Campaña Inagra contenedor marrón.

Ricardo Corro, el alcalde conciliador de Granada asesinado por orden de Queipo de Llano

Blog - Foro de la Memoria - María Andrade - Sábado, 22 de Abril de 2023
Nos acercamos a la figura de Ricardo Corro Moncho con la ayuda de su nieta Estrella Corro. Para que nunca se olvide y nunca se repita.
Ricardo Corro Moncho.
Archivo familiar
Ricardo Corro Moncho.

En 1933, tras la dimisión de José Palanco Romero, Ricardo Corro Moncho es elegido por el pleno del Ayuntamiento de Granada alcalde de la ciudad. Lo hace en una sesión, "repleta de público", de la que se había ausentado "la minoría radical". Recibe 28 votos a favor y solo uno en blanco, según recoge la información publicada el 1 de abril de ese año por El Defensor de Granada

Su nieta Estrella Corro resalta el "espíritu conciliador" que reflejan las crónicas de la época, su "bondad" y su "honradez"

Como muchos otros detalles de su vida, su nieta Estrella Corro ha encontrado en la prensa de la época, junto a las investigaciones de historiadores y memorialistas, la manera de indagar en la figura de su abuelo, cruelmente arrebatada a la familia por los golpistas en 1936. "Solo recibió un voto en blanco", enfatiza en una conversación con El Independiente de Granada en la que que resalta el "espíritu conciliador" que reflejan esas crónicas, su "bondad" y "honradez".

"Al sentirme presidente de este Cabildo, no seré un alcalde exclusivamente republicano, sino que dentro de la República, dentro de las normas de la República, que son mis normas morales, tendré por vosotros, los de la oposición, el máximo respeto, que reclamo también para mí", proclamó en su toma de posesión

En el breve discurso de su toma de posesión, recogido por la prensa y que su nieta conserva transcrito, avanzó sus objetivos: "Es evidente que esta política que trazaré será de izquierdas, pues me debo a un partido de este carácter y a la República. Y como alcalde he de recoger las palpitaciones de todos, que tendrán para mí la valoración y consideración debidas. A los señores de la conjunción de izquierdas, a vosotros, hermanos de lucha, la expresión de mi agradecimiento. Y a vosotros, los de la oposición, mi doble gratitud. Al sentirme presidente de este Cabildo, no seré un alcalde exclusivamente republicano, sino que dentro de la República, dentro de las normas de la República, que son mis normas morales, tendré por vosotros, los de la oposición, el máximo respeto, que reclamo también para mí".

Y no pasó por alto la difícil situación económica en la que se encontraba el Ayuntamiento. La conocía bien, porque había participado en la elaboración del primer presupuesto aprobado por la corporación republicana. 

Nació Ricardo Corro Moncho en 1899 en Sevilla y desde niño su familia se instaló en Granada, ciudad en la que comenzó y desarrolló la mayor parte de su carrera política. Se licenció en Derecho, obteniendo el Premio Extraordinario de la Carrera, y también en Filosofía y Letras. Fue un estudiante "brillante", apunta su nieta. Comenzó muy pronto a ejercer como abogado y ya desde 1921 hay referencias a su pertenencia a los movimientos estudiantiles. En las elecciones de 1931 es elegido concejal y comienza su tarea pública como tercer teniente de alcalde hasta que sustituye a Palanco al frente de la Alcaldía. Como alcalde de Granada permanecerá hasta 1934. Su carrera política continuó fuera del ámbito municipal. Obtuvo acta como diputado y en 1936 fue nombrado gobernador civil de Sevilla. Casado con Encarnación Ruiz Rodríguez, la pareja tuvo un hijo, Ricardo Corro Ruiz. Tenía cuatro años fue su padre fue detenido y asesinado. Foto del archivo familiar.

A pesar de que su mandato no fue largo, sí dejó medidas que perduraron. Bajo su Alcaldía se instaló el reloj en el Ayuntamiento, recientemente renovado y que guarda otra historia trágica, la del relojero -contada en El Independiente de Granada en un reportaje por Gabriel Pozo Felguera-. También fue el responsable del traslado del ferial al Violón en 1934, criticado, como recuerda su nieta, pero que perduró en el tiempo. 

Ilustración de Ricardo Corro Moncho que acompañaba un artículo firmado por Luis Seco de Lucena en la edición de El Defensor de Granada del jueves 15 de junio de 1933, durante la festividad del Corpus. 

