Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano
FORO DE LA MEMORIA

'El último curso en Granada de Aniceto León Garre'

Política - Pedro Sánchez Rodrigo y Alfonso Martínez Foronda. - Sábado, 9 de Marzo de 2024
Un homenaje al que fuera primer director del Instituto Ángel Ganivet, defensor de la República, el que nos ofrecen en este magnífico artículo Pedro Sánchez Rodrigo y Alfonso Martínez Foronda, con la intención de que no se olvide la vida y la obra de un maestro excepcional, como tantos otros, depurado por el franquismo.
Retrato de Aniceto León Garre.
Retrato de Aniceto León Garre.

1. Un republicano de izquierdas

Aniceto León Garre, primer director del Instituto “Ganivet” y candidato por el Frente Popular en las elecciones de 1936, es otra de esas personalidades vinculadas con la enseñanza que, nacidas y formadas en otra provincia, destacaron en Granada en los difíciles años republicanos por su rigor y dedicación profesional y, al mismo tiempo, por su interés por la “res publica”, participando de una manera decidida en la vida política como forma de acabar con el atraso secular que les rodeaba.  Entre esas personalidades se encuentran Fernando de los Ríos, Gloria Giner, José Palanco, Jesús Yoldi, Salvador Vila, Alejandro Otero, Agustín Escribano, Luisa Pueo o Ángel Saldaña, por citar unos pocos, los más conocidos, y también algunos compañeros de Claustro, como Joaquín Sabrás, Gabriel Álvaro Barajas o José Rubia Barcia. Todos ellos tienen otra cosa en común además de su formación foránea: pagaron con la represión, con el exilio o con su vida su vocación de servicio a la ciudadanía.

Destinado a Granada el 1 de septiembre de 1932, pasa a ser en 1933 el primer director del Instituto “Ganivet” creado por la República, uno de esos nuevos centros que debían expresar los valores republicanos de libertad y laicismo, de renovación y modernidad, de ciudadanía

Francisco López Casimiro, tantos años profesor de Historia en el Instituto “Ángel Ganivet”, ya ha escrito en otro lugar [véase bibliografía al final del artículo] sobre la vida y afanes de Aniceto León Garre y la complicada trayectoria del histórico Instituto granadino que le tocó dirigir. Nacido en Torre-Pacheco (Murcia) el 14 de junio de 1901, en el seno de una familia de propietarios agrícolas, Aniceto León Garre se tituló como Maestro de Primera Enseñanza en la Escuela de Magisterio de Murcia en 1919; ganó las oposiciones y trabajó como maestro en Orihuela (Alicante) desde el 1 de mayo de 1925 hasta el 12 de diciembre de 1928; consiguió en 1927 la licenciatura de Ciencias (Sección Químicas) en Madrid y en 1929 superó las oposiciones de catedrático de Instituto (Agricultura y Terminología Científica Industrial y Artística) con plaza en el Instituto de 2 ª Enseñanza de Manresa, del que fue Secretario y Director desde el 14 de diciembre de 1928 hasta el 31 de agosto de 1932. Allí debió conocer a su mujer, la manresana Luisa Morera Cornet, 9 años más joven que él, y con la que se casó en 1931 y tuvo una hija, María Luisa. Destinado a Granada el 1 de septiembre de 1932, pasa a ser en 1933 el primer director del Instituto “Ganivet” creado por la República, uno de esos nuevos centros que debían expresar los valores republicanos de libertad y laicismo, de renovación y modernidad, de ciudadanía. León Garre se adaptaba a la perfección al nuevo modelo: joven, dispuesto a aplicar las corrientes pedagógicas más innovadoras, técnico preparado y, no menos importante, con un compromiso republicano reconocido (había formado parte de la Junta de Gobierno Provisional de Manresa al proclamarse la República el 14 de abril de 1931).

La primera ubicación del Instituto “Ganivet”, durante todo el periodo republicano, es en la calle Cárcel Alta, junto a la Chancillería, en Plaza Nueva.

El 11 de marzo de 1935 el Instituto “Ganivet” desaparece, oficialmente se fusiona con el “Padre Suárez”; el centro es clausurado, a pesar de contar con más de 500 alumnos y alumnas, de “haber desarrollado una labor educativa brillantísima” y contar con un director y un profesorado, “joven, entusiasta y competente”

El nuevo Centro organiza viajes instructivos, crea la Asociación de Amigos del Instituto que proyecta películas para el alumnado, una Biblioteca, se suscribe a la prensa local y a revistas de pensamiento, publica una “Revista Literaria”; asimismo, la dirección se reúne periódicamente con padres y madres para estrechar relaciones con las familias. Sin embargo, el 11 de marzo de 1935 el Instituto “Ganivet” desaparece, oficialmente se fusiona con el “Padre Suárez”; el centro es clausurado, a pesar de contar con más de 500 alumnos y alumnas, de “haber desarrollado una labor educativa brillantísima” y contar con un director y un profesorado, “joven, entusiasta y competente”, que han realizado un trabajo “admirable” (El Defensor de Granada, 12 marzo de 1935).

León Garre había implantado una educación democrática, laica y moderna, inspirada en las ideas de la Institución Libre de Enseñanza, que chocó con el planteamiento pedagógico del otro centro de bachillerato de la capital, el “Padre Suarez”

Los padres y alumnos se movilizan, una comisión de los primeros se dirige a las autoridades locales y marcha a Madrid, al Ministerio, y los segundos se echan a la calle en dirección al Gobierno Civil. A los padres de alumnos no se les escapa que la fusión de ambos centros es ”un eufemismo”, “lo que se ventila es la subsistencia o no subsistencia de una organización nueva y perfecta” que funciona “según normas nuevas, pero que la práctica ha sancionado como superiores a las tradicionales”, y su director “no es sencillamente un director, sino el creador, el forjador de esa admirable obra que se destruye” (carta de los padres de alumnos del Instituto en El Defensor de Granada, 14 de marzo de 1935). En efecto, León Garre había implantado una educación democrática, laica y moderna, inspirada en las ideas de la Institución Libre de Enseñanza, que chocó con el planteamiento pedagógico del otro centro de bachillerato de la capital, el “Padre Suarez”, y con las fuerzas conservadoras de la ciudad que, apoyadas en la coalición de las derechas que gobernaba España desde noviembre de 1933 (CEDA) y que estaba desmontando el reformismo republicano, no dudaron en suprimir una modélica experiencia educativa (el propio León Garre muestra la persecución y acoso recibidos en su libro “Nacimiento, vida, pasión y muerte del Instituto Nacional de 2ª Enseñanza “Ganivet”, publicado en el mismo año 1935).

