oliver, fue "un gran agitador cultural". Tomó parte en la fundación del primer Ateneo de Granada y perteneció también al Centro Artístico. En el primer tercio del siglo XX tomó de alguna manera parte en "todas las iniciativas culturales" de Granada, incluida la puesta en marcha del Albergue Universitario, en cuya inauguración acompañó a Manuel Azaña. 

Concejal, alcalde y diputado a Cortes 

Su compromiso político comienza como "ferviente" militante del Catolicismo Social, perteneciendo al Círculo de Obreros Católicos. Las investigaciones profesor emérito Miguel Gómez Oliver apuntan a que llegó a impulsar, con López Dóriga, el movimiento Scout en Granada. 

Pero a finales de la Dictadura de Primo de Rivera se produce "un cambio importante en su ideología y en su vida". "Se va a plantar como muchos otros intelectuales". Así, en las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 irá por la Conjunción Republicano Socialista. De un claustro de 45 catedráticos, se presentan 10, en parte, como explica Gómez Oliver, por la oposición al Plan Callejo -educativo-.

Así, participó del movimiento prorrepublicano y de diversas opciones, convirtiéndose en el presidente de Acción Republicana en Granada. Fue, resume Gómez Oliver, "el hombre de Azaña en Granada". 

Foto del último pasaporte, que se conserva en el Fondo Palanco custodiado por el Archivo de la UGR y que fue la portada del libro "José Palanco Romero. La pasión por la Res Pública", de Miguel Gómez Oliver.

Fue elegido diputado a Cortes Constituyentes, junto a Fernando de los Ríos, y tuvo "una proyección importante" con la Ley de Bases de la Reforma Agraria

Así, en esta etapa de compromiso político, resultaría elegido concejal, y fue durante unos meses, en 1932, alcalde de Granada. Fue elegido diputado a Cortes Constituyentes, junto a Fernando de los Ríos, y tuvo "una proyección importante" en la Ley de Bases de la Reforma Agraria. Después, en febrero de 1936, irá en las listas del Frente Popular. "Fernando de los Ríos y él se niegan a tomar el acta si no se reconoce el pucherazo". Finalmente las elecciones se repiten y vuelve a ser elegido. Ya solo podrá ejercer unos meses, hasta el golpe de estado. 

Fue detenido en su casa; conducido a la prisión; y pasó por el Hospital Real. Fue fusilado el 16 de agosto de 1936, junto a otras 17 personas, en las tapias del Cementerio de Granada. 

Detalle del Memorial en recuerdo a las víctimas del franquismo, en uno de los actos en su memoria organizados cada verano en las tapias del Cementerio de Granada. Foto: Alejandro V. Casasola

"Perdimos a los mejores. Una generación de intelectuales"

En 1936 el Claustro de la Universidad de Granada estaba compuesto por 45 catedráticos. En 1939 se reabre con 19. Condenados al exilio, separados de sus Cátedras por la depuración o fusilados, como Palanco Romero. El dato que reseña Gómez Oliver resume a la perfección la tragedia vivida en el seno de la Universidad de Granada, donde no solo fueron represaliados y asesinados en el ámbito docente, también entre el Personal de Administración y Servicios. 

La Universidad de Granada, por acuerdo de su Consejo de Gobierno, honró la memoria de todos ellos y pidió su reparación, al amparo de la Ley de Memoria Histórica. 

Para la dictadura solo hubo una parte reconocida, los que consideró "caídos por Dios y la patria. Los demás fueron arrojados al olvido"

Para la dictadura solo hubo una parte reconocida, "los caídos por Dios y la patria. Los demás fueron arrojados al olvido". Cita el profesor emérito las palabras del rector Antonio Marín Ocete al pasar lista en el claustro y no encontrarse los represaliados y ejecutados: 'Este profesor no se presentó'. "Hay que ser cínico", resume Gómez Oliver, que hace hincapié en que la Universidad de Granada se ha convertido en "la primera y hasta ahora la única" en reparar la memoria de sus represaliados. "Eso honra a la Universidad".

El catedrático emérito Miguel Gómez Oliver. Foto: UGR Media

"Perdimos a los mejores. Toda una generación de intelectuales. Solo en la UGR, intelectuales, científicos y humanistas commo no había habido antes ni después hasta la década de los setenta-ochenta. No fue la Edad de Plata, sino la Edad de Oro la que cercenaron", resume.

_________________________________________________________________

Este es un espacio para el recuerdo y el homenaje a las víctimas del franquismo.

Para que nunca se olvide. Para que nunca se repita.

En colaboración con y las asociaciones memorialistas de la provincia de Granada.

_________________________________________________________________

Aquí puedes leer más reportajes de la nueva temporada, la cuarta, del Foro de la Memoria:

Si no tuviste oportunidad o quieres volver a leerlos, puedes leer aquí los reportajes de la tercera temporrada del Foro de la Memoria:

Si no tuviste oportunidad o quieres volver a leerlos, estos son los reportajes de la segunda temporada del Foro de la Memoria:

Puedes consultar también los reportajes de la primera temporada del Foro de la Memoria en los siguientes enlaces:

 

Imagen de María Andrade

Periodista de carrera, -titulada en Ciencias de la Información por la Universidad de Sevilla-, y trayectoria, ha trabajado en Andalucía en todas las áreas del Periodismo: agencias de noticias, prensa, radio, televisión y gabinete de prensa. Comenzó su trayectoria profesional como redactora en prácticas en la radio, en RNE, posteriormente en Antena 3 y la SER; en la Agencia Efe, fue redactora en Málaga y Granada; en televisión trabajó para Tele 5 y, en prensa, en el Diario de la Costa del Sol, La Opinión de Málaga y Granada Hoy, en este último como jefa de la sección de Local desde su creación. Después, dirigió el Gabinete de Prensa de la Consejería de Educación de Andalucía durante cinco años.

https://twitter.com/mandrabe @mandrabe