Explica su nieta que fue el primer alcalde que habló por los micrófonos de Radio Granada -EAJ16- y que existen también imágenes grabadas de su participación en los actos de la Toma de Granada desde el balcón del Ayuntamiento, donde fue el encargado de entonar el 'Granada, qué'. Imágenes que no llegó a conocer su hijo.

Junto a Granada, sus responsabilidades públicas durante la II República le llevaron también a su tierra natal, Sevilla, donde ejerció como gobernador civil. Tampoco pasó desapercibida su impronta, como recuerda Estrella Corro. Negoció la salida de la Semana Santa a las calles y tuvo que enfrentarse a las graves inundaciones que sufrió el barrio de Triana. "Ordenó el reparto de pan a la población todos los días", apunta con orgullo su nieta. 

Todavía quedaba otro paso en su carrera política, pues obtuvo acta como diputado por Granada, aunque el golpe militar le impidió desarrollar esa tarea.

Tras su detención, Queipo de Llano ordenó su traslado a Sevilla, donde fue ejecutado. La familia desconoce dónde fue sepultado

El paso por Sevilla le granjeó una enemistad, la de Queipo de Llano. Aunque al estallar el golpe militar regresó a Granada, donde se sucedieron las detenciones y asesinatos de otros compañeros de corporación, como hemos recogido en anteriores reportajes del Foro de la Memoria, Queipo de Llano ordenó su traslado a Sevilla. Nunca volvió. En Sevilla fue encarcelado y asesinado por los golpistas. Su hijo siempre creyó que fue un 22 de noviembre. Otros historiadores apuntan que pudo ser en agosto o septiembre. La familia nunca supo dónde fue sepultado. Desconoce dónde se encuentran sus restos. 

"El silencio era tremendo. En mi casa no se hablaba de esto"

Como en tantas otras familias golpeadas por la represión franquista, "el silencio era tremendo". Un silencio que, sin embargo, nunca ocultó el profundo respeto y admiración hacia el abuelo. "En mi casa no se hablaba de esto, mi padre se lo llevó literalmente a la tumba", recuerda Estrella Corro que hace hincapié en que su padre nunca demostró "ningún rencor". Pero "la herida era tan grande", que el silencio evitó que compartiera los pocos recuerdos que conservaba. Era hijo único y, como se ha señalado, apenas tenía 4 años cuando su padre fue asesinado. La vida, con los años, le trajo la constatación de que estuvo en los últimos recuerdos de su padre cuando estaba preso. 

Lágrimas en la prisión de Sevilla al contemplar la foto de su hijo

Estrella Corro cuenta a este diario un hecho impactante. En 1977 su padre recibió una carta de un hombre encarcelado, como Ricardo Corro Moncho, "en una de las prisiones improvisadas" por los golpistas. 

Como relataba en esa misiva, transcurridos 41 años se había atrevido a buscarle. No lo había hecho antes, como reconocía en el escrito, "porque la situación no acaba de ser peligrosa". Para localizarle, pidió en la Teléfonica de Sevilla una guía de Granada, en la que comprobó que solo figuraba un teléfono vinculado a ese apellido. La envió sin la certeza de que fuese el hijo de su compañero de prisión en los días posteriores al golpe; sin saber si la erre que acompañaba al apellido correspondía al mismo nombre, Ricardo.

Esa carta impone por las circunstancias en las que llegó y por el emotivo y doloroso recuerdo que contiene. También por la experiencia vivida por el remitente, represaliado franquista encarcelado en la prisión de Burgos y, a su salida del temido penal, desterrado. 

Reproducimos a continuación un extracto de esa carta:

"Sr. don R. Corro Ruiz 

Muy señor mío: 

No somos, mutuamente, extraños en absoluto. Le dirijo ésta en plan sonda; Ignoro si Vd. está algo relacionado con el caso que he de exponerle. Si por casualidad fuese Vd. ajeno a éllo, sólo me restaría rogarle disculpas por lo que pudiera parecerle intromisión en mí. 

En los postreros y amargos días de Julio y meses siguientes de 1.936, en una de las improvisadas prisiones que establecieron aquí en Sevilla para maltratarnos "a los malos", estuve junto a un señor granadino llamado Ricardo Corro Moncho. Antes de que "se lo llevaran" de donde estábamos me enseñó una fotografía de un niño, creo que hijo único suyo, que a la sazón tenía cinco años. Han transcurrido 41 años justo, luego aquel retoño debe andar ahora por los cuarenta y seis años de edad. 