Portada de la publicación de A. León Garre en la que explica los motivos de la desaparición del Centro en 1935.
Lista del profesorado en el primer curso del Instituto (33-34). (Procedente de la Exposición “La memoria recuperada. 75 años de enseñanza y mujeres en el Instituto Ángel Ganivet”.) 

Todos los docentes pasaron con la dictadura por Comisiones de Depuración, pero no todos fueron depurados

Todos los docentes pasaron con la dictadura por Comisiones de Depuración, pero no todos fueron depurados. De los profesores del primer Claustro del “Angel Ganivet” (sólo una profesora), cuya lista vemos en la imagen superior, hay, al menos, tres que, como su director, fueron represaliados por la dictadura franquista. Uno de ellos es el Maestro Antonio Guzmán García, que fue fusilado, y sobre el cual ya apareció un artículo aquí en El Independiente de Granada el 12 de noviembre de 2022 firmado por Manuel Izquierdo Rodríguez. Un cuarto, José Villoslada está por confirmar su segundo apellido. Los otros dos aparecen aquí abajo.

BARAJA(S) GÓMEZ, Gabriel Álvaro. Natural de Cabezón de la Sal (Santander). Vecino de Granada (Granada), con domicilio en San José Baja, nº 4 y 6, 1ª izquierda, y posteriormente, desde 1940, en Barcelona, calle Bailén 50, 1º. Nacido en 1900. Hijo de Gabriel y Herminia. Soltero. Doctor en Filosofía y Letras. Profesor de Segunda Enseñanza. Es profesor de Psicología Lógica, Ética y Rendimientos del Derecho en el Instituto “Ángel Ganivet” desde el curso 1933/34, en el primer claustro tras su creación. Fue nombrado el 9 de noviembre de 1934 profesor de Filosofía en la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada. Depurado por el gobierno golpista: “Quedan suspendidos de empleo y sueldo el personal de los centros docentes de este Distrito Universitario, incluido en la relación siguiente…(34 nombres de los cuales 20 pertenecen a centros de Granada).

Él aparece como “cursillista del Instituto Ganivet” (BOE, 8 de noviembre de 1936, p. 119). Fue detenido el 3 de diciembre de 1937 en Santander, puesto a disposición del Juzgado Militar de Santander que le abrió proceso, Causa 20.387/38, por el delito de Excitación a la Rebelión, por el que fue condenado, en Consejo de Guerra celebrado el 23 de febrero de 1938, a la pena de 6 años y 1 día: “al estallar el MN se encontraba en el pueblo de su naturaleza veraneando en virtud de vacaciones, era Profesor de Filosofía en el Instituto Gabinet [sic] de Granada y se ofreció voluntariamente a las Autoridades docentes de Santander para el desempeño de su cargo como Profesor del Instituto de Torrelavega; invitado por el Frente Popular de Cabezón de la Sal pronunció una conferencia en la casa del Pueblo en la que subrayó la necesidad de aumentar la previsión a fin de ganar la guerra, habiendo dicho que “el triunfo era seguro porque un pueblo en armas jamás había sido vencido; estuvo afiliado al Partido Radical Socialista, más tarde a Izquierda Republicana y en enero de 1937 al Sindicato de Profesiones Liberales; movilizado por la edad, prestó servicios de oficinista en la Comandancia de Ingenieros de Cabezón de la Sal”. Es encarcelado en la Prisión de Santander, de la que salió en libertad condicional por orden de 31 de julio de 1940 (BOE, 5 de agosto de 1940, p. 5425). Es uno de los represaliados en Granada –de los casi once mil expedientes- que fueron sancionados por la Comisión Provincial de Responsabilidades Políticas y/o la Comisión Provincial de Incautación de Bienes, derivado de sus responsabilidades políticas, 1936-1945. [….] La sentencia del TRRP de Granada el 28 de febrero de 1942 le condena al pago de 4.000 pesetas al Estado [una de las más altas de la provincia]. Hizo un recurso de alzada en 1942, cuando ya residía en Barcelona, que fue desestimado en Madrid el 10 de abril de 1943 por la Sala de Alzadas del TNRP. En 1948 aún no se había ejecutado el fallo. El 9 de abril de 1952 la CLRP ordena que se le notifique el indulto. En los meses siguientes se certifica que no tenía bienes embargados (Archivo Real Chancillería de Granada, Caja 25999, Pieza 2; Caja 25905, Pieza 5 y Caja 25957, Pieza 17). Extraído de MARTÍNEZ FORONDA, Alfonso y SÁNCHEZ RODRIGO, Pedro: Diccionario de la Represión en Granada 1931-1981 (en elaboración).
SABRÁS GURREA, Joaquín. Natural de Albacete (1900). Vecino de Granada (Granada). Profesor de Matemáticas. Hijo del también catedrático de Matemáticas Teodoro Sabrás y Causapé, el cual se trasladó en 1902 de Albacete a Granada para cubrir una plaza vacante en el Instituto de Granada (actual “IES Padre Suárez), ciudad en la que militó en el Partido Liberal, fue Teniente de Alcalde del Ayuntamiento y Delegado Regio de Primera Enseñanza, colaborando con el Padre Manjón y recibiendo por su labor las Encomiendas de Carlos III y Alfonso XII (dbe.rah.es).  Sus hermanos Julio y Amós también fueron represaliados [este último, primer alcalde republicano y diputado socialista por Huelva, se exilió a la República Dominicana] […] Fue profesor de Matemáticas, Álgebra y Trigonometría en el Instituto “Ángel Ganivet” desde el curso 1933-34, año de su fundación. Publicó, junto con su hermano Amós, manuales de Bachillerato de Álgebra y Geometría y de Matemáticas. Durante la guerra civil, el 7 de septiembre de 1938, el Inspector General del Cuerpo de Seguridad de la República (Grupo Uniformado) lo nombró Capitán de dicho Cuerpo (Gaceta de la República, 10 de septiembre de 1938, nº 253, p. 1177). Al terminar la Guerra Civil fue procesado en Consejo de Guerra, número de Causa 003509 (1940-42), TMT 3 (Cataluña), con la resolución de sobreseimiento (buscar.combatientes.es). El 5 de septiembre de 1936 el jefe de la Comisaría de Investigación y Vigilancia de Granada se dirige al Rector de la Universidad para indicarle el nombre de “los individuos que “deben ser eliminados de las correspondientes nóminas por pertenecer a los partidos del Frente Popular”. Serán cinco: José Domingo Quílez* (Facultad de Ciencias), José Rubia Barcia* (Becario de la Escuela de Estudios Árabes), Miguel Jiménez Castillo* (Instituto Ganivet), Joaquín Sabrás Gurrea* (Catedrático de Matemáticas) y el archivero Melchor Lamana Navascués*. En el BOE de, 8 de noviembre de 1936, p. 119, su nombre aparece en la lista de 34 docentes de los centros educativos del Distrito de Granada, de los cuales 20 pertenecen a centros de Granada, que “quedan suspendidos de empleo y sueldo”, él aparece como “Currea” “cursillista del Instituto “Ganivet”. Posteriormente, ejerció la docencia en Madrid y Logroño. Falleció en Zaragoza en 1965. (todoslosnombres. org) (CABALLER VIVES, Mª Cinta y LLOMBART PALET, José: “Biografía científico-académica del catedrático de Matemáticas calagurritano Teodoro Sabrás y Causapé”, en Actas VIII Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas Universidad de la Rioja, 2004, pp. 271-289) (Archivo Real Chancillería de Granada, Caja 25918, Pieza 18). Extraído de MARTÍNEZ FORONDA, Alfonso y SÁNCHEZ RODRIGO, Pedro: Diccionario de la Represión en Granada 1931-1981 (en elaboración).

2. Último curso en Granada

En la Gaceta de la República aparecía el 8 de enero de 1936 el decreto de disolución de las Cortes y la convocatoria de unas nuevas elecciones generales para el 16 de febrero. La semana siguiente, el 15 de enero, se firma el acuerdo entre los republicanos de izquierda y las organizaciones obreras para la formación de la Coalición del Frente Popular. A partir de ese momento la actividad de Aniceto León Garre es incesante: el nuevo proceso electoral es la ocasión propicia para desarrollar su proyecto político y revitalizar su ideal educativo, con la reapertura del Instituto “Ganivet”, pero para eso es necesario que se produzca la derrota de la derecha.

Garre no había parado: estaba afiliado a la Federación Española de Trabajadores de la Enseñanza afecta a la UGT, con el número 84 de la sección provincial de Granada y el 21 de la madrileña; militaba en el nuevo Partido de Manuel Azaña

En realidad, Garre no había parado: estaba afiliado a la Federación Española de Trabajadores de la Enseñanza afecta a la UGT, con el número 84 de la sección provincial de Granada y el 21 de la madrileña; militaba en el nuevo Partido de Manuel Azaña (el 8 de abril de 1934 se había constituido en Granada el Comité Provincial de Izquierda Republicana); había participado en diversos mítines republicanos (por ejemplo, en Loja y Algarinejo el 22 de diciembre de 1935 con Miguel Rodríguez Molina y José Palanco Romero alentado a la creación de un frente popular de izquierdas) o en alguna conferencia sobre la enseñanza en la República en la misma sede de Izquierda Republicana (El Defensor de Granada, 24, 26, 27 y 29 de diciembre de 1935).

León Garre comenzó su intervención “señalando el caso de que a él le persiguieron por dirigir un instituto de nueva creación, no porque no se diera enseñanza, sino por lo contrario”, y continuó hablando sobre los problemas de la enseñanza y la situación del campesino humilde

Se encontraba en primera línea del republicanismo progresista granadino, entre personalidades como José Palanco Romero, Jesús Yoldi Bureau, Ricardo Corro Moncho, Joaquín García Labella, José Domingo Quiles, Luis Fajardo Fernández, Constantino Ruiz Carnero y Gabriel Bonilla. El 29 de enero de 1936, ya en plena campaña, participó en un mitin en la Casa del Pueblo de Gabia la Grande con Ricardo Corro Moncho, Fernando de los Ríos y el abogado madrileño Antonio Gascón. Hizo la presentación de los oradores el socialista Manuel Gil Sánchez que, “lamentóse de la falta de espacio del local que, aunque de grandes proporciones, era insuficiente para dar cabida a siete u ocho mil personas allí congregadas”. León Garre comenzó su intervención “señalando el caso de que a él le persiguieron por dirigir un instituto de nueva creación, no porque no se diera enseñanza, sino por lo contrario”, y continuó hablando sobre los problemas de la enseñanza y la situación del campesino humilde, que como dijo Joaquín Costa, a diferencia del soldado ”agoniza lentamente sin esperar el precio de su trabajo” (El Defensor de Granada, 30 de enero de 1936, p. 4).