Desde entonces he recordado muchas veces la escena en la que D. Ricardo Corro contemplaba dicha foto mientras, en silencio, le bajaban las lágrimas por la cara. Sin duda pensando en que a tan tierna edad habría de quedar huérfano"
Extracto de la carta que recibió Ricardo Corro Ruiz, en 1977. 

Una calle en Granada 87 años después de su asesinato

87 años después de aquel crimen a manos de los golpistas, la ciudad de Granada ha saldado una deuda con la memoria de Ricardo Corro Moncho. En el Barrio de Albayda, una calle lleva su nombre. Alcalde Ricardo Corro se puede leer rotulado en el cartel. Un "acto de justicia", en palabras de su nieta.

Acto de inauguración, el pasado 24 de marzo, de la calle dedicada al alcalde Ricardo Corro en Granada. Fotografía: Ayuntamiento de Granada

En ese sencillo acto, con la presencia del alcalde, Francisco Cuenca, y otros miembros del gobierno municipal, Estrella Corro habló en nombre de su familia. Confesó que le había costado ponerse en el papel de su padre para trasladar palabras de agradecimiento. "Estoy convencida de que mi padre en el día de hoy estaría tremendamente abrumado y eternamente agradecido, pero probablemente sus palabras serían un Gracias y buenas tardes". 

"Un acto de justicia" para la familia del alcalde Ricardo Corro

Pero ella, resaltó, sí quería hablar de su abuelo. "Siento que se lo debo y me siento en la obligación moral de hacerlo". "Y para ello no puedo empezar sin agradecer la inmensa y difícil labor de todas aquellas personas que han dedicado y dedican su tiempo a buscar, investigar, a documentar, a legislar para que esa verdad, nuestra verdad, se sepa y no se olvide". 

Y tras una mención a la actualidad política -en aquellos días se debatía la fallida moción de censura presentada por la ultraderecha contra el Gobierno de España-, reivindicó el papel de aquellos alcaldes y concejales republicanos. "Fueron alcaldes y concejales republicanos tan democráticos como hoy día son los actuales y fueron fusilados sin más, por el mero hecho de pensar distinto y defender los valores democráticos que hoy tan gustosamente disfrutamos". 

"Hoy, 87 años después -agregó-, esta placa no sólo honra y reconoce al Alcalde Ricardo Corro, sino a todos y cada uno de ellos y ellas que perdieron su vida sólo por estar señalados en su labor pública dignificando las instituciones con su sacrificio". 

Ese día, el pasado 24 de marzo, se hizo "un acto de justicia". Se "reparó una herida". 

Nuestro agradecimiento a Estrella Corro por compartir con los lectores y lectoras de El Independiente de Granada los recuerdos de su familia, la fotografía de su abuelo y documentos tan extraordinarios como la carta que recibió su padre. 

___________________________________________________

Este es un espacio para el recuerdo y el homenaje a las víctimas del franquismo.

Para que nunca se olvide. Para que nunca se repita.

En colaboración con y las asociaciones memorialistas de la provincia de Granada. 

Reportajes de la quinta temporada del Foro de la Memoria:

Aquí puedes leer los reportajes de la cuarta temporada del Foro de la Memoria:

Si no tuviste oportunidad o quieres volver a leerlos, puedes leer aquí los reportajes de la tercera temporada del Foro de la Memoria:

Si no tuviste oportunidad o quieres volver a leerlos, estos son los reportajes de la segunda temporada del Foro de la Memoria: 

Puedes consultar también los reportajes de la primera temporada del Foro de la Memoria en los siguientes enlaces:

 

 

 

Imagen de María Andrade

Periodista de carrera, -titulada en Ciencias de la Información por la Universidad de Sevilla-, y trayectoria, ha trabajado en Andalucía en todas las áreas del Periodismo: agencias de noticias, prensa, radio, televisión y gabinete de prensa. Comenzó su trayectoria profesional como redactora en prácticas en la radio, en RNE, posteriormente en Antena 3 y la SER; en la Agencia Efe, fue redactora en Málaga y Granada; en televisión trabajó para Tele 5 y, en prensa, en el Diario de la Costa del Sol, La Opinión de Málaga y Granada Hoy, en este último como jefa de la sección de Local desde su creación. Después, dirigió el Gabinete de Prensa de la Consejería de Educación de Andalucía durante cinco años.

https://twitter.com/mandrabe @mandrabe