Un prestigio, sin embargo, no dejaba de crecer, tanto que el 5 de junio de 1936 en el Congreso Provincial de Izquierda Republicana fue elegido en el seno de su Comité Provincial como Presidente efectivo

Tras el fraude electoral de las derechas en las elecciones de febrero se constituirá una comisión del Frente Popular, de la que él formará parte en representación de Izquierda Republicana –junto a su compañero de partido y claustro Antonio Guzmán García-, de la que saldrá la idea de celebrar un mitin el 8 de marzo en Los Cármenes al que asistieron más de cien mil personas. Luego, una vez anuladas esas elecciones, su partido le elige para presentarse en la repetición electoral del 3 de mayo de 1936. Obtiene 50.919 votos, pero no salió elegido al no llegar al 40 % de los votos que exigía la ley electoral, se había quedado en el 24%. Su prestigio, sin embargo, no dejaba de crecer, tanto que el 5 de junio de 1936 en el Congreso Provincial de Izquierda Republicana fue elegido en el seno de su Comité Provincial como Presidente efectivo, detrás de José Palanco, que figuraba como Presidente de Honor.

El Defensor de Granada, 30 de enero de 1936, p. 4. “Mitin del Frente Popular”.

Con la victoria electoral del Frente Popular no va a tardar mucho en “recobrar su personalidad” el Instituto “Ganivet”

Con la victoria electoral del Frente Popular no va a tardar mucho en “recobrar su personalidad” el Instituto “Ganivet”. No ha terminado aún el mes de febrero y una Comisión de alumnos así lo expresa a la redacción de El Defensor de Granada puesto que “han pasado las circunstancias que motivaron aquella desacertada medida,” y la Comisión pro Instituto Ganivet, formada por los antiguos alumnos, redobla sus esfuerzos para conseguirlo, visita al Alcalde y al Gobernador Civil, y convoca una asamblea en la sede de la Filarmónica Granadina para el día 29 de febrero de ese año bisiesto (no nos debe extrañar el lugar de la reunión pues esta sociedad contaba en su directiva con conocidos socialistas, y masones, como Antonio Díaz Montijano o Fermín Roldán García). No tendrán que esperar mucho.

 “Anoche recibimos el siguiente telegrama de Madrid: Ha sido restablecido el Instituto Ganivet. La correspondiente orden ha sido firmada hoy. Se nombra delegado del Ministerio a don Aniceto León Garre”

Ese mismo 29 aparece en el diario el siguiente suelto: “Anoche recibimos el siguiente telegrama de Madrid: Ha sido restablecido el Instituto Ganivet. La correspondiente orden ha sido firmada hoy. Se nombra delegado del Ministerio a don Aniceto León Garre”. La asamblea a la que asisten más de 200 personas cambia su finalidad, ya no se trata de exigir al Gobierno el restablecimiento del centro sino de “marcar la trayectoria que seguirán en el futuro” y aprovecha para enviar un telegrama al ministro de Instrucción Pública, Marcelino Domingo, para expresar su gratitud por este “acto de justicia” y celebrar la nueva designación de su creador, León Garre. Destacan en sus intervenciones “el joven alumno” Jerónimo Garvin, presidente de la Comisión, y “los señores Martín Martín y Molina de Vicente, alumnos sancionados a raíz de la suspensión decretada contra dicho Centro”.

MOLINA DE VICENTE, Juan Antonio. Natural de Granada, de 20 años. Jefe del Departamento de propaganda de la FUE. Escribe un artículo titulado “Universidad Popular” en el que defiende la labor de la FUE, ahora “más necesaria”, en la “radical transformación” que necesita la Universidad, critica “el escaso número de estudiantes pertenecientes a las capas populares, número que es cero en los procedentes de la clase obrera”, para llenar esa “inmensa laguna” se crearon, dice, las Universidades Populares y las Misiones Campesinas, Universidades por las que trabaja la FUE, preparando a los obreros para el acceso al Bachillerato, y exigiendo a las autoridades académicas un local adecuado (El Defensor de Granada, 25 de febrero de 1936, p. 4). Para pedir la autorización ministerial de la reapertura del Instituto “Ángel Ganivet”, cerrado en marzo de 1935, se reunieron más de 200 antiguos alumnos el día 29 de febrero de 1936, día en el que recibieron la noticia de su restablecimiento. Se pronunciaron frases a favor del nuevo gobierno y de cordialidad con los compañeros del “Padre Suárez”, “en tal sentido se expresaron, con el aplauso de los concurrentes, los señores Martín Martín y Molina de Vicente, alumnos sancionados a raíz de la suspensión decretada contra dicho Centro”. En otro artículo suyo en El Defensor de Granada critica el examen de ingreso en la Universidad y explica la posición de la FUE: está en contra, “es absurdo” planteárselo, por “la actual organización del Bachillerato, con un profesorado en la mayoría de los casos incompetente y una pésima organización de los centros de enseñanza”, al examen se opondrán hasta que no haya una “amplia reforma de la enseñanza en todos sus aspectos, y por lo tanto en lo económico, que facilite el acceso a las aulas universitarias de todo el que esté capacitado para ello”, y finalmente explica las normas que debería tener dicha prueba (examen de cultura general o reválida, prueba sobre las materias del preparatorio y prueba experimental, exigiendo dos idiomas). (El Defensor de Granada, 28 de marzo de 1936, p. 1). Inscrito en registro único de Granada como muerto el 18 de enero de 1938 a consecuencia de “Guerra Civil Española”. (www.granadamemoriahistorica.es). Extraído de MARTÍNEZ FORONDA, Alfonso y SÁNCHEZ RODRIGO, Pedro: Diccionario de la Represión en Granada 1931-1981 (en elaboración).
Articulo de Domingo López Bastos (Presidente de la Asociación Profesional de Estudiantes de Bachillerato hasta 1933 y su representante en el Claustro Universitario) en El Defensor de Granada, 29 de marzo de 1936, p. 1). A la derecha la continuación de la primera columna.

Las clases se reanudaron el lunes 16 de marzo con todos los alumnos que quisieron regresar

Las clases se reanudaron el lunes 16 de marzo con todos los alumnos que quisieron regresar. Pocos días después el alcalde prometía una nueva sede en la Plaza de Santo Domingo, “donde hoy alza su vieja soledad de monasterio el exconvento de aquel nombre” (lo que hoy es el Colegio Santa Cruz la Real), pretendiendo de esta manera reurbanizar aquella zona del barrio del Realejo. Continuando con su interrumpida tradición progresista y republicana, el 31 de marzo se anunciaba que el 1 º de abril se inauguraría la Universidad Popular promovida por la FUE en los locales del Instituto. Casi al final del curso, el 23 de junio, el claustro, de manera unánime, le rinde homenaje a su director haciendo constar en acta “el celo, competencia y entusiasmo puestos en la fundación, organización y dirección” del Instituto. Aniceto León Garre, unos días después, se encamina a Barcelona para disfrutar de unas merecidas vacaciones en el pueblo de su mujer. Poco podía imaginar que el intenso año anterior había de ser su último curso en Granada.

La experiencia educativa republicana, laica, democrática y modernizadora, quedó arrumbada y sepultada bajo un apolillado manto tradicionalista, cantos patrióticos, sotanas y un acentuado sexismo patriarcal

3. Una vida y una obra interrumpidas

Todo parecía bien encaminado en la vida de Aniceto León Garre con grandes expectativas puestas en su futuro político y profesional. Sin embargo, el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 que dio inicio a la guerra civil torció sus esperanzas, y las de tantos, y a punto estuvo de costarle la vida. Del mismo modo, la experiencia educativa republicana, laica, democrática y modernizadora, quedó arrumbada y sepultada bajo un apolillado manto tradicionalista, cantos patrióticos, sotanas y un acentuado sexismo patriarcal.

El acta del 14 de septiembre de 1936 lo deja muy claro: el Director, Manuel Calderón Jiménez que lo era también del “Padre Suárez” y presidirá desde enero de 1937 la Comisión de Depuración del Magisterio de Primaria en Granada

El Instituto “Ganivet” no desapareció esta vez, se aprovechó la existencia de dos centros de bachillerato en la capital para desarrollar la política educativa del nuevo Régimen. El acta del 14 de septiembre de 1936 lo deja muy claro: el Director, Manuel Calderón Jiménez que lo era también del “Padre Suárez” y presidirá desde enero de 1937 la Comisión de Depuración del Magisterio de Primaria en Granada, “en tonos altamente sentidos y patrióticos encomia el movimiento salvador de nuestra querida patria iniciado por nuestro glorioso ejército y secundado por los elementos sanos de la población civil de Granada, guiados todos por la nobilísima idea de librar a nuestra patria del comunismo, para hacerla grande y próspera, continuando de esta suerte su gloriosa historia en el concierto de la humanidad y como salvaguarda de la civilización cristiana”.

El “Ganivet” queda bajo la impronta de la Sección Femenina, encargada de algunas asignaturas (Hogar, Corte y Confección, Economía Doméstica, Educación Física, Formación Política, Convivencia Social) y de las actividades culturales (coros y danzas)

El 29 de septiembre del mismo año una nueva acta nos informa de la visita del Director al Arzobispo para hacerle entrega “de una comunicación en la que se le rogaba designase un sacerdote para que se encargase de dicha disciplina”. Y de remate, la segregación. Cuando el Centro se traslada a la calle Buensuceso, a un viejo caserón hoy derribado, ya está dedicado “exclusivamente a señoritas”, como informa en titulares el diario Ideal el 21 de noviembre de 1936 en su página 3 con motivo de la inauguración de la nueva sede (que, por cierto, lo será también de la Comisión Depuradora de Magisterio). Esta separación de sexos se hizo oficial después del fin de la guerra en la orden ministerial del 5 de agosto de 1939 (BOE, 10 de agosto de 1939, nº 222, p. 4358), el antiguo “Padre Suárez” se convirtió en instituto masculino y el “Ganivet”, en femenino. La segregación alcanzó a todo el proyecto educativo. El “Ganivet” queda bajo la impronta de la Sección Femenina, encargada de algunas asignaturas (Hogar, Corte y Confección, Economía Doméstica, Educación Física, Formación Política, Convivencia Social) y de las actividades culturales (coros y danzas), encaminadas a inculcar en las chicas una formación religiosa y falangista y prepararlas para el cuidado del hogar. Incluso los idiomas a estudiar se ven afectados, el alemán, considerado en el imaginario franquista como más marcial y viril, lengua del país dominante entonces en Europa, para el instituto masculino; el italiano, propio de una potencia de segundo orden, más delicado y musical, para el femenino. Eso sí la dirección se reservaba para los hombres: durante los 40 años de franquismo sólo una mujer fue su directora, la profesora de Latín Ángeles Vaquerizo entre 1956 y 1964.

El “Ganivet” durante el franquismo. (material procedente de la Exposición “La memoria recuperada. 75 años de enseñanza y mujeres en el Instituto Ángel Ganivet”).

Mientras, antiguos profesores del Claustro eran represaliados (véase el recuadro de más arriba) y el resto, controlados, vigilados y evaluados por Comisiones de depuración. ¿Y el antiguo director, qué fue de él?

La guerra civil fue un verdadero calvario para Aniceto León Garre. En octubre de 1936, su padre, su padrino, su tío y su primo fueron asesinados por un pelotón revolucionario de la CNT. Aniceto tuvo que esconder a personas de derechas de su familia, entre ellas un hermano, desertor del ejército republicano

La guerra civil fue un verdadero calvario para Aniceto León Garre. En octubre de 1936, su padre, su padrino, su tío y su primo fueron asesinados por un pelotón revolucionario de la CNT. Aniceto tuvo que esconder a personas de derechas de su familia, entre ellas un hermano, desertor del ejército republicano. En Manresa ejerce su profesión en el instituto de la localidad, en el que ocupa cargos directivos con desempeño polémico por no impulsar la utilización del catalán en las clases, oponerse a convertir el instituto en hospital de sangre o a su traslado al santuario de la Cova de Sant Ignasi.

Defensor de la causa republicana, se dedicó a la propagación de sus ideales a través de radio y prensa y en conferencias. Hay que reseñar también su labor como secretario de la Junta de Defensa Pasiva Civil de la ciudad, trabajando en la prevención de los efectos que los bombardeos aéreos podían ocasionar. En la Causa General se le describe así, mezclando datos comprobables con juicios de valor cuando menos discutibles, sobre su actuación manresana: “Desempeñó el cargo de Comisario Director y durante su actuación, expulsó del mencionado Centro de Enseñanza a los hijos de personas afectas al GMN y no se conformó con esto sino que remitió relación de ellos a la policía roja por si quería actuar contra sus padres.

Fue gran propagandista de las ideas marxistas y Jefe local de la defensa pasiva de esta ciudad

Fue gran propagandista de las ideas marxistas y Jefe local de la defensa pasiva de esta ciudad. Su conducta fue nada elogiable” (Causa General, Autoridades Republicanas de Barcelona, 1671, Exp. 3, p.405). Más adelante, en junio de 1938, fue nombrado inspector de aprovisionamiento de la Subsecretaría de Armamento. En febrero de 1939 se exilia a Francia, después de pasar un difícil tránsito en la frontera, como recuerda José Rubia Barcia, que coincidió con él en el dramático periplo (antiguo camarada en IR y colega suyo en el “Ganivet”, donde había dado clase de Latín en 1936, profesor en la Universidad y arabista discípulo de Emilio García Gómez, el coruñés Rubia Barcia merece un artículo por sí mismo por su intensa y aventurera vida).

En octubre de ese año León Garre podrá marchar con su familia a la República Dominicana en donde ocupará diversos cargos en la Secretaría de Estado de Educación y Bellas Artes y en la de Agricultura hasta 1947, que regresa a España

Ambos estuvieron confinados en el campo de concentración de Cerdans en los Pirineos Orientales. Reside en la localidad occitana de Montagnac en los meses siguientes. Desde allí pide, el 18 de abril, al Cónsul General de México en Francia, asilo para él, su mujer e hija, y trabajo, presenta su currículum profesional y político y se define como “un constante propagandista cultural y político”, “exiliado politico” y “trabajador intelectual hasta que ha caído la República y, con ello, la Patria se ha hundido en la abyección y el despotismo más cruel y sanguinario” (memoricamexico.gob.mx).  En octubre de ese año León Garre podrá marchar con su familia a la República Dominicana en donde ocupará diversos cargos en la Secretaría de Estado de Educación y Bellas Artes y en la de Agricultura hasta 1947, que regresa a España.

Orden de destitución de Aniceto León Garre como director del I. “Ganivet” (BOE de 2-11-36).
Portada del expediente de Responsabilidades Políticas (Archivo Real Chancillería de Granada: Caja 25918, Pieza 20) 

En esos años las autoridades franquistas no se olvidaron de él. Como era de esperar, fue depuesto de su cargo de director el 29 de octubre de 1936

En esos años las autoridades franquistas no se olvidaron de él. Como era de esperar, fue depuesto de su cargo de director el 29 de octubre de 1936. En el BOE, 8 de noviembre de 1936, p. 119, donde se escribe: “Quedan suspendidos de empleo y sueldo el personal de los centros docentes de este Distrito Universitario, incluido en la relación siguiente…(34 nombres de los cuales 20 pertenecen a centros de Granada), él se encuentra en la lista como “catedrático del Instituto “Padre Suárez” [sic]”. Aparece también entre los 25 profesores, cuatro de ellos mujeres, de centros de Segunda Enseñanza depurados entre 1937 y 1943, en su caso, la resolución se había iniciado el 12 de junio de 1937. El 28 de agosto de 1936 se le inicia el Expediente de Intervención de Bienes, nº 1 de 1936, por ser elemento destacado del FP, se acuerda la incautación de sus bienes y se le interviene la cuenta que posee en el Banco Hispanoamericano.

“No conozco al individuo por quien se pregunta, pero de vox populi es la actuación perniciosa de su persona y las relaciones tan íntimas con el Frente Popular”

El 16 de diciembre un par de testigos acreditan su militancia en el FP, del que era un “gran propagandista” y que en un mitin “defendió todos los extremismos, excitando a las masas a que se produjeran violentamente, cosa que hacía con frecuencia”; el 18 de enero de 1937 se expresa de idéntica manera el gestor municipal que hacía las veces de alcalde. El 19 y 20 de marzo de 1937 dos tenientes de alcalde escriben: “No conozco al individuo por quien se pregunta, pero de vox populi es la actuación perniciosa de su persona y las relaciones tan íntimas con el Frente Popular” (el primero); “fue Director del Instituto Ganivet y desde este puesto oficial y sobre los estudiantes de él actuó como extremista del Frente Popular” (el que quedaba). Sus bienes en efecto estaban intervenidos y eso lo aprovechan un par de acreedores para solicitar a la Comisión Provincial Administradora de Bienes Incautados por el Estado y a la Central en Burgos que se les abone el dinero que se les debe ya que sus “bienes se encuentran intervenidos o confiscados y hoy en ocupación preventiva” (uno reclama la cantidad de 12.200 pesetas, incluidos los intereses de demora, sobre su patrimonio, dinero que le adeudaba por un préstamo concedido en 1932 para la compra de su casa en el barrio Fígares, en la calle Aben Humeya, 12; el otro 242,95 pesetas por prendas compradas en su establecimiento de telas y que quedaron sin pagar).

En los informes destinados al Juez Instructor del Juzgado Provincial de Responsabilidades Políticas se da una información sesgada, tergiversada y en ocasiones incorrecta sobre su persona

El proceso de Responsabilidades Políticas se incoa el 12 de marzo de 1938, según se escribe en la portadilla del expediente. En los informes destinados al Juez Instructor del Juzgado Provincial de Responsabilidades Políticas se da una información sesgada, tergiversada y en ocasiones incorrecta sobre su persona: así en los de la Guardia Civil, 12 de noviembre de 1941 y 29 de febrero de 1942, se dice que es “socialista”, “alentador de las masas para cometer asesinatos” y “desafecto y peligrosísimo para nuestra patria”; en otro de FET de las JONS que fue “nombrado Rector de la Universidad de Granada, desempeñando el cargo en Baza”; su vida privada, conceptuada como “regular”, incluye algunas afirmaciones difamatorias, como era habitual; en lo referente a su religiosidad se le define como “indiferente” y  de su vida pública y profesional que “está bien conceptuado en los dos sentidos”, aunque, en su actuación antes del Movimiento, se le acuse de intentar “llevarse a algunos profesores del Instituto del que era Director a afiliarse a IR”. No hay acuerdo sobre su situación económica: unos dicen que es ”bastante desahogada, siéndole intervenido el capital que tenía en el Banco Hispanoamericano, así como sus muebles” (FET de las JONS), otros que carece de bienes (autoridades municipales de Granada y de su pueblo natal, así como la Guardia Civil). Por lo general, se desconoce su paradero exacto. El 24 de febrero de 1942 se da por terminada la instrucción, que le declara insolvente, con sus bienes intervenidos e incurso en los apartados B, C, E, F y N del artículo 4 de la ley de Responsabilidades Políticas (desempeñar cargos, estar afiliado, haberse significado y ser candidato del FP, huir al extranjero) remitiendo el expediente al TRRP. No sabemos si hubo sentencia del TRRP. Habrá que esperar al 1 de junio de 1946 para que la Comisión Liquidadora de Responsabilidades Políticas, desde Madrid, comunique al Juez de Instrucción de Granada el Auto de Sobreseimiento provisional dictado el 17 de julio de 1945 y por tanto se dejen sin efecto las medidas precautorias y se devuelvan los bienes intervenidos.

Carta de A. León Garre desde Francia pidiendo asilo político en México (abril de 1939) (memoricamexico.gob.es)

El 15 de abril de 1952 se dejó sin efecto la orden ministerial que había motivado su separación del cuerpo de catedráticos y se reintegró al servicio, pero con sanción

En 1947 Aniceto León Garre regresa a España y solicita pasar el proceso de depuración. Vive en Manresa, y en 1951 se traslada a Barcelona. Hasta que no se produjo su rehabilitación, trabaja en las editoriales Seix Barral y Salvat. Posiblemente gracias a la antigua relación que tenía con el ministro de Educación Nacional, José Ibáñez Martín, el 15 de abril de 1952 se dejó sin efecto la orden ministerial que había motivado su separación del cuerpo de catedráticos y se reintegró al servicio, pero con sanción: “trasladado fuera de la Región de Andalucía e inhabilitación para cargos directivos y de confianza; y prohibición de solicitar vacantes durante cinco años”. Le dejaron elegir destino entre 5 institutos. Trabajó en el de Tarragona, en el “Ausias March” y el “Jaume Balmes” de Barcelona, donde ejerció de Jefe de Estudios y de Director desde julio de 1970, para finalmente jubilarse en 1971. Desarrolló una importante labor investigadora centrada en su especialidad, publicó diversos Iibros, destacando su Manual de Agricultura en cinco tomos publicado por la editorial Salvat (1951-72). Falleció en Barcelona el 22 de noviembre de 1980. No tenemos información sobre si regresó a Granada en alguna ocasión.

En la actualidad, la Asociación de Madres y Padres del IES “Ángel Ganivet” lleva su nombre, tiene una calle dedicada en su pueblo natal, Torre-Pacheco, y, con artículos como éste, pretendemos no dejar en el olvido la vida y la obra de un maestro excepcional.

Bibliografía:

  • ACTAS del Instituto de Educación Secundaria “Ángel Ganivet”
  • ARCHIVO REAL CHANCILLERÍA DE GRANADA: Caja 25804, Pieza 8; Caja 25920, Pieza 52 y Caja 25920, Pieza 46 (estos tres son las instancias a la Comisión de incautación de Bienes por acreedores); Caja 25926, Pieza 18; Caja 25918, Pieza 20 (expediente de Responsabilidades Políticas de Aniceto León Garre);
  • ARELLANO DÍAZ, José Miguel; JÉREZ HERNÁNDEZ, Ana; PRIETO GRANDAL, Rosa Mª y SÁNCHEZ RODRIGO, Pedro (coods.): “La memoria recuperada. 75 años de enseñanza y mujeres en el Instituto “Ángel Ganivet””. Exposición y materiales realizada en el IES “Ángel Ganivet”, Granada, junio 2012. (De aquí proceden algunas ilustraciones de este trabajo)
  • BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO: 8 de noviembre de 1936, p. 119; 23 de noviembre de 1936; 10 de agosto de 1939, nº 222, p. 4358
  • “EL DEFENSOR DE GRANADA”: 12, 13 14 de marzo de 1935; 24, 26, 27 y 29 de diciembre de 1935; 30 de enero de 1936; 27,28,29 de febrero de 1936; 1,3,16,26,29 y 31 de marzo de 1936
  • GÓMEZ OLIVER, Miguel: José Palanco Romero. La pasión por la Res Pública. Universidad de Granada, Granada, 2007.
  • IDEAL, 21 de noviembre de 1936, página 3
  • LÓPEZ CASIMIRO, Francisco: “Aniceto León Garre, primer director del Instituto Ganivet”, en Diario Ideal, 30 de noviembre de 2015, p. 11.
  • LÓPEZ CASIMIRO, Francisco: “Proceloso establecimiento del Instituto “Ganivet”: Hace 90 años abría sus puertas”, en Ideal en clase, 7 de enero, 2024.
  • LÓPEZ MARTÍNEZ, Mario Nicolás y GIL BRACERO, Rafael: Caciques contra socialistas: poder y conflictos en los ayuntamientos de la República, Granada 1931-1936. Diputación Provincial, Granada, 1997.
  • MARTÍNEZ FORONDA, Alfonso y SÁNCHEZ RODRIGO, Pedro: Diccionario de la Represión en Granada 1931-1981 (en elaboración)
  • MORALES ESCOBAR, DanielUn Maestro en la República. Depuración y Juicio en Granada (1936-1973). Editorial Almizate, Alcalá la Real (Jaén), 2018.
  • MORALES ESCOBAR, Daniel: El “Ángel Ganivet, un Instituto en Buensuceso”, en Ideal en clase, 21 de noviembre, 2020.
  • NEGRÍN FAJARDO, Olegario: “La depuración del profesorado de los institutos de segunda enseñanza. Relación de los expedientes resueltos por el Ministerio de Educación Nacional (1937-1943)”. En Historia de la Educación, nº 24, 2005, pp. 503-541. Universidad de Salamanca.
  • cervantesvirtual.com: José Rubia Barcia: recuerdos de 1935-1939, entrevista de José Manuel González Herrán en Ferrol Análisis.
  • “Los maestros de la República en Manresa. Trayectorias, pedagogías y depuraciones”: http://www1.memoria.cat/mestres/es/content/le%C3%B3n-garre-aniceto-0

Pedro Sánchez Rodrigo (Burgos, 1960). Es licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Granada, donde cursó la especialidad de Historia Contemporánea. Ha ejercido como profesor de Secundaria de Geografía e Historia desde 1984. Desde hace  años colabora con la Fundación de Estudios Sindicales- Archivo Histórico de CC.OO.-A.. Ha participado en la obra colectiva “La cara al viento. Estudiantes por las libertades democráticas en la Universidad de Granada (1965-81)”, publicada por la Editorial El Páramo en el año 2012, y, junto con Alfonso Martínez Foronda, es autor de “La cara al viento.  Memoria gráfica del movimiento estudiantil de Granada durante la dictadura y la transición”, obra publicada por la Universidad de Granada, también en 2012. Ha colaborado en el volumen La Resistencia andaluza ante el tribunal de orden público en Andalucía. 1963-76, editado en 2014 por la FES/Archivo Histórico de CC.OO.-A y la Junta de Andalucía, y en otros trabajos colectivos, como De la rebelión al abrazo. La cultura y la memoria histórica entre 1960 y 1978 (Diputación de Granada, 2016) y La Universidad de Granada, cinco siglos de historia. Tiempos, espacios y saberes, coordinado por Cándida Martínez López (III Volúmenes, EUG, Granada, 2023) con el artículo “Antifranquismo en las aulas. El movimiento estudiantil”. También con Alfonso Martínez Foronda ha publicado el libro “Mujeres en Granada por las libertades democráticas. Resistencia y represión (1960-1981)”, publicado en 2016 por la Fundación de Estudios y Cooperación de CC.OO. Actualmente está jubilado y colabora en la elaboración del Diccionario de la Represión en Granada 1931-1981.

Alfonso Martínez Foronda (Jaén, 1958). Es Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Granada. Desde 1984 es profesor de Enseñanza Secundaria. Actualmente es profesor del IES Albayzín. Ha sido secretario general de CCOO de Jaén desde 1993-2000 y desde 2004 es miembro de la Comisión Ejecutiva de CCOO-A, desde donde ha presidido hasta 2103 las Fundaciones de Estudios Sindicales-Archivo Histórico y la de Paz y Solidaridad.

Como investigador, ha publicado numerosos artículos de opinión sobre aspectos docentes y sociales. Colaborador habitual del Diario Jaén desde 1994-2000 publicó La firma del viento (2007), una antología de artículos de opinión. Como investigador del movimiento obrero andaluz ha publicado La conquista de la libertad. Historia de las Comisiones Obreras de Andalucía (1962-1977), en 2005; De la clandestinidad a la legalidad (Breve historia de las Comisiones Obreras de Granada), en 2007; sobre las Comisiones Obreras de Jaén desde su origen a la legalización del sindicato (2004); la unidad didáctica El sindicalismo durante el franquismo y la transición en Andalucía; diversas biografías de dirigentes sindicales andaluces como Ramón Sánchez Silva. Al hilo de la historia (2007); Antonio Herrera. Un hombre vital, en 2009; Andrés Jiménez Pérez. El valor de la coherencia, en 2010, entre otros. En 2011 su investigación La dictadura en la dictadura. Detenidos, deportados y torturados en Andalucía durante el Estado de Excepción de 1969, (2011), fue premiada por la Junta de Andalucía como la mejor investigación social de ese año. Posteriormente, ha publicado La “prima Rosario” y Cayetano Ramírez. Luchadores por la libertad en una provincia idílica (2011); sobre el movimiento estudiantil en la UGR, con otros autores, “La cara al viento. Estudiantes por las libertades democráticas en la Universidad de Granada (1965-81); sobre la historia del movimiento obrero granadino, con su investigación La lucha del movimiento obrero en Granada. Paco Portillo y Pepe Cid: dos líderes, dos puentes“, 2012; sobre el Tribunal de Orden Público, La resistencia andaluza ante el Tribunal de Orden Público en Andalucía (1963-1976)Diccionario de la represión sobre las mujeres en Granada (1936-1960) o La resistencia malagueña durante la dictadura franquista (1955-1975). Actualmente, junto a Pedro Sánchez Rodrigo, está confeccionando un diccionario sobre la represión en Granada desde la II República al golpe de estado de 1981.

Otros artículos y reportajes de Alfonso Martínez Foronda:

Nueva serie: Luchadores por la libertad en Granada, junto a Pedro Sánchez Rodrigo:

El homenaje de Alfonso Martínez Foronda y Pedro Sánchez Rodrigo:

______________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

Sobre la historia del PCE, en el año de su centenario: